Yaima Millares Cuesta antes de ser deportada. Foto © CiberCuba.

Panamá deporta por la fuerza a la cubana embarazada y con 3 hijos

Este artículo es de hace 1 año

El Gobierno de Panamá deportó esta madrugada a la cubana embarazada y con tres hijos de 17, 8 y 5 años que no quería regresar a su país. La familia llevaba justo una semana durmiendo en la zona de tránsito del aeropuerto de Tocumen, en Ciudad de Panamá, y fue subida por la fuerza a un avión con destino Cuba.

Los agentes de Inmigración primero se llevaron a los niños. La familia se abrazó en el piso para impedir que los separaran, pero la Policía intervino y terminó sacando esposado al hijo adolescente de Yaima Millares Cuesta.

Los tres niños fueron subidos solos a un avión y enviados a Cuba.

En un primer momento la madre pensó que se los llevaban a un centro de acogida de menores porque la más pequeña, de 5 años, había tenido fiebre debido al bajón de las temperaturas.

Cuando le quitaron a sus hijos, Yaima entró desesperada al baño y hasta allí fueron a buscarla para subirla, también por la fuerza, a otro avión, según el relato de un familiar de la deportada a CiberCuba.

Al llegar a La Habana le entregaron a sus hijos y el Gobierno cubano la montó en un taxi del Estado pagado por ellos, que trasladó a la familia a Cienfuegos.

A esta hora, Yaima Millares Cuesta ya está de vuelta en la casa de su madre con sus tres hijos. Para poder viajar a Trinidad y Tobago ella vendió su casa.

Esta cubana de 37 años, embarazada de seis meses, llegó al aeropuerto de Puerto España el pasado jueves 25 de octubre. Las autoridades de Trinidad y Tobago no se fiaron de su reserva de dos días de hotel y le retiraron el pasaporte a todos y los subieron a un avión de vuelta a Cuba.

La historia de Yaima se hizo viral cuando CiberCuba publicó un vídeo en el que se veía a la cubana, de rodillas, pidiendo clemencia a los agentes de Inmigración de Trinidad y Tobago para que no la devolvieran a la Isla. "No quiero volver a Cuba", decía.

Cuando el vuelo en el que la deportaban hizo escala en Panamá, ella no subió al avión con sus hijos. En el aeropuerto de Ciudad de Panamá permaneció desde el viernes 26 de octubre hasta este viernes 2 de noviembre, cuando la sacaron por la fuerza y la deportaron a su país.

Supuestamente esta deportación iba a tener lugar el sábado pasado (27 de octubre) a las 11:00 p.m. pero finalmente no se hizo. Un día después, Yaima Millares Cuesta fue entrevistada por representantes de la Oficina Nacional para la Atención a la Refugiados (Onpar), que apenas 24 horas más tarde decidió que la cubana no merecía el asilo político.

No pesaron a su favor ni las 3.434 firmas recogidas en Change.org ni la detención violenta de la que fue objeto en 2015 cuando protestó frente a la recién estrenada embajada de Estados Unidos en La Habana, con un cartel que decía: "Siete niños con hambre".

Tras el fallo de Onpar, desde la Defensoría del Pueblo de Panamá se pusieron en contacto con la familia y también desde Acnur. Pero las gestiones fueron infructuosas. Yaima Millares Cuesta ya está en Cienfuegos.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985