Prensa oficialista afirma que el MININT es admirado por el pueblo cubano

“Pocas instituciones similares en el mundo recaban la admiración y el cariño de la mayoría del pueblo al que resguardan”, consideró un artículo de Granma firmado por el ex espía Raúl Antonio Capote

Policía cubana (Imagen referencial) Foto © ACN

La prensa oficialista cubana afirmó que el ministerio del Interior (MININT) es una institución admirada y querida por la mayoría del pueblo de Cuba, al que sirve y cuyos intereses resguarda.

Un artículo publicado en el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba bajo la firma de Raúl Antonio Capote, o agente “Daniel” para la Seguridad del Estado, celebra la creación de la institución represora que mañana cumple sesenta años.

“Pocas instituciones similares en el mundo recaban la admiración y el cariño de la mayoría del pueblo al que resguardan”, consideró Capote. “Tal sentimiento es resultado de la altura moral, la estirpe revolucionaria, la ética y la probidad sostenida ejemplarmente por sus integrantes, a lo largo de las seis décadas en que han sido escudo del país”, sentenció el ex espía de la Seguridad del Estado.

Bajo el título de “La fuerza de un pueblo en pie, por la seguridad y la defensa de todos”, Capote consideró que la institución responsable del mantenimiento del orden totalitario impuesto a la fuerza sobre el pueblo cubano, es heredera de la “inteligencia mambisa” y de los insurrectos contra la dictadura batistiana.

“Desde el primer día, el Minint tuvo que hacer frente a la política agresiva de Estados Unidos en su guerra no declarada contra Cuba, sin más recursos que los aprendidos en la lucha clandestina, con la audacia y el valor a toda prueba de sus hombres y mujeres, y el apoyo incondicional del pueblo”, glosó el articulista según el canon que identifica a Cuba con la “revolución” enfrentando al pueblo con sus “enemigos”.

No podía faltar en este panegírico los 630 “intentos de atentados dirigidos” al dictador que murió plácidamente tras permanecer años en un limbo de reflexiones que sirvieron de colofón a su proyecto político de "redimir" al pueblo al que subyugó como ningún otro dictador de su historia.

“El enemigo no daba tregua y, contra su acechanza, hubo que actuar, muchas veces a cara descubierta y pecho desnudo, pero otras desde la penetración anónima, en complejas y riesgosas misiones para sus ejecutantes, cabales soldados que hicieron fracasar miles de planes de ataques a la Revolución, al pueblo y a sus líderes”, aseguró un agente del MININT que puso el pecho a la operación Génesis, un esfuerzo de la CIA de crear condiciones para una transición democrática en Cuba en la cual la Seguridad del Estado vio la oportunidad de crear un nuevo enemigo: los “activistas del golpe suave” que cacarea Humberto López.

Para Capote, “la patria honra” a todas las fuerzas represivas que se agrupan bajo el paraguas del MININT. En su enumeración de hazañas, incluye a “los custodios de nuestras embajadas, víctimas del terrorismo de Estado” (sic); a “los combatientes internacionalistas que derramaron su sangre por la libertad de otros pueblos” (y la de otros, muchas veces inocentes) y a “los que hoy, en silencio, dan batalla en las entrañas del enemigo”.

Capote, ese espía sobre el que se articuló la propaganda de ‘Las razones de Cuba’, enfocada a difamar y promover el odio sobre los activistas de la sociedad civil y los opositores pacíficos cubanos, considera que en los dos últimos años las fuerzas del MININT contribuyen a hacer efectivas las medidas del Gobierno para contener y prevenir la COVID-19. La utilización de la pandemia para coartar la libertad de expresión de los cubanos, en medio de la peor crisis de gobernabilidad que atraviesa el país, es un ejemplo del “heroísmo” de la institución represora.

“Tú vas a ser el que pones a los presidentes de Cuba. Tú estás preparando a los líderes políticos”, le dijo a Capote el agente de la CIA René Greenwald, según contó quien empezara su carrera como vicepresidente de la asociación cultural Hermanos Saíz en Cienfuegos, allá por los años 80.

Más que un plan de la CIA, tal y como lo presenta Capote en una entrevista con El Diario, las palabras de Greenwald -veterano agente de la inteligencia estadounidense- dejan ver el flanco débil que detectaron en el perfil del personaje. Al abordarlo con ese discurso, la CIA vio en Capote el motor de la ambición política que lo impulsaba cuando era un joven escritor.

Muy desacertados no andaban los de la agencia. Si bien Capote no nombró a Miguel Díaz-Canel, su labor desde que se “destapó” su caso ha estado al servicio de consolidar “la continuidad” del régimen. Una tarea en la que lo mismo pide “likes” para la canción 'Patria y Muerte por la vida" de Raúl Torres, que alaba el trabajo del MININT “en la salvaguarda de la tranquilidad ciudadana”, en un momento en que las multas y la represión física arrecian.

El MININT, punta de lanza del monopolio de la violencia que ejerce el régimen totalitario cubano en nombre del “Estado socialista”, es una institución cada día más cuestionada por los cubanos. Su “misión” de garantizar el orden interior está cada vez más expuesta en las redes sociales y su presunto prestigio resulta cuestionado a diario.

El pueblo ha protagonizado varios episodios en los que impide la represión y las detenciones a los agentes de la policía. En Bayamo sale una conga a la calle cantando "Oe policía, pinga", en Santiago, frente a la sede la UNPACU, los activistas enfrentan a los represores.

Escenas de descrédito y desautorización se suceden a diario ante la acción de las fuerzas del orden del régimen. Sin embargo, Capote y la prensa oficialista cubana insisten en construir una realidad paralela en Cuba, en la que el pueblo sigue con el puño en alto -como en el emblema de los CDR-, sin ver que ese pueblo y ese puño están cambiando y deseando un cambio urgente.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba