Critican problemas para comprar gas licuado en Sancti Spíritus

"Es mejor ir caminando a La Habana que esperar porque llegue su turno para adquirir la bala de gas", sentenció uno de los clientes de Santo Spíritus.

Colas en Sancti Spíritus para comprar gas licuado Foto © Escambray

Los vecinos de la ciudad de Sancti Spíritus, con más de 108,000 habitantes, se quejaron del problema que representa comprar el gas licuado en los siete puntos de venta que tiene el municipio.

“Llevo más de una semana anotado y cuando no es porque no entraron las cantidades suficientes es porque el carro falló o llegaron los que pagaron mediante la plataforma EnZona a reclamar sus derechos", declaró al periódico Escambray el cliente Pedro Alberto García León.

Para comprar también tienen preferencia los impedidos físicos y los casos covid y los espirituanos tienen la sensación de que cada vez aumentan las categorías de personas con posibilidades de comprar sin necesidad de hacer cola.

"Es mejor ir caminando a La Habana que esperar porque llegue su turno para adquirir la bala de gas", sentenció el hombre.

Orlando Bello Carmona, jefe del grupo técnico de la División Territorial Comercial de Combustibles, dijo a la prensa local que los clientes de EnZona, canal para la realización de operaciones financieras y negocios digitales en Cuba, tienen esa preferencia, pero aseguró que se trata de algo temporal.

"La medida deberá cambiarse según las personas utilicen y conozcan este sistema, pero existen orientaciones claras de que en cada punto se destinen solo 15 balas para la venta a impedidos físicos, EnZona y casos de covid, a razón de cinco capacidades para cada modalidad", explicó el funcionario.

La indicación oficial es que el resto de los cilindros de gas se venda de manera liberada a la población, agregó.

El problema que generan los clientes de EnZona, aunque sea temporal, es que pueden comprar cada 15 días un cilindro y pagar por esa plataforma electrónica, mientras el resto debe hacerlo en ciclos mensuales.

"Es una fórmula que se inició nacionalmente y como Sancti Spíritus no acababa de despegar se buscaron variantes como la de reducir el ciclo de compra cada 15 días para estimular su uso por parte de los clientes", justificó el funcionario. 

Existen otros problemas que provocan largas colas para adquirir el combustible en Sancti Spíritus, como la falta de cilindros, inestabilidad en el servicio, revendedores de turnos o impedidos físicos que no se identifican y compran con preferencia.

La entidad estatal reparó algunos puntos de venta en respuesta a los reclamos de la población y continuará las obras constructivas en el resto, pero no parece que incremente la capacidad de comercialización del gas licuado a los cerca de 37,000 núcleos familiares de la ciudad.

Tras publicarse el artículo, los lectores de Escambray hicieron uso de la palabra y comentaron sus insatisfacciones sobre el servicio y criticaron la ineficiencia de la única empresa que distribuye el gas licuado en Cuba.

"Poner un ciclo de 15 días para compra digital nunca debió ser establecido, ni todos tienen teléfono, ni todos tienen la opción de la compra en su teléfono y ninguno gastará en condición de hogar normal una balita en ese tiempo. Lamentablemente en las condiciones actuales la empresa tiene que buscar soluciones y las iniciativas no pueden provocar insatisfacción", dijo un internauta.

"Fui testigo cómo en el centro ubicado en el reparto la población trató de organizar la cola para el día siguiente, haciendo una lista con los que se quedaron pendientes y fue la propia policía la que señaló que eso no se podía hacer ¿Por qué? ¿Cuál es la fundamentación?", se preguntó otra persona.

Desde 2019 en Sancti Spíritus se vende de manera liberada el gas licuado, pero con las restricciones económicas que vive el país, agudizadas por la ineficiencia administrativa, las sanciones económicas internacionales y el coronavirus, se decidió vender por la libreta de abastecimiento un cilindro en ciclos de 30 días.

En esa provincia desde inicios de año hay problemas para venderle a sus clientes el combustible  que se usa para la cocción de alimentos.

Un reporte de febrero culpó de la crisis a los coleros, cuando la prensa estatal señalaba a esos cubanos como responsables de las carencias; sin embargo los clientes identificaron problemas administrativos en la gestión del servicio como agravantes del problema.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba