Inmigrantes en Estados Unidos Foto © Wikimedia Commons

EE.UU admite que ha separado a casi 2.000 niños de sus familias en fronteras con México

Este artículo es de hace 2 años

NUEVA YORK, 15 jun (Reuters) - El Gobierno estadounidense dijo el viernes que 1.995 niños fueron separados de unos 1.940 adultos en la frontera entre Estados Unidos y México del 19 de abril al 31 de mayo, como parte de las políticas migratorias más estrictas de la administración del presidente Donald Trump.

La cifra representa un dramático aumento respecto a las cerca de 1.800 separaciones de familias que Reuters reportó que ocurrieron entre octubre de 2016 a febrero de este año. El número oficial de separaciones alcanza ahora casi 4.000 niños, sin incluir los datos de marzo y comienzos de abril de 2018.

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció en mayo una política de "tolerancia cero" en la que todos los detenidos intentando ingresar ilegalmente al país enfrentarían cargos criminales, lo que generalmente lleva a que los niños sean separados de sus padres.

Las familias fueron separadas para poder procesar penalmente a los padres, dijo en una llamada telefónica con periodistas un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional que pidió no ser identificado.

"Los activistas quieren que ignoremos la ley y le demos vía libre a la gente con familia", dijo el funcionario. "Ya no eximimos a grupos completos de personas", agregó.

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió inmediatamente a una petición de información detallada de las edades de los niños separados de sus padres y que se encuentran bajo custodia, pero el funcionario dijo que no separan a los bebés de los adultos.

Un agente de la seguridad fronteriza que participó de la llamada telefónica dijo que a veces los niños son separados de los adultos con los que viajan si los funcionarios sospechan que su relación es fraudulenta.

Reuters reportó que cerca de un 13 por ciento de las separaciones de familias en el período de 17 meses hasta febrero se debió a presunto fraude.

Los funcionarios que participaron de la llamada no dieron detalles sobre dónde están los niños. Una vez que son separados, son tratados como menores sin compañía y quedan bajo el cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos, que los aloja en instalaciones del Gobierno, los ubica con cuidadores temporales o los entrega a apoderados adultos en Estados Unidos.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985