Israel Rojas Foto © Facebook/ Israel Rojas

Israel Rojas apoya nueva Constitución cubana porque “protege las conquistas de la Revolución”

Este artículo es de hace 1 año

El cantautor cubano Israel Rojas, líder de la popular agrupación Buena Fe, calificó esta semana de “moderno” y “reflejo de la sociedad” el proyecto de Constitución que se debatirá en la Isla hasta el próximo 17 de noviembre.

En entrevista con la estatal Prensa Latina, el intérprete de ‘No juegues con mi soledad’ y autoproclamado "Fidelista" manifestó su respaldo a la nueva Carta Magna, argumentando que esta “protege las conquistas de la Revolución”.

“Definitivamente el proceso de actualización constitucional es muy importante, al tratarse de un ejercicio de participación democrática fundamental que fortalece y hace avanzar el país hacia el que queremos lograr”, sostuvo el músico, también graduado de Derecho en la Universidad de La Habana.

Rojas dijo apoyar el artículo 68, que abre las puertas al matrimonio igualitario, y agregó que las leyes complementarias que surjan a raíz de la reforma constitucional “deben calzarla, sustentarla, auparla y hacerla realidad”.

“La sociedad contemporánea está lo suficientemente madura como para ampliar las avenidas de los derechos civiles de todas las personas, incluyendo las de preferencias sexuales distintas, pueden existir algunas zonas de resistencia, pero Cuba no puede dilatar las aperturas de estos derechos”, subrayó.

Cuba inició el ‘debate público’ de la reforma en agosto, sobre temas que van desde el unipartidismo y el socialismo "irrevocable" hasta la desigualdad, los derechos de la comunidad gay, la propiedad privada y la reestructuración del Gobierno.

Tras ser aprobada por la Asamblea Nacional, la revisión propuesta por el Partido Comunista a la Carta Magna de 1976 se discutirá en 35.000 centros de trabajo y reuniones comunitarias, según anunciaron autoridades.

La nueva versión mantiene al PCC como la "fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado", y conserva el carácter "irrevocable" del socialismo. Sin embargo, elimina la referencia sobre un avance hacia la sociedad comunista y otra prohibición del uso de la propiedad privada para explotar el trabajo de otros.

El documento también refuerza el dominio del Estado sobre los medios de producción y la tierra, así como el papel de la planificación centralizada. Por primera vez, no obstante, existe un reconocimiento al mercado como una ley económica objetiva, aunque puede ser revocada por voluntad del Gobierno.

Las empresas privadas y las cooperativas no agrícolas se incluyen por primera vez en el nuevo texto como actores económicos legítimos. Y los emprendimientos conjuntos, así como otras formas de inversión extranjera, pasan de ser secundarios a "importantes" o "fundamentales". Al mismo tiempo, el Gobierno prohíbe la "concentración" de la propiedad privada entre los ciudadanos.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.