Buscan los restos de Pablo de la Torriente Brau en una fosa de Barcelona

Los familiares del difunto reclaman la repatriación del cadáver, enterrado en una fosa común durante el franquismo.

Momento de la excavación de restos en MontJuic Foto © Facebook/ Consulado de Cuba en Barcelona

Un acuerdo entre la Generalitat, el Consulado cubano en Barcelona y el Ayuntamiento de esa ciudad ha propiciado que este miércoles inicien las excavaciones en el cementerio barcelonés de Montjuïc, con la misión de encontrar los restos del poeta y periodista Pablo de la Torriente Brau.

Los profesionales han optado por cavar en el suelo junto a unos nichos de la llamada Via Sant Oleguer del cementerio barcelonés después de que a algunos trabajadores de Cementerios de Barcelona les llegaran informaciones de que el cadáver del poeta podría estar allí.

A la apertura de la fosa acudieron la consejera Justicia, Ester Capella; el concejal de Derechos de la ciudadanía, Marc Serra, y el cónsul de Cuba, Alain González, quien destacó la “vida revolucionaria” que llevó a cabo De la Torriente Brau hasta su muerte en Madrid.

El periodista y poeta nació realmente en Puerto Rico en 1901 pero pasó casi toda su vida en Cuba. Arrestado en 1930 después de varias manifestaciones contra el presidente cubano Gerardo Machado, acabó exiliado. Cuando comenzó la Guerra Civil viajó hasta España para ejercer como corresponsal de guerra y formó parte del bando republicano como voluntario internacional. Murió en combate en Majadahonda (Madrid).

Años después, en 1940, se publicó su libro Aventuras de un soldado desconocido cubano, obra inconclusa escrita durante su segundo exilio de Nueva York.

Fue enterrado primero en el cementerio de Chamartín de la Rosa pero sus familiares querían trasladar el cuerpo a Cuba, donde ya era conocido como "El héroe de Majadahonda". La única opción que tuvieron fue la de embalsamar el cuerpo y trasladarlo a Barcelona con la intención de repatriar el cadáver en un barco. La guerra complicó el operativo y el poeta fue enterrado provisionalmente, el 13 de junio de 1937, en el nicho 3.772 de la vía de Sant Oleguer. Después de que Franco ganara la guerra, la operación de traslado del cadáver se complicó aún más. En 1939, se acabó el tiempo de ubicación temporal de los restos y se exhumó el nicho y los restos fueron trasladados a una fosa común. Aun así, los familiares del difunto siempre han reclamado poder repatriar el cadáver.

Nadie sabe hoy a ciencia cierta dónde se encuentra esa fosa. Los arqueólogos han delimitado este miércoles un triángulo de entre tres y cinco metros cerca del nicho, donde han comenzado la búsqueda. La consejera Capella advirtió: “Creemos que en esta fosa hay enterradas otras 11 personas”.

En 2018 el Consulado de Cuba, el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat firmaron un convenio para llevar a cabo los trabajos de recuperación y repatriación del poeta. De hecho, ya hay disponibles restos de ADN de De la Torriente para cotejar con los restos de los cadáveres que se encuentren en la fosa. Hasta ahora nunca se había excavado una fosa en el cementerio de Montjuïc.

Esta excavación es la 35ª actuación del plan de fosas con el que ya se han recuperado 393 restos mortales. Doce personas han sido identificadas gracias a perfiles de ADN.

Por su parte, Marc Serra destacó: “Hoy se inicia un acto de reparación de la memoria. La exhumación es una cuestión de justicia en un país que todavía tiene muchas víctimas en la cuneta”.

El programa de identificación genética de los cadáveres localizados en fosas sigue abierto. Actualmente dispone de 2.500 muestras de donantes vivos y 300 de perfiles genéticos de restos de fosas. En el censo constan ya 6.000 casos registrados pero se calcula que en Cataluña hay unas 20.000 personas enterradas en fosas de la Guerra civil.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba