Cuba oculta producción de azúcar

En la zafra azucarera, iniciada a finales de noviembre último, participan 38 centrales, de los cuales 12 se incorporaron de forma tardía, siete por humedad en los campos y cinco por la llegada atrasada de recursos vitales para la arrancada; datos que permiten concluir que 18 centrales azucareros no molieron en esta cosecha, del total de 56 declarados activos oficialmente.

Cosecha de caña en Cuba (imagen referencial) Foto © Juvenal Balán / Granma

Cuba producirá entre 780.000 y 816.000 toneladas de azúcar en la actual zafra que -ni en el mejor de los supuestos- cubrirán la demanda interna y el compromiso de exportación a China, según datos contradictorios del gobierno, que culpó al embargo norteamericano de los malos resultados, según cálculos de José Carlos Santos Ferrer, vicepresidente primero de Azcuba.

Por causa del embargo norteamericano, las plantaciones cañeras han recibido solo el 40 % del fertilizante, el 30 % de los herbicidas y el 50 % del combustible necesario, que "impactarán en más de un 35 % en la producción final", pronosticó Santos Ferrer al periódico oficialista Granma.

Una búsqueda en fuentes oficiales, arroja que la producción de azúcar prevista para la actual zafra era de 1.200.000 toneladas, y el cálculo de Santos Ferrer, arroja un menos 35%, la cifra final estará en torno a 780.000.000, aunque "no se renuncia ni a un gramo de azúcar, a pesar de las dificultades", tituló el periódico oficial.

Pero ese dato contradice la cifra de azúcar producida hasta el mes pasado, al asegurar Granma -en el mismo texto referido a Azcuba- que "hasta el 30 de abril, se había molido el 71 % de la caña planificada, mientras que se produjo el 68 % del azúcar previsto", sin más precisiones.

De ser esta la cifra correcta, entonces la producción final sería de 816.000 toneladas de azúcar, que tampoco cubrirían la demanda interna y el acuerdo con China para venderle anualmente 400.000 kilogramos de azúcar refino.

La actual zafra es una de las peores de Cuba, que importará azúcar para cubrir la demanda interna de entre 600.000 y 700.000 toneladas por año, incluidos la venta en las tiendas dolarizadas.

Ante esta situación, las autoridades cubanas han decidido extender la zafra hasta el fin de mayo, ampliando el plazo inicial de 150 días de duración; aunque no será el único incumplimiento porque tampoco se han cumplido los índices de rendimiento industrial planificado, 8,62% frente al 9,53 % previsto, debido a la baja maduración de la materia prima, con un rendimiento potencial inferior al esperado durante los meses de noviembre a febrero, precisó Santos Ferrer.

En la zafra azucarera, iniciada a finales de noviembre, participan 38 centrales, de los cuales 12 se incorporaron de forma tardía, siete por humedad en los campos y cinco por la llegada atrasada de recursos vitales para la arrancada; datos que permiten concluir que 18 centrales azucareros no molieron en esta cosecha, del total de 56 declarados activos oficialmente.

Al no poder reparar centrales con maquinarias y piezas nuevas, Azcuba tuvo que emplear laminados, tuberías, válvulas y otros insumos de uso, canibalizando centrales e instalaciones anejas paralizados desde hace varios años, reconoció su vicepresidente primero. 

La baja disponibilidad técnica de los camiones y los remolques, debido a la escasez de neumáticos y piezas, también influyeron negativamente en la zafra, especialmente en noviembre y diciembre, detalló.

Más de 200 cosechadoras (combinadas) cañeras permanecen rotas por falta de liquidez para importar sus piezas de repuesto, indicó Santos Ferrer que lamentó la indisciplina en la cosecha en el horario de la mañana, el mal estado de los caminos y el bajo grado Brix de la caña.

La calidad de la caña de azúcar se mide en dos cualidades: Brix y Pol, cuyos niveles indican los contenidos de sólidos solubles de la primera fase de procesamiento del jugo en el ingenio, y de sacarosa en el guarapo primario, respectivamente; el dato Pol no fue facilitado por el vicepresidente primero de Azcuba.

Cuba no puede usar el dólar norteamericano en las transacciones financieras internacionales, o tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países, circunstancias que implican un riesgo y un costo cambiario permanentes, porque el azúcar es cotizado en dólares estadounidenses, adujo el vicepresidente primero de Azcuba, que lamentó la imposibilidad de vender el azúcar cubano en la Bolsa de Nueva York, otra desventaja que obliga a la búsqueda de compradores alternativos.

Los barcos que tocan puerto cubano, salvo por emergencia o avería grave, no puedan navegar a Estados Unidos, obligando a reposicionar los buques, en otros puertos de carga, generalmente en lastre, aseguró, sin ofrecer mayores precisiones sobre la operativa naviera para el transporte de azúcar.

Santos Ferrer olvidó aludir a la cotización de 481 Libras esterlinas, unos 679 dólares norteamericanos por tonelada de azúcar, en el Mercado de Londres la otra gran bolsa azucarera mundial, que prevé una subida del 14% del precio del azúcar y donde el dólar norteamericano mantiene su tendencia a la baja frente a la moneda local y el Euro, divisas con las que Cuba puede operar siempre que disponga de liquidez.

El ejecutivo de Azcuba informó que, hasta el 30 de abril, la molienda azucarera produjo, además, 400.407 megawatts hora (Mwh), a partir del consumo de biomasa y, vendió a la Unión Eléctrica un excedente de 95.164 Mwh, que representa un ahorro de 8.673,5 toneladas de diésel.

La zafra azucarera también produjo 93.734 toneladas de alimento animal, 330. 943 hectolitros de alcohol, 813 metros cúbicos de tableros de bagazos y 476.332 litros de bioproductos no especificados.

La escasez  de combustible, que comenzó a finales de enero, tercer mes de la zafra, provocaron 18.000 horas de paradas, equivalentes a tener paralizados 33 centrales durante 23 días, calculó Santos Ferrer.

En marzo, medios oficiales cubanos avanzaron el desastre azucarero, avisando que la producción estaría 200 mil toneladas por debajo de lo previsto, reduciendo la cifra a un millón de toneladas métricas de azúcar, pero el pronóstico se ha duplicado, un mes más tarde.

En enero, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reconoció que la escasez de combustible afectaría la zafra azucarera 2019-2020, durante una reunión con representantes del sector.

"Si en algún momento tenemos que parar varios días por combustibles, aprovechar en ese tiempo y dar una buena reparación, un buen mantenimiento a toda la industria. Para entonces, cuando haya combustible, arrancar en condiciones más ventajosas", recomendó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba