Tokio 2020: Kaliema vendió muy cara su derrota

La santiaguera alardeó de combatividad ante una adversaria superior en clase y fortaleza.

@jit_digital
La cubana, durante el combate contra la croata. Foto © @jit_digital

Este artículo es de hace 1 año

La judoca Kaliema Antomarchi se dejó la piel en el tatami antes de ceder tras durísima porfía con la número uno del ranking de los 78 kilogramos, la francesa Madeleine Malonga, pero tendrá el consuelo de poder discutir su derecho a colgarse la medalla de bronce de la categoría en los Olímpicos de Tokio.

Tercera en el Mundial de Budapest 2017, la santiaguera de 33 años empezó la jornada con un triunfo por waza-ari sobre la croata Karla Prodan (medallista europea en 2020) y entonces se las vio por cuarta vez en su carrera con Malonga, monarca universal en 2019 y subtitular en 2021.

La cubana nunca había podido ganarle a la francesa, ni tampoco jamás le había dado tanta guerra. Ambas contendientes batallaron sin dar ni pedir tregua, y una vez que la gala se puso delante por waza-ari, la criolla respondió con una acción de igual valor para forzar la definición en Regla de Oro.

A esas alturas, el ippon que sentenció la pulseada ya no podía opacar el corajudo esfuerzo de la indómita, inferior a su oponente en palmarés y presencia física, pero no en corazón.

Así, Antomarchi estará a las 4:00 am en el repechaje por el boleto a dirimir un espacio en el podio contra la holandesa Guusje Steenhuis, que este año se alzó con el bronce en el certamen planetario con sede en Budapest.

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689


¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Siguiente artículo: