Opositor cubano podría ir a prisión por no mostrar su negocio particular a inspectores del gobierno

La fiscalía de Santiago de Cuba le pide cuatro años de prisión por supuesto delito de “atentado, desacato y desobediencia”.

Eldris González Pozo en huelga de hambre. Foto © Facebook / Eldris González Pozo

El activista Eldris González Pozo, integrante de la Alianza Democrática Oriental (ADO), podría enfrentar una condena de cuatro años de prisión, luego de negarse a mostrar su negocio privado a inspectores del gobierno en agosto de 2020.

La Fiscalía de Santiago de Cuba pide una sanción de privación de libertad contra el cuentapropista dedicado a la venta de útiles del hogar, citando presuntos delitos de “atentado, desacato y desobediencia”.

González aseguró, en declaraciones al medio independiente CubaNet, que el proceso judicial en su contra está “totalmente amañado”. La vista oral del juicio tuvo lugar el pasado 12 de abril en la sala 4ta del Tribunal Municipal de Santiago de Cuba.

“La Fiscal hacia énfasis en que los testigos dijeran que yo me pronunciaba en contra del proceso revolucionario, los jefes de sector de la PNR alegaron que yo había amenazado varias veces con llenar la ciudad de Santiago de Cuba con carteles en contra del gobierno, y que era un contrarrevolucionario”, declaró el opositor.

“A la abogada la cuestionaron porque dijo que el proceso estaba encaminado a ser político, no común. La misma recomendó que se celebrara la vista oral en la Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado. De los siete testigos que tenía previsto presentar la defensa solo le dejaron declarar a tres”, explicó.

En agosto de 2020, una supuesta inspectora fue al quiosco del cuentapropista y comenzó a tirar fotos de su negocio. Reaccionando a tal acción, él le cerró las puertas. Luego fue visitado por los dos jefes de sector de su zona y él se negó a atenderlos y entregar sus documentos de identificación, por lo cual fue denunciado.

“El día 20 de agosto del 2020 una ciudadana se presenta en mi negocio y, sin identificarse, empieza a tirar fotos con un teléfono. Yo salgo, le pido permiso y bajo la compuerta del negocio, a los cinco minutos aparecen los dos jefes de sector en mi casa, el capitán Félix y el capitán Miguelito, diciéndome que les diera mis documentos y yo les dije que no tenía que hablar nada con ellos y entré a mi casa”, relató a Radio Televisión Martí.

La Seguridad del Estado lo detuvo en enero del presente año, cuando lo estaban responsabilizando por el lanzamiento de unas piedras contra las vidrieras de la tienda de moneda libremente convertible (MLC) ubicada en la calle 4ta y Garzón.

El pasado 16 de marzo, un alguacil del tribunal municipal se presentó en la casa de González Pozo y le entregó una petición fiscal, señalando que el activista había empujado a la inspectora que lo visitó, además de ofender a los dos jefes de sector de su zona. Asimismo, le impusieron el pago de una fianza de 1 000 pesos cubanos (CUP), sin haberle sido notificado con anterioridad que existía algún proceso judicial en su contra.

A raíz de los acontecimientos, el activista inició una huelga de hambre que se extendió por 12 días, reclamando que le fueran retirados los cargos. “Mi hijo es inocente. Este gobierno está cometiendo un crimen con llevarlo a prisión injustamente. Si va preso mi hijo, yo entraré en el grupo de las Damas de Blanco”, dijo Nidia Pozo Torreblanca, madre del opositor.

Desde hace varios años, el activista ha experimentado las reacciones del gobierno cubano contra quienes disienten de sus políticas. En 2007, fue expulsado de la Universidad de Oriente junto a una decena de jóvenes estudiantes, mientras cursaba el quinto año de Licenciatura en Derecho. La separación del centro de altos estudios se debió a su participación en una serie de protestas en favor de mejoras en las condiciones del plantel estudiantil.

“Yo me declaré en huelga de hambre porque, como soy opositor, todo lo que ocurre en mi zona me lo achacan a mí: A mi hija de 15 años, Evelyn González, le negaron la carrera. Hace unos días pusieron, frente a mi vivienda, unos carteles con la frase ‘Patria y Vida’ y ya me están investigando a mí”, refirió con anterioridad.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba