Cuatro policías del sur de Florida bajo sospechas de defraudar al programa de ayuda por el COVID-19

Consultadas sobre el motivo, las fuentes dijeron que están acusados de solicitar y recibir de manera fraudulenta préstamos del Programa de Protección de Salarios (PPP) en febrero y marzo

Departamento de Policía de Doral Foto © doralfamilyjournal.com

Cuatro policías de origen cubano, pertenecientes al Departamento de Policía de la municipalidad de Doral en el condado de Miami-Dade, fueron relevados de sus funciones mientras son investigados por sospechas de haber defraudado un programa federal de ayuda por la pandemia del COVID-19. 

Luego de una investigación federal, estos cuatro oficiales fueron sustituidos en sus funciones el pasado 13 de mayo, según revelaron fuentes a Local 10 News.

“Fueron sacados de la calle el mes pasado”, dijo un informante no identificado al sitio digital de la cadena ABC en Miami.

Consultadas sobre el motivo de la medida, las fuentes dijeron que están acusados de solicitar y recibir de manera fraudulenta préstamos del Programa de Protección de Salarios (PPP) en febrero y marzo.

Identificados como el sargento Pablo Rodríguez, el detective Jorge Gallardo, el oficial Mauro Olivera y el oficial en la reserva Osvaldo Castillo, los cuatro agentes del orden podrían enfrentar cargos federales.

En el caso del sargento Rodríguez, un registro de operaciones online indica que solicitó un préstamo por valor de 1,069 dólares en marzo. Por su parte, del oficial Olivera trascendió su recuperación después de sufrir un accidente de motocicleta mientras trabajaba en 2018.

De momento se desconocen más detalles sobre este asunto. Los hechos están siendo investigados y el sumario permanece sellado.

Aunque se desconocen los detalles de la investigación, lo cierto es que en los últimos tiempos las autoridades estadounidenses han identificado a varios ciudadanos que han pretendido estafar los fondos federales con motivo de las ayudas que se han destinados a los afectados por la pandemia del coronavirus.

El Programa de Protección de Salarios (PPP) ha sido víctima de varios estafadores, entre ellos David Hines, un hombre del sur de California que fue arrestado a mediados de mayo después de supuestamente obtener aproximadamente 5 millones de dólares en préstamos y gastar una parte del dinero en autos deportivos Ferrari, Bentley y Lamborghini.

En Florida, al menos 24 personas fueron acusadas en marzo de cometer un fraude por valor de millones de dólares en dinero proveniente de las ayudas económicas por el coronavirus.

Los hechos obligaron a la Fiscalía Federal del Sur de Florida a presentar 18 cargos contra los acusados, que deberán responder por el presunto robo de dinero de la Ley CARES, la legislación de ayuda que el Congreso aprobó hace un año para ayudar a las personas y empresas a sobrevivir económicamente a la pandemia de COVID-19.

En marzo también, una pareja de Miami se declaró culpable de defraudar más de un millón de dólares a diferentes programas de ayuda y alivio de los daños económicos ocasionados por el impacto de la COVID-19, creados bajo el paraguas de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica para el Coronavirus (CARES).

De confirmarse la noticia de los cuatro policías de origen cubano de Doral que presuntamente han solicitado fraudulentamente ayudas por motivo de la pandemia de coronavirus, sería el primer caso en que se verían envueltos agentes del orden público en estafas de este tipo.

Doral es una ciudad ubicada en el condado de Miami-Dade en Florida, y es una de las treinta y cuatro municipalidades de este condado. Se localiza a solo una milla del Aeropuerto Internacional de Miami y a siete millas de Downtown Miami. En el Censo de 2010 tenía una población de 45.704 habitantes.

Según estadísticas de los hechos delictivos por municipios, la tasa de criminalidad en Doral es considerablemente más alta que el promedio nacional en todas las comunidades de Estados Unidos.

No obstante, con 24 delitos por cada mil residentes, no se encuentra entre las comunidades con la tasa de criminalidad más alta. La misma web indica que la posibilidad de convertirse en víctima de un delito violento o contra la propiedad en Doral es de 1 en 43.

Según los datos sobre delitos del FBI, Doral no es una de las comunidades más seguras de Estados Unidos. En relación con Florida, Doral tiene una tasa de criminalidad superior al 65% de las ciudades y pueblos del estado.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba