Colosal. Foto © Aroldis Chapman/Instagram.

La hazaña del Misil sigue recibiendo elogios

Este artículo es de hace 1 año

La brillante faena de Aroldis Chapman en el cierre del Juego de Estrellas –tres rivales, tres ponchados- sigue dando de qué hablar en diversos medios noticiosos que equiparan su hazaña con una proeza que antes solo había podido conseguir el legendario Fernando Valenzuela.

Como lo lee. Resulta que con el referido escón de ponches el taponero zurdo de los Yanquis llegó a seis strikeouts consecutivos en los clásicos de mitad de temporada, algo de lo que únicamente podía blasonar el Toro mexicano.

Eso, porque la última vez que Chapman había visto acción en esta clase de partidos (ocurrió en 2015 mientras vestía la camiseta de los Rojos) también había dejado a sus tres oponentes con la carabina al hombro.

La aventura All-Star del holguinero empezó en 2012, año en el que debutó como cerrador oficial de Cincinnati. Entonces su labor se limitó a boleto y ponche, para a la temporada siguiente lanzar un episodio donde también regaló una transferencia y recetó un café.

El resto de sus presencias en los Juegos de Estrellas fueron la de 2014 (donde sacó dos outs), 2015 (ya descrita), 2018 (sin actuación debido a problemas físicos), y 2019, hace unas horas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985