Alpidio Alonso y Abel Prieto Foto © Juventud Rebelde

El ministro Alpidio Alonso admite que hay corrupción en la Cultura cubana

Este artículo es de hace 2 años

El ministro cubano de Cultura, Alpidio Alonso, admitió esta semana que existe corrupción en el sector que controla y pidió cero impunidad para los que incurran en este delito, según recoge el portal oficialista Cubadebate.

En el marco de la I Conferencia Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Cultura, Alonso llamó a “cortar la corrupción desde la raíz para defender lo que es nuestro”, luego de que varios delegados presentaran quejas al respecto.

El titular, designado por el presidente Miguel Díaz-Canel en julio, también convocó a una “batalla cultural” (llevar a cabo acciones de propaganda) en las redes sociales, a medida que las posibilidades tecnológicas de cada centro laboral lo permitan. 

Alonso respondió con esta postura luego de que varios delegados cuestionaran en el encuentro el “detrimento” de la actual política cultural de la Isla y realizaran críticas a la calidad artística y mala gestión de algunas agencias.

Juan Zayas, secretario del Buró de la Música, sacó a relucir el tema de la corrupción y las ilegalidades, de las cuales aseguró están presentes principalmente en las fiestas populares que se organizan en toda Cuba. 

Si hay presencia de estos males, dijo, la cultura no puede ser “el escudo y la espada de la nación”.

Díaz-Canel, por su parte, hizo un llamado en una intervención posterior a “despojar” a la política cultural del país de “banalidades, vulgaridades y paradigmas que tratan de imponer desde otros lugares”.

“Hay personas que están haciendo todo lo posible por apartar al Estado del ámbito de la cultura, sobre todo los que se oponen a la Revolución, y cuando se va a discutir un tema no quieren que esté presente la institución cultural”, dijo el mandatario.

En alusión indirecta a las protestas por la implementación del Decreto 349, que institucionaliza la censura en el arte cubano, el mandatario agregó que existe la tendencia a pensar en el arte como bien de consumo.

“Quieren que se convierta en mercancía, anteponiendo el interés personal de enriquecimiento, independientemente de la calidad y la política cultural de la Revolución, que es el desarrollo de la autenticidad”, aseveró.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.