Estudiante universitario narra brutal represión policial contra detenidos en las protestas en Cuba

Lo tiraron al suelo y le dieron patadas, luego con una tabla lo golpearon en las piernas.

Detención de Leonardo Romero Negrín en Cuba Foto © Captura de video

Leonardo Romero Negrín, estudiante de Física en la Universidad de La Habana, contó cómo fue víctima de la brutal represión policial tras ser detenido en medio de la ola de protestas del 11J en Cuba.

El joven aseguró que no participó en las protestas porque sabía que tendría una implicación legal en el proceso que hay en su contra desde que se paró en la calle Obispo con un cartel para pedir el cese de la represión en la isla.

En declaraciones a La Joven Cuba, Romero Negrín dijo que solo intercedió cuando vio que golpeaban brutalmente a exalumno y para evitar que sufriera daños físicos se interpuso a los militares.

El joven alegó que todo está grabado en las cámaras de seguridad del hotel Saratoga y que si la policía lo desea puede consultar las imágenes para verificar el atropello y detención arbitraria.

Primero lo condujeron a la estación de Dragones, a pocos metros del lugar donde ocurrió la detención, y allí lo lanzaron contra el suelo y cuatro personas comenzaron a patearlo.

Romero Negrín dice que trató de cubrirse la cara con las manos y aún así continuaban golpeándolo, lo que provocó inflamaciones en el antebrazo, así como dolores en una costilla y fractura en la nariz.

Posteriormente dice que lo condujeron a un patio interior y con una tabla lo golpearon en las piernas, provocándole lesiones y cicatrices.

"Cuando iba a salir viene el oficial 03912 de la estación de Dragones y le pide a dos personas que me aguanten por el pelo para decirme 'por mercenario' mientras me da un cabezazo", dijo.

Al joven cubano lo trasladaron posteriormente a la estación de Zanja donde un médico comenzó a examinar sus lesiones y sin terminar un oficial se presentó en la consulta y dio por terminado el encuentro.

"Lo que me hicieron a mi fue poco. Hay gente que tiene moretones en los ojos, hay personas con yeso, dedos fracturados", agregó.

El estudiante de Física fue testigo de cómo a un hombre de 74 años lo hicieron pasar por el "somatón", que es una doble hilera de policías con tonfas golpeando a todo el que pasa por el medio.

"Están esposados y les caen a golpe", denunció.

El joven denunció también la impunidad con la que algunos oficiales golpean a los detenidos, sin importar que tengan dolencias en el cuerpo producto de la represión física.

Durante el diálogo con La Joven Cuba, Romero Negrín describió el maltrato psicológico al que los militares sometieron a los detenidos, luego que lo trasladaran por tercera vez, en esta oportunidad a la prisión de Menores del Cotorro.

"Cuando llegamos a la unidad nos desnudaron a todos y nos decían que éramos unos maricones, unos chupa pingas y aquí les vamos a coger el culo, esa es la realidad", aseveró.

Estuvo contra la pared, junto al grupo de detenidos, durante dos horas y de ese tiempo unos 40 minutos desnudo.

"Se me acercaban por atrás, me agarraban por el pelo y decían 'chinita, con este pelito se puede hacer tremendo peluquín' y nos tocaban las nalgas", testificó.

Actualmente Leonardo Romero Negrín está en reclusión domiciliar por el supuesto delito de desorden público, algo que niega rotundamente porque él estaba en la calle sin participar en las protestas pacíficas. Solo se involucró cuando quiso defender al exalumno.

El testimonio del joven estudiante cubano pone al descubierto la violación de derechos humanos en la isla, sobre todo en el trato con los detenidos y reclusos, en contradicción con las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela) un mecanismo de Naciones Unidas para garantizar los estándares que se reconocen como idóneos para el tratamiento de las personas privadas de su libertad.

Estos son sus principios fundamentales:

  • Aplicación de forma imparcial y sin discriminación.
  • El sistema penitenciario no deberá agravar los sufrimientos que implican la privación de la libertad y el despojo del derecho a la autodeterminación de las personas detenidas.
  • Todos los reclusos serán tratados con el respeto que merecen su dignidad y su valor intrínseco en cuanto seres humanos.
  • Nadie será sometido a tortura ni a tratos crueles, inhumanos o degradantes.
  • Se tendrán en cuenta las necesidades individuales de los reclusos, en particular las de las categorías más vulnerables en el contexto penitenciario.
  • Se deberán reducir al mínimo las diferencias entre la vida en prisión y la vida en libertad.

Ante las reclamaciones de las familias cubanas a las autoridades de la isla para saber en qué estado se encuentran sus hijos y la preocupación por la comunidad universitaria, el Ministerio de Educación Superior emitió un comunicado en el que dijo, sin precisar cifras, que era ínfima la representación de jóvenes de esa enseñanza

Datos oficiales estiman que el mayor número de detenidos oscila entre los 25 y 35 años, sin embargo no se precisa la cantidad de personas que se encuentran en centros de detención o prisiones cubanas.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos estimó, según la red de colaboradores de la isla y los testimonios difundidos en las redes sociales, que podrían ser más de 500 personas en todo el país.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba