Inmediaciones del parque El Curita en La Habana Foto © CiberCuba

Se prohíben definitivamente los servicios de piqueras para taxis privados en el parque El Curita, en La Habana

Este artículo es de hace 1 año

A partir de mañana, 2 de abril, estarán prohibidos los servicios de piqueras en el parque El Curita, ubicado en el municipio de Centro Habana y delimitado por las concurridas calles Galiano, Reina, Águila y Dragones.

También se suspenderán los servicios de estacionamiento dentro del parque, según ha informado el diario oficialista Tribuna de La Habana. La medida se debe, según el comunicado, a la reorganización de las piqueras en la capital y a reparaciones que se realizarán en el céntrico parque.

Señala Tribuna además que los parqueos del Consejo de la Administración Municipal de Centro Habana se reubican en el parqueo de calle Ángeles entre Reina y Estrella, y el de la empresa Etecsa se trasladará a calle Águila entre calle Zanja y Barcelona.

El popular sitio El Curita ha servido por años de punto de conexión entre diferentes localidades capitalinas en donde suben y bajan de los almendrones miles de capitalinos diariamente para trasladarse de un lado a otro de La Habana.

En los últimos meses la situación en El Curita ha sido tensa. Los ciudadanos de la capital han subido a las redes numerosas denuncias de la imposible situación del transporte, del déficit de taxis en esta zona, un medio que siempre ha servido para apoyar el sistema de ómnibus estatales que nunca ha podido cubrir la demanda de la circulación.

Se han visto en el lugar peleas y escenas violentas a causa de la falta del transporte y la desesperación de los habaneros por alcanzar un espacio en lo primero que llegue.

La situación se agravó después de las polémicas regulaciones que entraron en vigor desde el año anterior, relacionadas con el transporte en Cuba, y que han provocado mayor descontento del que existía entre los habaneros de a pie, pero también entre los conductores de taxis.

Con la nueva ley, los choferes de taxis deben afiliarse a categorías para las rutas: recorrido definido (con el que dan servicio colectivo); regular o directa (recorrido libre) y clásico (para el turismo). Las nuevas licencias correspondientes a las citadas categorías han sido rechazadas por gran número de taxistas, lo que provocó un descenso evidente de la cantidad de autos circulando y por tanto mayor crispación entre los habaneros que reportan el aumento de las tarifas.

Desde que Díaz-Canel aprobó las nuevas regulaciones a finales de 2018, la población de La Habana ha visto aumentar rápidamente los precios de los taxis y experimenta cada vez mayores dificultades para moverse de un sitio a otro.

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985