Secretario de la CTC en La Habana fue herido durante manifestaciones de protesta

El funcionario contó los detalles de su participación en la represión de los disturbios, como parte de las "brigadas de choque" oficialistas.

Protestas en La Habana y Alfredo Vázquez Pérez Foto © Twitter/Periódico Trabajadores

Alfredo Vázquez Pérez, secretario general de la oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en La Habana, resultó herido en la cabeza durante las masivas manifestaciones antigubernamentales que estremecieron la isla el pasado 11 de julio.

En entrevista con el diario Trabajadores, Vázquez Pérez mostró su herida de siete puntos de sutura y refrendó el comentario que le hizo el ex espía y oficial de la Seguridad del Estado Gerardo Hernández Nordelo tras lo ocurrido: "las cicatrices de guerra se llevan con honor".

También dió detalles de su participación en la represión de los disturbios, como parte de las "brigadas de choque" oficialistas.

Ese domingo, asegura, “yo andaba por casa de mi hijo y me avisan de lo que estaba pasando. Vengo para la CTC y cuando supimos de la manifestación nos fuimos para allá con nuestras banderas. "Empezamos a gritar consignas revolucionarias, pero éramos pocos en ese momento y se envalentonaron”, reconoció el sindicalista.

“La CTC se ubica muy cerca del Malecón. Se percibía la agresividad, había gente violenta, con palos. Casi no habían caminado nada por frente al mar cuando nos atacaron", dijo.

“El golpe no lo vi venir. También hirieron a un mayor del MININT. Yo echaba tanta sangre que se manchó una de las banderas cubanas que llevábamos. De inmediato me llevaron para el Calixto García y cuando me cosieron… de nue­vo pa’la pelea. Ya éramos muchos más los revo­lucionarios, nuestros cuadros sindicales que se nos fueron uniendo, los trabajadores del hospi­tal 'Hermanos Ameijeiras', del Ministerio de Re­laciones Exteriores y de otros centros", añadió Vázquez, que calificó lo sucedido como "una batalla".

“Los obligamos a abandonar sus intencio­nes. Su idea era dejar Malecón y meterse por las calles más concurridas, hacia lo más popular de Centro Habana, tratando de oxigenarse y ganar adeptos", declaró el funcionario a Trabajadores.

Preguntado sobre las medidas que tomarán ahora los centros laborales bajo las órdenas del único sindicato permitido en la isla, Vázquez Pérez precisó: “Existen las brigadas de respuesta rápida, y ahora nos dimos a la tarea de organizarlas más, restablecerlas totalmente, así como los planes de aviso para cuidar no solo los centros de tra­bajo, sino los entornos y donde haga falta. La convocatoria no es únicamente a cuidar lo tuyo. Es cuidarlo todo y tomar las calles. Por eso los mítines de reafirmación revolucionaria en los colectivos laborales”.

"¿Por qué se tiraron un domingo?", se pregun­tó Vázquez Pérez. “Porque ese es día de descan­so de los centros de labor y ellos saben que los trabajadores son tremenda fuerza de respuesta. Por eso las movilizaciones serán en los centros, los barrios, en fin, todas las fuerzas revolucio­narias”, aseguró.

Desde el domingo, el régimen cubano ha desatado una fuerte represión contra los participantes en las protestas. Reportes independientes contabilizan cientos de detenidos y numerosos arrestos arbitrarios, tanto en la calle como en domicilios privados.

Fuerzas de seguridad, ayudadas por agentes vestidos de civil, han detenido a decenas de manifestantes, incluido menores de edad, desde que el propio mandatario Miguel Díaz-Canel instara a los partidarios del Gobierno a salir a las calles para enfrentarse a la multitud.

"La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios", exhortó el mandatario en una comparecencia televisiva especial. "Tienen que pasar por encima de nuestros cadáveres y estamos dispuestos a todo", agregó.

Desde entonces, turbas armadas con palos y fuerzas especiales del régimen patrullan muchas de las calles en los lugares donde hubo protestas. El gobierno también convocó este domingo a varios actos de "reafirmación revolucionaria" que han tenido menor asistencia que en años anteriores, a pesar de todos los mecanismos de control.

En la manifestación oficialista de La Piragua fue detenido violentamente un ciudadano por gritar "¡Libertad!".

El ex espía Gerardo Hernández Nordelo inauguró este domingo en el barrio habanero La Güinera el "primer Destacamento de Vigilancia Popular Revolucionaria", una versión cubana de los colectivos chavistas que reprimieron las protestas contra Maduro en Venezuela.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba