Cuba es el país con menos libertad de prensa en Latinoamérica, según informe

“El régimen cubano mantiene un monopolio casi absoluto de la información e intenta obstaculizar por todos los medios el trabajo de la prensa independiente”, recoge el informe de la ONG Reporteros sin Fronteras.

La reportera de CiberCuba Iliana Hernández Foto © Iliana Hernández / Facebook

Cuba vuelve a ostentar un puesto al final de la lista en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 -elaborada por la ONG Reporteros sin Fronteras (RSF)- y mantiene el récord de ser el peor catalogado en este ámbito en Latinoamérica.

“Cuba sigue siendo, año tras año, el país peor calificado de Latinoamérica en materia de libertad de prensa”, comienza señalando el apartado del informe de la ONG dedicado a Cuba, un país que ocupa el puesto 171 de un total de 180 países analizados.

Después de 59 años de represión castrista -analiza el informe-, la designación de Miguel Díaz-Canel como gobernante, en 2018, no ha cambiado la situación. Al contrario, los periodistas independientes cubanos trabajan en un entorno cada vez más dañino y tóxico, tal y como detecta la ONG en la isla, pero también en la región.

“El régimen cubano mantiene un monopolio casi absoluto de la información e intenta obstaculizar por todos los medios el trabajo de la prensa independiente: detenciones arbitrarias, amenazas de encarcelamiento, persecución, acoso, registros domiciliarios ilegales, confiscación y destrucción de material periodístico” forman parte, según RSF, de las prácticas de un régimen que persigue la libertad de expresión y de prensa.

La situación de la prensa independiente en Cuba ha sido denunciada por varias organizaciones y los propios periodistas que trabajan en estos medios, los cuales son víctimas habituales de estas prácticas, a las que habría que añadir el agravante del discurso de odio que dirigen hacia ellos los medios oficialistas, vertido mediante descalificaciones, mentiras, manipulaciones y amenazas que atentan contra sus derechos y su integridad física.

“Todo esto forma parte del día a día de los periodistas que no siguen la línea oficial del castrismo. A los blogueros y periodistas independientes se les mantiene bajo vigilancia de agentes que intentan restringir su libertad de movimientos y que no dudan en interrogarlos y borrar la información que tienen en su poder”, añade el informe.

Por su parte, las restricciones a la libertad de prensa en cuba afectan también a la prensa extranjera acreditada. “Las autoridades también controlan el trabajo de los periodistas extranjeros: otorgan acreditaciones de prensa de forma selectiva y expulsan a los reporteros que consideran “demasiado negativos” frente al régimen”, asegura RSF.

Ante este panorama, la ONG solo detecta una señal alentadora en el creciente número de internautas y usuarios de redes sociales. “La mejora progresiva de la cobertura de internet en la isla es uno de los pocos motivos de esperanza para el futuro de la libertad de prensa en Cuba”, concluyen.

En un entorno regional también deteriorado por el impacto de la pandemia en los modos de producir y consumir información periodística, la Clasificación 2021 de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) 2021 revela un detrimento de libertad en el entorno laboral de los periodistas, que ya era hostil y complicado antes de la crisis del coronavirus.

Al igual que en la Nicaragua de Daniel Ortega (puesto 121) o la Venezuela de Nicolás Maduro (puesto 148), Cuba aprovechó “la onda expansiva provocada por la crisis para fortalecer su arsenal de censura y complicar aún más la labor informativa de la prensa independiente”.

Cuba, que no reconoce legalmente la existencia de prensa independiente (ya que la Constitución prohíbe los medios privados), encuentra solo en internet un resquicio donde poder ejercer libremente el periodismo.  

Por detrás de Arabia Saudita (170), Cuba comparte los diez últimos puestos con países como Laos, Siria, Irán, Vietnam, Yibuti, China, Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.

Asimismo, en su galería de "predadores de la libertad de prensa", la organización incluye a un Raúl Castro cuya técnica de ataque es un "totalitarismo de tipo soviético" y cuyo brazo armado es la Seguridad del Estado, un terrible arsenal que deja ahora como legado en manos de la continuidad de Díaz-Canel.

"Predadores de la libertad de prensa" / RSF 2016

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba