Tiradas en el piso y en mal estado, así venden papas a trabajadores de un policlínico en La Habana

En tiempos de escasez como los que vive el pueblo cubano, la calidad de los alimentos es un lujo

Venta de papas a trabajadores de la salud en Guanabacoa Foto © Collage Facebook/Damaris Domínguez

Una cubana denunció este miércoles la venta de papas “podridas” a personal de la salud en el policlínico de Guanabacoa, en La Habana.

“¡La papa podrida para los trabajadores de salud pública!”, escribió Damaris Domínguez en Facebook, y acompañó su denuncia de un breve vídeo y un par de fotos que resumen la desesperación asociada a la escasez y el desabastecimiento de alimentos.

(Foto: Damaris Domínguez)

La escena permite distinguir más una docena de personas aglomeradas alrededor de varios sacos de papas puestos en el suelo. El tubérculo se ve mojado y con no muy buen aspecto, pero igual hay varias personas interesadas en el producto.

(Foto: Damaris Domínguez)

En tiempos de escasez como los que vive el pueblo cubano, muchos consideran que la calidad de los alimentos es un lujo, de ahí que la resignación venga asociada a imágenes de venta de carne carente de la refrigeración necesaria y otras escenas similares.

La publicación generó varios comentarios de indignación: “¡qué vergüenza!”;  “¡qué asco!"; "eso es lo que se merecen...mientras no tengan la dignidad moral de decir basta”; “ahí tienen CONTINUIDAD", y otros parecidos.

“Esos son los logros de la dictadura. Si seguimos callados tendremos 60 años más de pobreza, mientras ellos se dan la buena vida”, sentenció una internauta.

Decir en cualquier barrio cubano que "¡llegó la papa!" es anunciar un acontecimiento muy esperado, marcado no solo por la promesa de un plato de comida en la mesa, sino también por largas colas y estrés asociado.

La papa en Cuba es un alimento básico que hace años no alcanza para cubrir la demanda del pueblo debido a los bajos niveles productivos en el país del preciado tubérculo.

En ocasiones la dirigencia cubana se ha referido a la papa incluso como un “asunto de seguridad nacional”, y en situaciones extremas se le ha empleado como “premio” o “calmante social”.

En junio de 2018, Díaz-Canel generó burlas e indignación -a partes iguales- cuando anunció con bombos y platillos la asignación de 2 libras de papa por persona tras el paso de la tormenta subtropical Alberto.

Aunque ahora fue la papa vendida en un policlínico de Guanabacoa, la crisis que representan esas imágenes es extensiva a todo el país. Hace un par de meses el psiquiatra cubano, Sergio Pérez, publicaba imágenes de una extensa cola para comprar alimentos en el policlínico 13 de Marzo, en Bayamo, provincia Granma.

"Esta es la ineficiencia socialista en la que hay que hacer esa cola para comprar, a un elevado precio, un poco de comida, cumpliendo el principio socialista de ponerte la vida difícil”, denunció el especialista el Facebook junto a imágenes de una aglomeración en un centro hospitalario.

En ese caso, el "premio" era un módulo que constaba de 2 paquetes de salchichas, 1 de pollo, 2 jabones, 3 de detergente, 1 colonia, 1 paquete de almohadillas sanitarias, 1 champú́, 1 crema, 1 pasta dental y una lata de leche condensada a 625 pesos cubanos.

“Lo más triste es todo lo que ha dado el personal de la salud a su pueblo, horas y sacrificios incalculables para cualquiera y la mierda con que le paga el gobierno es esta y otras peores, lo más triste es el conformismo y la resignación a sabiendas de lo mal que andan las cosas”, sentenció un internauta entonces, criterio que se ajusta a la papa vendida en un policlínico de La Habana dos meses después.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba