Pepe Mujica: "La verdadera Revolución son los escalones que subimos, no los gritos que pegamos"

Esta noticia es de hace 4 años

El ex presidente uruguayo Pepe Mujica, conocido en el mundo entero por "El Presidente más pobre del Mundo", fue una de las figuras políticas de mayor peso y prestigio internacional que visitaron la Habana en estos días con motivo del deceso del ex gobernante cubano Fidel Castro.

A punto de abandonar la residencia del Embajador de Uruguay en La Habana para regresar a su país, Pepe Mujica concedió una entrevista a la joven periodista cubana Claudia Padrón Cueto, en la cual abordó temas muy interesantes; entre ellos, el papel de la juventud en los procesos de reforma políticos actuales, y los conceptos de "lucha", "izquierda" y "Revolución."

El hombre que conmovió al mundo por la manera austera en que vivió su etapa como presidente de la nación uruguaya, vuelve a deslumbrar, no solo por lo acertado de muchos de sus criterios sino también por demostrarnos una vez más que "un mundo mejor es posible".

Entre los momentos más lucidos de esta entrevista, Mujica dijo frases como:

“No se lucha solo por el gobierno, por el desarrollo o por una mayor equidad. Esto es importante, obviamente; pero en el fondo por lo que se lucha es por avanzar dentro de la civilización humana."

“No sé que entienden algunos por código de izquierda. Eso tiene mucho de panfletario y “declaracionista”. El verdadero kit de la cuestión es si vives como piensas, porque de lo contrario terminarás pensando como vives."

“Hay gente que cree que un día llegaremos a una sociedad sin problemas. Yo no estoy dentro de esa gente. Creo que los hombres siempre tendremos conflictos en el marco social. El premio está en el avance que logremos."

"El avance de la sociedad en sus valores y bienestar es el verdadero progreso. La verdadera revolución son los escalones que subimos no los gritos que pegamos”.

"En América Latina hay 32 personas que tienen lo mismo que 300 millones de habitantes. Y lo peor es que el patrimonio anual de esa minoría crece a una tasa del 21 por ciento mientras que la economía crece solo al 2,5. La riqueza asciende pero también se concentra excesivamente. Eso pone en jaque a la democracia porque las decisiones empiezan a ser favorables a los sectores poderosos”.

“Cuando digo igualdad no hablo de total homogeneidad como si fuéramos ladrillos, todos idénticos. No somos un producto de fábrica. Me refiero a igualdad de oportunidades. Siempre habrá quien logre más o menos. Eso es natural. Pero si hay desigualdad que sea generada por los esfuerzos propios, y no por levantarse sobre el lomo de los demás."

“El ser sobrio en el consumo de las cosas es garantizarse libertad individual y garantizar tu oportunidad de estar con tu aventura melosa, amigos, hijos. Al final es lo único que realmente nos hará felices."

foto: Alejandro Trujillo/El Toque

Esta noticia es de hace 4 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985