El mensaje de la madre de la asesina del niño Gabriel al pueblo de España

Esta noticia es de hace 2 años

Juana Cruz, la madre de la dominicana Ana Julia Quezada Cruz, asesina confesa del pequeño Gabriel, en España, ha pedido perdón al pueblo español por el crimen cometido por su hija, de quien ella cree que se le metió "el demonio" en el cuerpo.

"Yo le pido perdón al pueblo de España, que está primero. Luego a Dominicana. Que nos perdonen porque nuestro apellido ahora mismo está por el suelo porque ella lo tiró. Nosotros no estamos procesados ni por robo, ni por asesinos, ni tenemos nada con la justicia. Por favor, piensa, tú estás loca. Se te metió el demonio, por Dios".

La madre de la asesina del pequeño Gabriel pidió disculpas sin poder contener las lágrimas. Su hija acababa de ser detenida con el cadáver del niño Gabriel Cruz en el maletero de su vehículo. La Guardia Civil (Policía militarizada española) la siguió hasta el lugar donde desenterró el cadáver y lo ocultó bajo una manta en el maleterero de su auto para, previsiblemente, ocultarlo en otro lugar.

Durante 12 días Ana Julia Quezada fingió estar preocupada por la desaparición de su hijastro, de ocho años, en la provincia española de Almería, al sureste del país. Se perdió la pista del menor cuando se dirigía a la casa de una tía desde el domicilio de su abuela. Ambas viviendas están separadas por un camino de unos 100 metros de longitud. El auto del juez concluye que el crimen fue premeditado porque la asesina confesa habría cavado el hueco donde ocultó a Gabriel con anterioridad a la muerte del pequeño.

La reconstrucción del caso apunta a que Ana Julia Quezada le pidió al niño que subiera a su auto y lo llevó a una finca alejada de la casa de su abuela, donde habría asesinado al niño, asfixiándolo con sus manos. Ella afirmó en su testimonio ante la Guardia Civil que el niño la había atacado con un hacha.

La Guardia Civil investiga ahora si el niño no subió de forma voluntaria al vehículo porque en el interior del auto fueron encontrados ansiolíticos. Está por determinar si los estaba consumiendo la asesina o los usó para drogar al niño.

Como Ana Julia Quezada no usaba su teléfono, la Guardia Civil le colocó micrófonos en el interior de su auto y la escuchó insultar al niño cuando llevaba el cadáver en el maletero.

Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, el niño asesinado por Ana Julia Quezada, ha pedido al pueblo español que no intente vengarse por la muerte de su hijo. "La bruja ya no está", señaló.

La asesina ha ingresado en prisión. Está separada del resto de presas. Instituciones Penitenciarias en España ha activado el protocolo antisuicidio.

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985