Cuba y EEUU intercambian a Alan Gross y a tres espías cubanos

Este artículo es de hace 5 años
El Gobierno de Cuba ha puesto en libertad "por razones humanitarias" al contratista estadounidense Alan Gross, preso en La Habana desde hace cinco años y quien ya está volando de regreso a su país, anunció hoy la Casa Blanca. "Esta mañana, Alan Gross ha salido de Cuba en un avión del Gobierno estadounidense", explicó bajo anonimato un alto funcionario. Estados Unidos también liberó a los tres espías cubanos. Por otra parte el presidente cubano, Raúl Castro, comparecerá hoy en la televisión y radio estatales para hablar de "importantes temas de las relaciones con Estados Unidos", tras conocerse la noticia de la liberación de Gross. Se especula que podría anunciar el fin del bloqueo. Días atrás, el presidente uruguayo José Mujica hizo pública la carta que envió a Obama por la llegada de los presos de Guantánamo dónde le pide que libere a los tres pesos cubanos y uno puertoriqueño presos por espionaje. Antecedentes Alan Gross, de 65 años, contratista del Gobierno de EEUU estaba preso en Cuba desde hace cinco años. Fue arrestado en diciembre de 2009 cuando trabajaba en un programa financiado por Usaid, la Agencia de Desarrollo Internacional de Estados Unidos. Gross participaba en un proyecto para instalar acceso a Internet en comunidades locales con equipos satélite considerados ilegales en Cuba. Las autoridades cubanas aseguraron que sus actividades formaban parte de un intento encubierto de promover un cambio de régimen en la isla. En 2011, Gross fue condenado a 15 años de cárcel por cometer "actos contra la integridad del Estado". La familia y el abogado de Gross habían informado que el prisionero había amenazado con quitarse la vida. El 3 de diciembre, el día que se cumplía el quinto aniversario de su encarcelamiento, la esposa de Gross, Judy, mostró su enojo en una página web creada para pedir la liberación del subcontratista. "Ya basta. Mi marido ha pagado un precio terrible por servir a su país y a su comunidad", escribió. "Alan está decidido a no pasar un año más encarcelado en Cuba, y me temo que estamos llegando al final". "Es el momento de que el presidente Obama traiga a Alan a casa, a Estados Unidos; o será demasiado tarde", afirmó su esposa. Cuba había ofrecido en varias ocasiones intercambiar a Gross por los tres agentes de inteligencia cubanos presos en EEUU bajo cargos de espionaje (Antonio Guerrero Rodríguez, Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar). Washington se negó hasta el momento alegando que los casos eran diferentes.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.