Por desgracia, ningún cubano ganará el Bate de Plata en 2021

Las estadísticas no mentirán en estos casos, así que tendremos que esperar a 2022 para felicitar a otro Bate de Plata cubano.

A Yordan le tocó lidiar con un fenómeno. Foto © Houston Astros/Twitter.

No quiero ser portador de malas nuevas, mas le adelanto que ningún cubano ganará este año el Bate de Plata. Siento decirlo así tan de porrazo, y lamento que los nacionalistas más febriles me tildarán de pesimista o algo peor aún. Pero no veo razón alguna para alimentar sueños estériles.

Ayer, cuando se hizo el anuncio oficial de la candidatura al premio a los toleteros más destacados en cada posición, salieron a relucir los nombres del inicialista Yulieski Gurriel, el designado Yordan Álvarez y los jardineros Randy Arozarena y Lourdes Jr. Enseguida, como es natural, el fanático insular se frotó alegremente las manos. Sin embargo, al menos esta vez no toca premio.

Le propongo repasar estadísticamente cada uno de los casos y contrastarlo con el aval de sus rivales.

Aquí hay demasiado poco que decir: Guerrero cargará con la distinción de modo unánime. Cierto es que Gurriel lideró a la Liga Americana en average (e incluso a todas las Mayores en elevados de sacrificio con un total de 12), pero lo del dominicano fue de escándalo: el muchacho encabezó a la MLB en carreras anotadas (123), jonrones y bases recorridas, y presidió su circuito en porcentaje de embasado, slugging, OPS (1.002) y OPS+. El MVP todavía lo tiene que pelear, pero este premio, no. Ya es suyo.

Rutilante en materia de promedio, a la campaña del espirituano le faltó el aderezo de las conexiones que se largan del estadio. Seamos honestos: cuesta ser Bate Plata en la inicial cuando 13 jugadores que defendieron esa almohada te superaron en cuadrangulares en tu propia liga.

Aquí tampoco veo chance, a pesar de que los elegidos serán tres y ello dilata el abanico de posibilidades. Ambos cubanos cerraron a todo tren el curso, pero a la postre los penalizaron sus discretas actuaciones de la primera mitad de campeonato. Basta con un golpe de vista a la tabla para advertir que los dos van bastante a la zaga del resto en materia de bambinazos y remolques (en este último indicador solo aventajan a Mullins, limitado de mayor productividad por su condición de primer bate).

A mi juicio, la selección final podría recaer en Judge, Tucker y Teoscar.

Llamado a marcar con el hierro del madero las próximas temporadas ligamayoristas, el “Papi Álvarez” –como siempre le digo- ganaría sin apremios el galardón si no fuera porque Shohei Ohtani cumple la función de designado en los partidos donde no sube a la lomita. Y contra las fuerzas sobrenaturales no se puede. Definitivamente, no.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba