Maestros que ocupan locales de una escuela en Matanzas viven en la calamidad

Aunque los locales estaban destinados a los maestros sin casa, con el tiempo han sido ocupados de forma ilegal por personas ajenas al sector.

Asentamiento en Centro Mixto Antonio Maceo de Matanzas Foto © Periódico Girón

Profesores de una escuela mixta en la ciudad de Matanzas que ocupan locales abandonados del centro escolar enfrentan numerosas calamidades para vivir, sin baños, ni cocina, ni agua potable. 

En un extenso material publicado este lunes por el periódico local Girón en su página de Facebook, el periodista Ayose Naranjo entrevista a los residentes del Centro Mixto Antonio Maceo, una institución educacional que incluye primaria y secundaria, y donde viven los maestros con sus familias sin condiciones mínimas de habitabilidad. 

Una de las afectadas explica al rotativo que hace cinco años la Dirección Municipal de Educación ofreció alojamiento a algunos profesores que enfrentaban una situación crítica de vivienda, pero con el tiempo sus albergues fueron ocupados de forma ilegal por personas ajenas al sector.

Actualmente, en 34 casas improvisadas en estos locales, viven más de 100 personas, muchas de las cuales se bañan a la intemperie "porque donde viven no tienen baño, pero tampoco cocina, ni camas, ni muebles, no tienen nada. Esta casa es pequeña, pero al menos está arregladita", afirmó la mujer, quien es profesora de educación primaria. 

Otro vecino cuenta que allí también ha proliferado el robo y para asistir al médico en tiempos de pandemia las embarazadas deben caminar hasta siete kilómetros.

Los residentes en el centro se quejan de la ausencia de transporte, la lejanía para adquirir la canasta básica (más de tres kilómetros) y la carencia de servicios médicos, señala el texto.

Tampoco tienen contador de electricidad, servicio que adquieren mediante las llamadas tendederas, que no regulan bien el voltaje y ocasiona que equipos como televisores se deterioren rápidamente.

Asimismo, han encontrado dificultades para acceder a las propiedades de lo que consideran sus viviendas, así como los beneficios de este trámite como la libreta de abastecimiento. 

William Junco Alfonso, técnico de urbanismo del Instituto de Planificación Física municipal, dijo al periodista que todas las solicitudes de propiedad de la vivienda presentadas por los profesores han sido denegadas porque el lugar no cumple las condiciones mínimas de habitabilidad.

"Allí hay una situación crítica con el abasto de agua y sin este servicio tan básico, no puede ni pensarse en consentir su legalización", subrayó.

Para colmo de males, el poblado ni siquiera se incluye en la ruta de las pipas que abastecen agua a otras zonas cercanas por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado.

El reporte afirma que el arribo de más personas a estos locales "se ha convertido en un fenómeno indetenible y en ocasiones crítico, con familias que delimitan su espacio con paredes de nylon o sacos de yute".

El Centro Mixto Antonio Maceo, donde estudian más de 300 alumnos, surgió de la fusión de dos grandes politécnicos: el Antonio Maceo y el Álvaro Reynoso, que mantenían matrículas muy bajas; y de la necesidad de abrir una escuela primaria y secundaria, debido al crecimiento poblacional de comunidades improvisadas en sus inmediaciones sin consentimiento legal.

Actualmente miles de cubanos viven una situación crítica sin acceso a viviendas dignas. Los cubanos, desacostumbrados a que la prensa nacional aborde temas que conflictúan la realidad social, han celebrado la publicación del reportaje y piden a las autoridades actuar para resolver el tema de la vivienda en la provincia. 

"Ayose Naranjo excelente artículo en el que expones las miserias y calamidades de esos pobladores. Ojalá las autoridades tomen parte en el asunto y se pueda resolver por lo menos el problema que más los aqueja que es tener una vivienda digna", comentó un internauta. 

Hace algunas semanas vecinos de tres solares ubicados en Cerro, 10 de Octubre (La Víbora) y Arroyo Naranjo (Las Guásimas), en La Habana, contactaron a CiberCuba para denunciar las condiciones infrahumanas en las que llevan años viviendo decenas de familias, que en muchos casos tienen menores y ancianos enfermos a su cargo, y habitan locales en peligro de derrumbe.

El gobierno ha reconocido que más de un tercio de las viviendas en Cuba se encuentran en regular o mal estado técnico.

Una nota publicada en el sitio de la presidencia cubana señala que al cierre de 2020 el fondo habitacional del país era de 3,946,747 casas, de las cuales solo el 63% se encuentran en buen estado técnico. El resto de las viviendas (1,452,852) está calificado de regular y mal.

Según los datos oficiales, hay un déficit habitacional de 862,879 casas para un país cuya población no sobrepasa los 11 millones.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba