Cuba: La patria que queremos y necesitamos

En este contexto los obispos católicos de Cuba han hablado, el lenguaje es conciliador, cauto, pero señala a un sólo culpable, la tiranía comunista. La frase clave del documento es la siguiente: "No se llegará a una solución favorable por imposiciones, ni haciendo un llamado a la confrontación, sino cuando se ejercite la escucha mutua, se busquen acuerdos comunes y se den pasos concretos y tangibles que contribuyan, con el aporte de todos los cubanos sin exclusión, a construir la Patria con todos y para el bien de todos. Esa es la Patria que queremos".

Seminarista matancero Rafael Cruz, que estuvo desaparecido varios días Foto © Facebook / Rafael Cruz

El 11 de julio en Cuba era de esperar porque tanto va el cántaro a la fuente hasta que se rompe y no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo; a partir de ahora la narrativa del régimen tendrá menos credibilidad que un cuento de hadas, su poder descansará, exclusivamente, en la represión más atroz, como ya anticipé, a modo de advertencia, se van cumpliendo los peores pronósticos.

En las protestas fue golpeado y detenido el camagüeyano Padre Castor González, el seminarista matancero Rafael Cruz -ya liberados- mientras el abogado y sacerdote jesuita Eduardo Llorens está tramitando varios habeas corpus para conseguir la liberación de jóvenes detenidos durante las protestas.

En este contexto los obispos católicos de Cuba han hablado, el lenguaje es conciliador, cauto, pero señala a un sólo culpable, la tiranía comunista. La frase clave del documento es la siguiente: "No se llegará a una solución favorable por imposiciones, ni haciendo un llamado a la confrontación, sino cuando se ejercite la escucha mutua, se busquen acuerdos comunes y se den pasos concretos y tangibles que contribuyan, con el aporte de todos los cubanos sin exclusión, a construir la Patria con todos y para el bien de todos. Esa es la Patria que queremos".

Los obispos han dado en el clavo, le han presentado al régimen un dilema que debe resolver antes que sea demasiado tarde; sirviendo la mesa de la negociación y es el régimen quien tiene la última palabra, pueden asumir la doctrina del Papa Francisco que insiste en resolver las crisis procurando el entendimiento mutuo o reincidir en la doctrina del comunista Ernesto Guevara de "fusilamos y seguiremos fusilando".

Los documentos publicados por la COCC casi siempre derivan en algún tipo de "conversación", en ella los obispos pueden tener la preciosa oportunidad de explicar a sus interlocutores en el Comité Central del Partido lo mala que sería la decisión de dinamitar este puente de plata hacia la democracia y, de paso, plantear la urgente necesidad de un cambio político que responda a las justas reivindicaciones expresadas en la calle a un régimen, que en su debilidad ha optado por despojarse de convencionalismos y pasar a la represión generalizada y sangrienta a sabiendas que es muy difícil mantener este estado de cosas indefinidamente.

Comprendo la gravedad de esta hora y rezo por los obispos cubanos, no envidio la responsabilidad de tener un cara a cara con el mal, pero ante tanto dolor y muerte me aferro a la esperanza de que la Virgen de la Caridad interceda por nosotros y que la gestión de nuestros obispos pueda propiciar una salida a este escenario que compromete por entero el destino de la nación.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Eduardo Mesa Valdés

La Habana 1969. Narrador y poeta. Miembro de la directiva de Cuba Humanista. Fundador de la revista Espacios. Coordinó la revista Justicia y Paz, y el boletín Aquí la Iglesia.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba