Banderas de Cuba y EE.UU. Foto © Flickr/Cuba

Congresista Bradley Byrne: "Ahora que los Castro están fuera del poder, hay un momento de oportunidad para EE.UU."

Este artículo es de hace 2 años

Bradley Byrne, congresista republicano por el estado de Alabama, considera que el cambio de presidente en Cuba supone una “oportunidad” para Estados Unidos. Aunque el político se opuso al restablecimiento de relaciones que llevó adelante la administración de Barack Obama, cree que ahora sí se dan las circunstancias para el “restablecimiento de las relaciones”.

“Ahora que los Castro están fuera del poder, hay un momento de oportunidad para Estados Unidos. Es hora de comenzar lo que será un proceso largo y difícil para abrir verdaderamente nuestros dos países el uno al otro”, ha escrito el congresista para una columna en el diario The Hill.

El congresista republicano Bradley Byrne (Foto: Wikimedia)

Byrne ha explicado que al restablecer las relaciones “el presidente Obama le dio legitimidad a un régimen ilegítimo”. Y añadió otro de los argumentos más extendidos entre los contrarios al deshielo: “Estados Unidos no obtuvo nada a cambio”.

Sin embargo, pese a que muchos consideran que la presidencia de Díaz-Canel no supone un cambio significativo, pues se encuentra bajo el amparo del mismo régimen, el congresista republicano por Alabama cree que sí supone una transición, aunque a pequeña escala y de carácter paulatino.

“Un país que ha sufrido durante tanto tiempo bajo este tipo de régimen no cambiará de la noche a la mañana. No es realista pensar que un cambio trascendental puede suceder de una vez por varias razones”.

La principal de esas razones la encuentra el congresista en el liderazgo todavía vivo de Raúl Castro al frente del Partido Comunista, y también en el desconocimiento que tienen los funcionarios gubernamentales sobre lo que es un “gobierno democrático, el estado de derecho o los derechos humanos básicos”, algo que confiesa que pudo comprobar de primera mano durante una visita que realizó a la Isla en el 2015.

Byrne relata algunas anécdotas curiosas sobre lo que llegó a escuchar en la Isla de boca de los funcionarios cubanos. Sobre el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, recuerda su definición del "comunismo".

“Al hablar de su sociedad comunista, el canciller cubano me dijo que el comunismo es la perfección del socialismo y que el gobierno cubano aún estaba perfeccionando su socialismo”.

Igualmente señala la incoherencia de que desde el propio Ministerio de Comercio e Inversión fueran incapaces de “comprender el capitalismo o las nociones básicas del rendimiento de la inversión”.

La segunda razón por la que Bradley Byrne cree que una transición en Cuba no puede ser en ningún caso rápida ni inmediata, radica en la incapacidad para gestionar el levantamiento del embargo.

“Cuba no podría manejar un rápido levantamiento del actual embargo comercial porque carecen de infraestructura básica para acomodar un gran aumento en el turismo o el comercio”, ha afirmado Byrne, quien además de político es también hombre de negocios.

Como apoyo a su declaración, precisó que durante su visita en el 2015 los propios economistas cubanos le explicaron que el Gobierno de la Isla simplemente no estaba preparado para ello, y le decían “cualquier expansión del comercio con los Estados Unidos tendría que avanzar gradualmente”.  

Entre los problemas por resolver con Estados Unidos para restablecer verdaderamente las relaciones, el congresista señala varios apartados a visitar:

Seguridad:

“Debemos tener un acuerdo firme de que ninguno de los dos países atacará al otro ni permitirá que otras naciones usen sus tierras, aguas territoriales o espacio aéreo para llevar a cabo actividades militares o de inteligencia contra el otro”, y puso el ejemplo de Rusia, que endulza los oídos a la Isla, algo que resulta muy peligroso para la seguridad de Estados Unidos.

Proceso de reclamos: 

El congresista considera que deberá existir en algún momento un “proceso acordado” para que los ciudadanos de los EE.UU. puedan reclamar, legítimamente, propiedades que fueron tomadas de sus familias.

Derechos humanos: 

En lo que beneficia y atañe directamente al pueblo cubano, Byrne considera que el Gobierno de la Isla necesita otorgar a sus ciudadanos derechos humanos básicos de los que carece actualmente; entre ellos “libertad de expresión y reunión, y permitir que las instituciones religiosas y las organizaciones no gubernamentales tengan verdadera libertad para operar”.

Los derechos de propiedad y el estado de derecho: 

El político cree que hacia el futuro Cuba debe adoptar los derechos de propiedad básicos, el estado de derecho, un sistema judicial legítimo y la protección del debido proceso, antes de que nadie vaya a invertir en el país. Menciona en específico la necesidad inversiones en edificios e infraestructura moderna para manejar más turistas, el comercio y una economía en expansión.

Para argumentar la posibilidad real de que no sea un simple utopía el restablecimiento de relaciones entre ambos países, el congresista republicano cita el caso de Vietnam: “Tomó varios años y mucha paciencia, pero mira dónde están las cosas ahora. Tenemos una excelente relación con Vietnam, y Estados Unidos es popular entre la gente vietnamita común, a pesar de diez años de guerra con devastadoras consecuencias humanas y ambientales”.

No obstante, el político se muestra cauto, y concluye que, pese a las grandes dificultades que presenta un restablecimiento de relaciones “parece que es el momento adecuado para comenzar discusiones serias que garanticen la protección de los intereses de los Estados Unidos mientras allanan el camino para un futuro mejor para el Pueblo cubano”.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985