Estudiante Leonardo Romero deja la Universidad de La Habana: "Decidí no ser cómplice"

El joven universitario cobró notoriedad pública por su arresto en mayo de 2021 tras participar en una protesta en la céntrica calle habanera Obispo, portando un cartel que decía “Socialismo sí, represión no”.

Facebook/ Leonardo Romero Negrín - Ecured
Leonardo Romero Negrín y Universidad de La Habana Foto © Facebook/ Leonardo Romero Negrín - Ecured

El estudiante Leonardo Romero Negrín anunció este viernes su salida de la Universidad de la Habana donde cursaba la Licenciatura en Física y aseguró que ya no sería cómplice de lo que sucede en Cuba.

En un post de Facebook, Romero Negrín afirmó que callar no puede ser la solución y que conoce de sobra las consecuencias que puede traer su decisión para él y su familia, ahora expuesta a las represalias del régimen.

Explicó que su decisión de dejar el centro de estudios “es solo un recordatorio a la comunidad universitaria de que la juventud es lo más valioso que tiene una sociedad”, y agradeció a quienes han hablado hasta ahora sin miedo a la represión, al acoso y al hostigamiento de la Seguridad del Estado.  

En mayo de 2021, Romero Negrín fue detenido por participar en la protesta de la calle Obispo en la capital del país. Como medida fue puesto en arresto domiciliario y se inició un proceso investigativo en su contra. 

El joven, que en ese momento estudiaba el tercer año de la carrera de Física, se sumó a la manifestación portando un cartel que decía “Socialismo sí, represión no” y fue brutalmente reducido por oficiales de la policía

En julio de 2021 fue víctima de otra detención violenta en medio del estallido antigubernamental. El estudiante no tenía intención de sumarse a las protestas debido a que estaba pendiente del un proceso penal por los sucesos de Obispo, pero se interpuso a los militares cuando vio que golpeaban con fuerza a un exalumno suyo.

“Jamás podrán decir que les tomó de sorpresa mi actitud porque bien saben que además de recoger escombros, donar sangre y reenvasar hipoclorito, (...) me pronuncié cuando la expulsión del poeta Pedro Junco de la UNEAC, cuando los actos de repudio y contra disímiles arbitrariedades del gobierno a la vez que critiqué el bloqueo y otras tantas cosas con las que no estoy de acuerdo”, agregó en su publicación. 

Añadió que respetaba a las personas que reconocían de frente su temor y su necesidad de cuidarse. “Me duele, pero les respeto más por ser sinceros. No obstante, eso va a jugarnos en contra y tal vez cuando nos demos cuenta sea tarde. Siento vergüenza por ver en lo que nos hemos dejado convertir”, advirtió Romero Negrín.

El joven señaló que los estudiantes universitarios en Cuba eran privilegiados y tenían la posibilidad de acceder al conocimiento, pero que empañaban ese privilegio al hacer caso omiso a la realidad del país, a las protestas del 11 y a los juicios contra los manifestantes

En el post agradeció a sus amigos y a los maestros que ha tenido desde la infancia por prepararlo para abrir los ojos, cuestionarse y ser honesto. También pidió disculpas a los compañeros que fueron acosados e interrogados por la policía política, con la complicidad de los decanatos de las diferentes facultades, para que influyeran sobre él y lo hicieran callar. 

Les hablaban de mí como si fuera un criminal y a algunos los chantajearon con sus alquileres por negarse rotundamente a colaborar y fui testigo de cómo un casero les explicó tal penosa situación antes de expulsarles”, relató Romero Negrín. 

Dedicó palabras también a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), de la que fue miembro y pidió su salida. Criticó la actitud servil e hipócrita de la organización, dispuesta siempre a cumplir los designios de un gobierno que maltrató, golpeó y encerró a muchos jóvenes. 

Contó que su madre siempre le recuerda una frase de José Martí: “De la pobreza se sale, de la deshonra no” pues esa idea fue parte de sus impulsos. “Decidí no deshonrar a mi conciencia. Decidí no ser un hipócrita”, agregó en su texto y señaló que a pesar del fuego cruzado continúa firme gracias al apoyo mutuo de muchas personas. 

Romero Negrín manifestó que estuvo pensando por un tiempo esta decisión de abandonar la Universidad de La Habana, pues las cosas que suceden en el país y en particular las protestas del 11J le hicieron abrir los ojos sin volverse un extremista

“Ser honestos es una necesidad. Que se nos escuche es un derecho. No temamos utilizarlo para bien. Para que otras personas puedan hablar de manera digna y escucharnos mutuamente” aseguró. “Confío en que conservemos el párpado abierto para limpiar ciertas costras y que no olvidemos que a Mella no se le honra sólo con flores. Un día como hoy nació”, agregó al final de su publicación. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba