Médico cubano refugiado en EE.UU. es el nuevo jefe de salud en distrito de Nevada

Asumió estas funciones de manera interina durante la peor etapa de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Captura de pantalla / Telemundo Las Vegas
Dr, Fermín Leguén Foto © Captura de pantalla / Telemundo Las Vegas

El médico Fermín Leguén, que escapó de Cuba en 1991, es el nuevo jefe de salud del distrito sur de Nevada, donde es reconocido además por sus excelentes cualidades profesionales y su atención dedicada a los pacientes y a las comunidades más vulnerables. 

“Tras huir de Cuba en 1991, Leguen se quedó en casa de unos amigos en España durante varios meses. Con la ayuda de un tío en Florida, obtuvo un visado para venir a Estados Unidos, donde encontró trabajo en un hospital de Miami como técnico de telemetría que controlaba las lecturas de los equipos cardíacos. Al cabo de un año, se trasladó a Nueva York, donde tenía un pariente, para buscar oportunidades en la sanidad pública”, según un artículo del diario local Las Vegas Review Journal.

El texto también cuenta que el profesional cubano logró ser aceptado en un programa de residencia pediátrica en Puerto Rico y tras 12 meses allí, se incorporó al programa de medicina preventiva de la prestigiosa Universidad Johns Hopkins, donde completó un máster en salud pública.

Tras estos años de formación el doctor Leguén se estableció en Miami para practicar la medicina privada y desempeñarse en roles de liderazgo en los departamentos de salud del condado Miami-Dade y de Florida. Durante ese tiempo, el médico cubano también trabajó como asesor de vacunación en Jamaica y en Perú, país natal de su esposa, con la que tiene tres hijos. 

En 2016 se trasladó con su familia al Distrito de Salud del Sur de Nevada para asumir como Director Médico. En 2019 fue nombrado jefe de salud interino, el cargo más alto de la agencia y durante la pandemia el puesto pasó a ser suyo de forma permanente.

En la entrevista con el periódico estadounidense, Leguén habló precisamente sobre los retos que asumió en los momentos más difíciles de la crisis sanitaria.

"Diría que el mayor desafío es cómo responder a las necesidades de la comunidad sin perjudicar a tus empleados. Hay que mantener un alto nivel de concienciación, en cuanto a la salud física (y) mental de tu personal. No puedes aceptar ciegamente las peticiones de todo el mundo sin tener en cuenta el cansancio y el agotamiento de tu personal", comentó.

También explicó los motivos para su salida de Cuba y la forma en que su formación en La Habana, su origen latino y su raza, lo han beneficiado. "En el momento en que decidí salir de Cuba, tenía preocupaciones. Me sentía intimidado. El instituto de investigación donde trabajaba era muy vigilado por la seguridad", afirmó. 

"En mi experiencia profesional aquí en el condado de Clark, honestamente, no he sentido que mi raza o mi herencia española hayan sido una barrera o hayan animado a nadie a tratar de limitar las cosas que me gustaría hacer", dijo también y refirió que incluso esas características ha permitido que las comunidades hispanas y afroamericanas se acerquen a la oficina que dirige. 

Sobre el futuro del Distrito Sur de Nevada tras la pandemia, afirmó que le preocupa que pierdan los fondos federales y que se queden con un financiamiento muy limitado, lo cual puede frenar los programas sanitarios y la ayuda a los más necesitados. 

Hacia el final de la entrevista Leguén mencionó de nuevo a su país natal y dijo que a pesar de los años y de ser ya ciudadano estadounidense, se considera 100% cubano.

"Pero cuando estoy allí, no creo que la gente me vea así. Además, tienes que reeducarte un poco sobre los comportamientos y los valores sociales y las cosas que han cambiado. Me encantaría tener una casa o algo en Cuba, donde pudiera ir y pasar semanas o meses. Pero no creo que pueda decir que voy a vivir en Cuba", concluyó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba