Obligan a médicos cubanos en Venezuela a apoyar nuevo Código de Familias y Misión en redes sociales

"Estás en una misión internacionalista del Gobierno cubano, representando el Gobierno cubano...no es que debes, tienes que estar activo en las redes sociales”, ordena el dirigente.

Facebook / Misión Médica Cubana en Venezuela
Médicos cubanos en Venezuela Foto © Facebook / Misión Médica Cubana en Venezuela

Médicos cubanos en Venezuela tendrán que apoyar la aprobación del nuevo Código de Familias en redes sociales y seguir la cuenta oficial de la de la Brigada Médica Cubana (BMC) en ese país si no quieren ser analizados por indisciplina, advirtió un funcionario cubano desde Fuerte Tiuna, en Caracas.

Una grabación de voz llegada a esta redacción, presumiblemente de la semana pasada, con orientaciones a los galenos cubanos, indica que las autoridades cubanas en Venezuela están creando “un puesto de mando que se va a hacer aquí mismo en Fuerte Tiuna con relación al proyecto de anteproyecto de ley del Código de las Familias” para mover la opinión pública desde las redes sociales.

Entre los gestores del puesto de mando están los informáticos en los diferentes centros de atención sanitaria de BMC en el país. Fuerte Tiuna es un complejo urbano-militar que alberga instituciones de importancia estratégica para la seguridad nacional como el Ministerio de la Defensa, y altos mandos del Ejército y Fuerza Armada, entre otros.  

El funcionario dijo que en días pasados había dado “la indicación de llenar el listado de todos, el 100 por ciento de los colaboradores” con sus respectivas cuentas de “Twitter y la cuenta de Facebook, el que tenga Instagram y el que tenga YouTube” de los colaboradores que también deberán seguir la página oficial de la Misión Médica Cubana en Venezuela.

Sin embargo, de 1,888 colaboradores en los 47 Centros de Diagnostico Integral (CDI) que hay en Caracas, solo 202 le han enviado los nombres de usuario de sus respectivas cuentas en redes sociales. Una sola de ellas sigue la cuenta de Facebook de la misión, a pesar de ser obligatorio, precisó.

“Estamos entre los cinco Estados más malos en cuanto a seguidores de la cuenta de la de la misión médica cubana en Venezuela”, lamento el dirigente, quien considero “inconcebible” la apatía de los médicos.

Al parecer, existe una suerte de emulación entre Estados donde uno de sus indicadores esta reaccionar e interactuar con las cuestas oficiales.

“No seguir la cuenta de la misión tanto por Twitter como por Facebook es una indisciplina”, anunció y precisó que había sido dada “a cada vicejefe de cada Estado la indicación por parte del doctor Machado”, presumiblemente José Antonio Machado Reyes, jefe de la Misión Médica Cubana en Venezuela.

“No es que este es mi teléfono personal y yo hago lo que me dé la gana; sí, eso en Cuba tú lo haces así, pero no estás en Cuba, estás en una misión internacionalista del Gobierno cubano, representando el Gobierno cubano y, por ende y demás tienes, fíjate, no es que debes, tienes que estar activo en las redes sociales y darle seguimiento”, ordena el dirigente.

Preocupado por las consecuencias negativas para su desempeño administrativo, funcionario pide a los médicos que abran la página de la misión y le den seguir como lo hacen con sus amigos en Facebook para “quitarnos esa marca de arriba”, dijo en referencia al bajo nivel de compromiso político de los colaboradores en ese Estado.

Los profesionales cubanos en contratos estatales en el extranjero son frecuentemente obligados a participar en actos políticos y campañas en redes sociales convocados por la jefatura de la misión para dar una imagen de apoyo al régimen, sus dirigentes y acólitos internacionales.

En agosto pasado la propia BMC en Venezuela recibió indicaciones para un “tuitazo” por el aniversario del nacimiento de Fidel Castro, y en noviembre, a propósito del 11J y del 15N, fue obligada a publicar mensajes en Twitter a favor del gobierno.

La explotación que sufren los cooperantes también ha sido extensamente documentada e incluye la apropiación del 70 por ciento de sus salarios, amenazas, vigilancia constante y medidas disciplinarias extremas que les impiden circular y relacionarse libremente.

Los galenos cubanos se han convertido en la punta de lanza del régimen que los para fines propagandísticos y como fuente de ingresos para la casta militar que malgobierna la isla.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba