Un amplio reportaje de la televisión chilena recoge “las voces de las protestas cubanas”

El periodista chileno Humberto Sichel viajó a Cuba para conversar con algunos de los protagonistas del estallido social del 11 de julio y tratar de entender ese “quiebre inédito en la sociedad cubana” a través de voces destacadas de la sociedad civil.

Humberto Sichel en La Habana Foto © Captura de video YouTube / Chilevisión

Un extenso reportaje transmitido por el canal Chilevisión de ese país austral desgrana las masivas protestas antigubernamentales ocurridas en Cuba el pasado 11 de julio.

El periodista chileno Humberto Sichel viajó a la isla para conversar con algunos de los protagonistas del estallido social y tratar de entender ese “quiebre inédito en la sociedad cubana” a través de voces destacadas de la sociedad civil.

El reportaje, publicado en dos partes de aproximadamente 20 minutos cada una, contrapone la imagen de “un gobierno que ha roto principios que dice defender” con la de un pueblo en busca de “mayores libertades políticas y libertad de expresión”.

La primera parte se ocupa de reconstruir la situación contextual que precedió al estallido social del 11J e intentar comprender “el origen del descontento que reventó en la isla”.

Se repasan eventos tales como las medidas del gobierno de Donald Trump, el encierro por la pandemia, la resistencia del sector cultural contra el decreto 349, el caso del rapero Denis Solís, la huelga del Movimiento San Isidro, la protesta de los artistas e intelectuales el 27N y el impacto de los medios independientes en el acceso a la información de la sociedad cubana.

En esta primera parte, se recogen testimonios diversos que van desde el de un bicitaxista que le comenta al periodista que ellos, el gobierno, “son los dueños de todo”, hasta el de figuras de la sociedad civil como el jurista Julio Antonio Fernández Estrada, la activista trans Mel Herrera, el estudiante Leonardo Romero, la periodista independiente Gueisy Guía y el artista Luis Manuel Otero Alcántara.

La segunda parte se concentra en el análisis de las protestas del 11 de julio a partir del montaje de imágenes de las protestas pacíficas filmadas desde teléfonos celulares, en contraste con las de la represión, los llamados a la violencia y la criminalización de los manifestantes por el gobernante Miguel Díaz-Canel y los reportajes de los medios oficiales.

En esta segunda parte se incluyen los testimonios estremecedores de la publicista Diana Naranjo, detenida durante las protestas, y la militante comunista Moraima Reyes, madre de uno de los presos del 11J.

Reyes, que se declara simpatizante de la Revolución, defiende el derecho constitucional a manifestarse y opina que la élite en el poder en Cuba ha entendido las protestas como un problema político, en lugar de social -como ella lo considera-, porque para ellos se trata de la defensa de sus privilegios, “sus yates y sus casas de descanso”.

En uno de los fragmentos más conmovedores del reportaje, consternada ante el encarcelamiento de su hijo y cómo este hecho ha removido su sistema de valores, Moraima Reyes dice no saber ni cómo se siente, pero solo tiene claro que “la familia está primero”.

El enviado especial Humberto Sichel explica a la audiencia chilena a través de imágenes y testimonios cómo la mayoría de las protestas fueron pacíficas, contrario a la imagen criminal de los manifestantes que ha querido difundir el gobierno. Muestra, además, la forma en que la represión se acrecentó tras las protestas a través de juicios arbitrarios y condenas de cárcel a manifestantes pacíficos.

“Los cubanos de hoy están llamados a resolver su destino de la mejor manera posible, pero eso no ocurrirá sin una mayor libertad de prensa par enriquecer el debate público, pero sobre todo para consensuar salidas democráticas”, concluye Sichel, uno de los más reputados periodistas chilenos de la actualidad.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.