Italia arrolló a Turquía en el arranque de la Eurocopa

La Azzurra no creyó en la rocosa defensa de los otomanos.

Immobile sentenció la historia. Foto © @EURO2020.

La tetracampeona universal Italia comenzó a lavar la vergüenza de su ausencia en el último Mundial al golear 3x0 a una Turquía que llegó a la inauguración de la Eurocopa con el aval de disponer de una defensa sólida. 

Italia enseñó su nueva cara desde los primeros compases del partido (más posesión y menos catenaccio), y a partir del cuarto de hora amenazó la puerta turca con disímiles recursos, desde un remate dentro del área de Insigne hasta un obús lejano de Bonucci y un testarazo de Chiellini.

Encima, la hiperactividad de Spinazzola por izquierda frenaba en seco las incursiones de Kenan Karaman, una de las bazas de contrataque del DT Senol Gunes. Mientras Italia abría el campo a plenitud, Turquía no presionaba en la salida.

Sin embargo, esa prudencia le rindió dividendos a los turcos, que aguantaron para dejar el marcador a cero en el período inicial, aunque la táctica les exigió correr en demasía detrás de la pelota, con el consiguiente desgaste de sus hombres.

Tanto fue el predominio azzurra durante esos 45 minutos, que la estadística daba cuenta de un 64 por ciento de tenencia del balón, con 14 disparos contra ninguno del rival.

La hermeticidad otomana –el equipo solo aceptó tres goles en diez juegos de la clasificatoria- se quebró a la altura del minuto 53, y ocurrió del modo más inesperado: Berardi centró fuerte en busca de Immobile, y el joven Merih Demiral desvió la esférica hasta el fondo de las redes.

A partir de ese momento Italia se lanzó cada vez más en busca de la meta de Ugurcan Cakir, y un rechace suyo cayó a los pies del cañonero de la Lazio, el gran Immobile. 2x0. Italia conservaba así su invicto de casi tres años, y los tiffosi celebraban tener pie y medio en los octavos de final. Poco después, el precioso disparo de Insigne no hizo otra cosa que rematar la faena.

Al final, quedó la impresión de que habrá que contar un poco más con los muchachos de Roberto Mancini, el técnico que se atrevió a maquillar el rostro del aburrimiento con los colores del fútbol de osadías.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.