Galletas Foto © Pixnio

Dos estudiantes hacen galletas con las cenizas de su abuelo y las reparten en una escuela de EE.UU.

Este artículo es de hace 1 año

Un suceso inverosímil sucedió en la Academia Da Vinci, en California. Todos se han quedado boquiabiertos al conocerse que dos de sus alumnas repartieron galletas entre los compañeros de clases, hechas con las cenizas del abuelo. 

Según el testimonio de los estudiantes, había quien era consciente de lo que estaban comiendo, y otros no. Incluso el hecho salió a la plalestra pública porque, según dijo al Canal 40 de Sacramento un alumno de la institución de nivel secundario, una de ellas "iba por ahí diciéndoselo a todo el mundo".

El estudiante develó lo sucedido dos semanas después. Las autoridades de la escuela entrevistaron al joven para saber si había comido de las galletas, y luego este le contó a su madre, quien quedó escandalizada: "Fue una cosa repulsiva, y ni siquiera me lo notificaron", dijo la madre.

"Una chica que estaba también en mi clase me paró y me preguntó si quería una galleta. Como la conocía me dije ‘¿Por qué no? Es una galleta‘", dijo el estudiante Andy Knox a la cadena KCRA de NBC.

"Me dijo que había un ingrediente especial en las galletas. Pensé que les había puesto drogas o algo y le pregunté ‘¿es una galleta con marihuana o algo?‘, y me respondió ‘no‘. Luego dijo que tenía las cenizas de su abuelo y se rió. Quedé horrorizado".

Por su parte, Paul Doroshov, vocero del Departamento de Policía de Davis, dijo a la cadena Fox: "En virtud de las circunstancias, creemos que la historia es cierta. Lo que no podemos decir es que lo confirmamos ciento por ciento, pero se trata de una historia creíble".

La institución ha declarado a los medios que "las estudiantes están arrepentidas de lo que hicieron, que haber ingerido las galletas no representa un peligro para la salud de los alumnos, y que ahora se trata de una cuestión familiar". 

En un comunicado del Distrito Escolar de Davis, se deja saber que "aunque no podemos hacer comentarios sobre asuntos confidenciales de los estudiantes, su seguridad física y emocional es nuestra primera prioridad".

"Los estudiantes están seguros y no existe ningún riesgo de salud en el recinto de la Charter Da Vinci ni para ninguna de las personas involucradas", aseguran.

"Tomamos muy en serio todas las acusaciones de actos ilícitos y llevamos a cabo investigaciones exhaustivas que involucran a la policía u otras entidades cuando es apropiado", dijo el distrito escolar.

El teniente Doroshov declaró a la revista People que la Policía de Davis investigó el episodio como un caso de alteración del orden público.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985