Malas noticias para padre del joven balsero desaparecido tras salir en lancha por el Mariel

Pedro Rodríguez llamó a un número de Miami para saber si su hijo estaba vivo y en un primer momento las autoridades estadounidenses le dijeron que había sido deportado a la Isla. Como en Cuba se lo negaban, volvió a llamar y entonces le pidieron disculpas.

Pedro Rodríguez y su hijo balsero, Pedro Lázaro Rodríguez Rivero. Foto © CiberCuba

Pedro Rodríguez, padre del balsero Pedro Lázaro Rodríguez Rivero, de 24 años, llamó este jueves a autoridades de Estados Unidos preguntando si había noticias de su hijo y éstas le confirmaron en un primer momento que el joven había sido deportado a la Isla dos días antes. Sin embargo, Cuba no tenía constancia de ello.

"No se preocupe, está vivo”, le dijeron al otro lado del teléfono. “Está en poder de las autoridades cubanas”, aseguró Rodríguez en declaraciones a CiberCuba.

“El caso de su hijo es especial. Se trata de uno de los sobrevivientes que fue rescatado y luego deportado de vuelta a Cuba. Está en poder de las autoridades cubanas”, le informaron.

Los familiares de Rodríguez llamaron a todos los telefónicos inimaginables en La Habana preguntando por el paradero del joven y en todas partes le negaron que el muchacho estuviera retenido tras ser repatriado.

Fue por eso que Rodríguez hizo una segunda llamada al número 305 405 6800 y las autoridades estadounidenses le pidieron disculpas y admitieron que habían cometido un error. 

"Personalmente me pidieron disculpas; (me dijeron) que se habían equivocado", explicó Rodríguez por teléfono a CiberCuba.

En esencia le explicaron que no tienen constancia del paradero de su hijo, que salió de Cuba el domingo 23 de mayo, por el Mariel, supuestamente en compañía de otras 17 personas, en una lancha con estabilizadores y motor de tractor.

Hasta la fecha ninguno de los tripulantes de la embarcación ha dado señales de vida. Nadie se ha puesto en contacto con sus familiares en Cuba.

No obstante, las familias saben que no son los náufragos rescatados o desaparecidos la semana pasada tras el hundimiento de una balsa en las costas de la Florida, en la que viajaban unas 20 personas.

Esta embarcación, de la que constan hasta el momento 8 personas rescatadas con vida y dos fallecidas (los otros 10 están desaparecidos) también había salido del Mariel en igual fecha. 

La Guardia Costera de EE.UU. anunció el 30 de mayo que suspendía la búsqueda de esa embarcación, tras 55 horas rastreando sin éxito la zona (8.864 millas cuadradas).

El joven desaparecido tiene 24 años, es padre de una niña de 4 meses y está casado en Alquízar, provincia de Artemisa. Su padre vive en Tampa  (Florida) desde hace cinco años y estaba a la espera de coger la nacionalidad americana para reclamar legalmente a su único hijo.

Rodríguez se enteró de que su hijo tenía intención de emigrar en balsa al día siguiente de su partida, cuando su nuera lo llamó y le preguntó si tenía alguna noticias.

La grave crisis económica que vive Cuba, empujó a al joven Pedro Lázaro Rodríguez Rivero a lanzarse al mar, en una aventura muy arriesgada. No sólo porque en el mar puede ocurrir cualquier cosa cuando se navega en embarcaciones rudimentarias sino también porque desde el inicio del año fiscal 2021 (en octubre de 2020), las autoridades de Estados Unidos han interceptado a 228 balseros cubanos.

Pedro Rodríguez está destrozado. En declaraciones a este portal el padre del balsero desaparecido pidió a los jóvenes cubanos que están estudiando la posibilidad de emigrar ilegalmente a Estados Unidos que desistan de lanzarse al mar en balsa. Los pueden repatriar y lo que es peor, pueden morir y "los padres somos los que sufrimos", dijo.

Las autoridades guardacostas de Estados Unidos también han hecho un llamado a la prudencia.

De momento, las familias de los desaparecidos siguen sin noticias de los suyos. Las autoridades de EE.UU. aseguran que no pueden revelar los nombres de acuerdo a una política de privacidad y animan a los allegados de los balseros a ponerse en contacto con la oficina congresional de su distrito.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba