Madre cubana denuncia que no tiene leche para todos sus hijos

“Estoy haciendo este video para mostrarles cómo es la llamada leche que les dan a los niños cubanos”, dijo una madre cubana, que además de la escasez denunció la mala calidad de la leche que recibe su único hijo con derecho al alimento

Tablón de anuncios en Oficina del MINCIN (i) y Bolsa de leche (d) Foto © Collage Captura de Facebook/Lizandra Góngora Espinosa

Lizandra Góngora Espinosa, cubana madre de cinco hijos, denunció que no puede darles leche a todos y mostró la pésima calidad de la leche que le venden por el único de sus niños que tiene menos de 7 años, edad en la que el gobierno retira la venta estatal del preciado alimento.

“Estoy haciendo este video para mostrarles cómo es la llamada leche que les dan a los niños cubanos”, explicó en una transmisión en directo a través de Facebook en la que mostró el contenido de dos bolsas -supuestamente cada una de un litro- que además de tener grumos era muy poca cantidad.

“Esto es lo que le dan a mi hijo de seis años por leche”, mostró Góngora Espinosa y demostró que da para llenar poco más de tres vasitos. “Tres vasos y dos dedos, ese es el litro de leche que le dan a los niños para desayunar. Dos bolsitas por dos días. Porque aquí todo es cronometrado, reducido”, señaló.

“Es un agua de leche. No se embarra ni el vaso. El único país del mundo donde un litro trae tres vasos”, añadió, y señaló como responsable de tal panorama a “la dictadura Castro-Canel que hay en Cuba”.

La madre, residente en Güira de Melena, en la provincia de Artemisa, aseguró que no quiere que nadie le mande nada, y sostuvo que lo único que quiere es que se sepa lo que están pasando los niños en Cuba.

Para más desgracia, Lizandra Góngora explicó que se equivocaron al ponerle la fecha de nacimiento a su hijo y cuando llegó a la bodega le dijeron que no le tocaba leche. Relata que cuando intentó quejarse ante una dependencia del MINCIN (Ministerio de Comercio Interior), la directora le dijo que fue una equivocación de la institución estatal, pero que aun así su hijo perdió la leche.

“Para que vean todos los martirios que tiene que pasar un padre cubano para buscar dos bolsitas cada dos días, cuando en mi casa viven otros cuatro niños”, se quejó.

“Esto es una dictadura, matan a los niños de hambre. Dan cosas restringidas, pero además el bodeguero y el MINCIN les roban las cosas a los niños. ¿A quién le van a echar la culpa? Las madres debemos unirnos”.

Góngora dijo estar “cansada y obstinada” de vivir en semejantes condiciones. “¿Qué hacemos nosotros los padres que no tenemos un salario? ¿Dejamos a nuestros hijos que se mueran de hambre?”, cuestionó.

“Son niños y tienen hambre, deseos de tomar leche, comerse un dulce, de ir a un parque, deseos de vivir y aquí todo lo que puedan quitarles, se lo quitan. En vez de darles, les quitan”, lamentó la madre.

“¿Quiero que me digan qué les respondo a mis hijos cuando me digan: mamá dame un vasito para desayunar? Y vas a pedir explicaciones y la directora del Mincin en Güira de Melena me quitó el teléfono y me lo apagó. En Cuba no hay derechos ni libertad de nada”, denunció.

Asegura que “las madres cubanas nos estamos volviendo locas para saber cómo alimentar a nuestros hijos. Quiero que el mundo entero sepa el sufrimiento tan grande que tienen los niños en Cuba”.

Lizandra Góngora denunció que los niños en la isla no se mueren de COVID-19, pero “se mueren de hambre y las madres de infartos" por el sufrimiento que genera alimentarlos.

"¡Abajo la dictadura comunista que hay en Cuba que está haciendo sufrir a los niños! Estoy hay que tumbarlo. Por los niños, por el futuro de los cubanos”, concluyó.

Tras su denuncia en redes sociales, Lizandra Góngora Espinoza, quien es miembro del Partido Republicano de Cuba y de la Fundación Vuelta Abajo por Cuba, fue citada por para Policía de Güira de Melena.

“Nos informa que un jeep de la policía fue a su casa y la citó el jefe de sector. Estaremos al tanto de su situación. El régimen quiere callar a todos los que denunciemos la cruda situación de miseria y precariedad que vive el pueblo cubano”, escribió en sus redes sociales Michael Valladares.

En días atrás, Góngora Espinosa denunció que las autoridades de su municipio le negaban un permiso para trasladar en un transporte estatal a su hijo de 6 años, que padece convulsiones, a un hospital de La Habana.

“Estoy cansada, esta dictadura hay que tumbarla, tiene que caerse. Las madres estamos sufriendo, no aguantamos más”, dijo entre lágrimas en aquella ocasión.

A comienzos de abril, Lizandra Góngora Espinosa fue detenida y citada a declarar en Alquízar por su activismo político, según denunció la organización independiente, Red Femenina de Cuba, que la incluyó en el listado de mujeres víctimas de agresiones el pasado mes.  

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba