Polémica por despido de decano cubanoamericano gay de la Universidad de Miami

El Comité Ejecutivo de la Sección de Grupos Minoritarios de la Asociación de Facultades de Derecho Estadounidenses expresó su inconformidad con la decisión, que temen se haya producido por su identidad de hombre gay e hispano

El Decano de la Facultad de Derecho de la UM, Anthony Varona Foto © University of Miami School of Law

El despido del decano de la facultad de derecho de la Universidad de Miami (UM), Anthony Varona, causó conmoción en el ámbito académico que orbita en torno a esta institución de estudios superiores.

Profesores, alumnos y egresados de la UM expresaron su sorpresa e inconformidad con el despido del cubanoamericano Varona, un destacado profesor de la Facultad de Derecho, quien fuera director legal de Human Rights Campaign, la organización de derechos civiles LGBTQ más grande del país.

El despido, anunciado el pasado martes por el presidente de la universidad, Julio Frenk, provocó que unos 60 ex alumnos de la facultad de derecho enviaran una carta a los responsables de la institución, criticando la decisión, según el Nuevo Herald.

“Como ex alumnos líderes y partidarios de la Universidad de Miami y nuestra Facultad de Derecho, estamos sorprendidos y entristecidos por el despido del decano Varona”, dice la carta. “Estamos particularmente preocupados por la falta de proceso y la falta de consulta con las partes interesadas importantes, incluidos los líderes de la facultad y los ex alumnos”.

Dirigida al presidente Frenk, al rector Jeffrey Duerk y a la presidenta de la Junta Directiva, Hilarie Bass, la carta fue firmada por miembros de la Asociación de ex Alumnos de Derecho de la UM, entre los que se cuentan algunos de los abogados más destacados de Miami.

A pesar de que los estatutos de la UM indican que en procesos de este tipo se debe consultar a profesores y miembros de la comunidad universitaria, Frenk tomó la decisión unilateralmente y la justificó de un modo que no ha convencido.

Apelando a “la necesidad de un decano con la visión requerida y la eficacia de ejecución para llevar la escuela a nuevos niveles de excelencia”, el presidente Frenk justificó su decisión, a pesar de que Varona ha demostrado ser un gestor eficiente, incluso en tiempos de coronavirus.

Llegado a la UM en agosto de 2019, Varona (53 años) desplegó su labor docente durante 14 años en la Facultad de Derecho de la American University, en Washington D.C. Según el Nuevo Herald, si los responsables universitarios no se retractan de su decisión, Varona podría perder el decanato que ostenta desde hace menos de dos años.

Sin revelar más detalles sobre su decisión, Frenk aludió a problemas con la recaudación de fondos. Según el citado medio, otros factores podrían haber contribuido al despido de Varona, como un declive en los rankings nacionales y una disminución en la tasa de los estudiantes de UM que aprueban el examen jurídico de Florida para ser abogados.

Contrarios a la percepción de sus administradores, los ex alumnos elogiaron a Varona por su “pasión, entusiasmo y capacidad para conectarse y abogar en nombre de la Facultad de Derecho, sus estudiantes y sus ex alumnos”.

Entre las iniciativas del decano cubanoamericano, destacaron la creación de un fondo de emergencia que recaudó 8 millones de dólares para ayudar a los estudiantes durante la pandemia.

Carlos Martínez, defensor público del Condado Miami-Dade y graduado de la facultad de derecho de la UM en 1990, consideró que la misiva “indica el apoyo generalizado para que el decano siga siendo el decano”, un mensaje que a las autoridades universitarias les costará ignorar.

Además de la Asociación de ex Alumnos de Derecho de la UM, otras responsables y trabajadores de la institución han expresado su apoyo a Varona. Lili Levi, una de las vicedecanas de Varona, graduada de Harvard y profesora durante 34 años en la UM, presentó su renuncia nada más trascender la noticia del despido.

En ese sentido también envió una carta Tod Aronovitz, conocido abogado de Miami y ex alumno de la facultad, criticando la decisión de retirar al primer decano hispano de la facultad de derecho y uno que ha sido un líder en la comunidad gay.

“Tomar esta acción abrupta después de que nuestro diligente decano estuvo al mando de la facultad de leyes de UM durante 18 agitados meses con Covid-19 es increíble. Además, el momento de despedir a un decano respetado que es el primer decano hispano y miembro de la comunidad LGBTQ durante la campaña de recaudación de fondos de la UM es un acto insensible”, escribió Aronovitz en el correo electrónico, que compartió con el Herald.

Asimismo, el Comité Ejecutivo de la Sección de Grupos Minoritarios de la Asociación de Facultades de Derecho Estadounidenses expresó su inconformidad con la decisión. Por tal motivo, pidieron que se realizara una “investigación independiente y creíble sobre las razones reales del despido de Dean Varona”, una decisión que temen se haya producido por su identidad de hombre gay e hispano, un perfil presumiblemente incómodo para algunos donantes de la institución.

“El Decano Varona se ha ganado una profunda admiración, respeto y amistad en toda la academia legal de los Estados Unidos”, dice la carta. “Es impensable que la Universidad de Miami tome una acción tan arbitraria, caprichosa y unilateral en su contra”.

Nacido en Cuba en 1967, Varona emigró a Estados Unidos en 1970 con su familia y fue criado en Nueva Jersey. En la isla, su madre Edelmira estudiaba para ser maestra de escuela, y su padre, Eudelio, trabajaba como carnicero. La familia materna, gracias a sus raíces españolas, residió temporalmente en Galicia hasta que se autorizó la salida del padre. Reunida en Estados Unidos, la familia se estableció  en Newark, en el vecindario Ironbound, de clase trabajadora y rico en inmigrantes.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba