Ariel Ruiz Urquiola responde al artículo de la viceministra primera del MES | Foto © Collage CiberCuba
Ariel Ruiz Urquiola responde al artículo de la viceministra primera del MES | Foto © Collage CiberCuba

Carta Abierta de Ariel Ruiz Urquiola a Martha del Carmen Mesa, Viceministra primera del Ministerio de Educación Superior


América Latina Cuba

Publicado el Viernes, 16 Agosto, 2019 - 09:58 (GMT-5)


Quien le responde es el Dr. Ariel Ruiz Urquiola, otra de las tantas víctimas del sistema de “Educación Superior” sin autonomía universitaria y controlado por la policía política del desgobierno cubano.

Debe saber usted que cuando se increpa, denuncia o se escribe un artículo de opinión basado en un hecho y víctimas o victimarios, por normativa debe de esclarecerse el nombre de la persona, el o los hechos y la fecha en cuestión. En este caso la profesora Omara Isabel Ruiz Urquiola, de quien soy hermano, cesada el 29 de julio por el director del Instituto Superior de Diseño (ISDi) Sergio Luis Peña Martínez.

Haciendo omisión de la forma de su artículo de opinión, al parecer por encargo, le responderé a sus preguntas como lo que he sido en la Universidad Humboldt y el Museo de Historia Natural de Berlín muy a pesar de funcionarios públicos como usted Sra. Martha del Carmen; y algo que no suelo hacer, con frases del gran maestro José Julián Martí Pérez, de quien poco han aprendido y usan como estandarte de una política más que ciega, ignorante.

1) “La revisión de un texto circulando por las redes sociales sobre determinada “injusticia” a una profesora universitaria que usando “la crítica” ha sido expulsada de su centro nos motiva a realizar un recorrido por nuestra casa: la Educación Superior cubana, e intercambiar nuestra posición”

R/ Usted ha reconocido que la profesora Omara Isabel fue expulsada del ISDi, por demás por motivaciones políticas, negando el planteamiento a posteriori del director del ISDi y en las redes sociales “Las mentiras de Omara: (Primera parte)”, que desmiente a la profesora sobre la supuesta expulsión.

Sra. Martha del Carmen usted ha arrojado luz para que la comunidad internacional sepa que todo el accionar en contra de la profesora Omara y en detrimento de su salud ha estado concatenado en lo más profundo de mentes rabiosas y serviles a la cúpula militar que desgobierna a Cuba desde 1959. Más rápido se coge a un mentiroso que a un cojo, porque aún para hacer el mal, en los que funcionarios públicos como usted esconden su razón de ser, se necesita más que pizca de inteligencia, y sobre todo coherencia en el mecanismo maquiavélico.

2) “¿Qué es ser profesor universitario? “No podemos alejarnos, en ninguna de nuestras posiciones, expresiones, declaraciones que se es profesor universitario en cada instante, con ética y con la profesionalidad pedagógica siempre presente (...). El profesor universitario crea seguridad entre sus estudiantes, logra lo posible. ¡Ser profesor universitario es respeto, es optimismo, es confianza! En cada día, en cada respuesta, en cada frase, se es profesor universitario, y es una condición que se gana y que se puede perder”

R/ El concepto de profesor según la DRAE es muy simple: profesor, ra. (Del lat. professor, -ōris). m. y f. Persona que ejerce o enseña una ciencia o arte. Sra. Martha del Carmen, mi hermana ejercía la enseñanza del arte desde su propia génesis, sembrando el amor hacia el diseño y los signos de la vida en sociedad por su expresión profesional a lo largo de la historia de Cuba, sin emitir juicios politizados como el que usted ahora ha manifestado en su escritura.

Mi hermana ejercía la enseñanza del arte desde su propia génesis

José Julián decía: “El buen maestro no lo hace sólo el entender él, sino la claridad, y devoción artística, conque él posee su belleza, la explica e infunde”. Obviamente en la enseñanza de lo bello de esos signos hay ineludiblemente matices históricos y políticos, pero no arengas como la suya Sra. Martha del Carmen.

José Julián decía: “Ni es lícito a un maestro enseñar como única cierta, aun cuando la comparta, una religión por la mayoría de su país puesta en duda, ni ofender una religión que desde que el educando la acata, en libre uso de su juicio, es ya un derecho".

Sra. Martha del Carmen, pobre de usted como funcionario público que ha vuelto de la enseñanza una religión comunista. Créame que siento mucha vergüenza por usted, más que lástima.

Lo primero que caracteriza a un profesor del nivel que sea es su conocimiento y bagaje intelectual, seguido de su capacidad de transmitirlos durante el proceso de enseñanza a los estudiantes.

José Julián decía: "Siéntese el maestro mano a mano con el discípulo, y el hombre mano a mano con su semejante".

Si usted leyera los mensajes de agradecimiento profesional de los estudiantes y algunos profesores que han decidido contrarrestar humildemente la opresión de los funcionarios públicos del sistema castrocomunista que usted defiende contra la profesora Omara, se daría cuenta como retroalimentación que quienes tienen un porcentaje mayoritario en definir la cualidad de buen o excelente profesor está en las sienes de los estudiantes.

José Julián decía: “la mayor gloria de un maestro es hablar por boca de sus discípulos"; “pero el sistema no puede disimularse, y por el examen se ve si el maestro es de ronzal o porrillo, que lleva del narigón a las pobres criaturas, o si es padre de hombres, que goza en sacar vuelo a las alas del alma”.

Muchos de sus estudiantes y algunos de sus colegas vuelan ligeros. Omara les ayudó desinteresadamente a quitarse el barro de las plumas que ustedes tiran desde que uno es pionero y lo enseñan a vociferar como orate “pioneros por el comunismo, seremos como el Che”. Mi hermana y yo nunca lo fuimos. ¡Somos profesores natos como mi madre, no asesinos natos!

Muchos de sus estudiantes y algunos de sus colegas vuelan ligeros. Omara les ayudó desinteresadamente a quitarse el barro de las plumas que ustedes tiran desde que uno es pionero

Allí están sus exestudiantes y hasta profesores que compartieron clases con la profesora Omara, triunfantes y agradecidos ya sea en Suecia, EE.UU., España, o Italia, por solo decir algunos de los países a los que funcionarios públicos como usted, Sra. Martha del Carmen, han provocado el éxodo como estampida desde el obscurantismo político hacia la libertad de la luz del pensamiento.

3) “¿Se podría ser un profesor en Cuba lejano a las políticas del país? “Se es profesor universitario sin faltar al principio formativo. Recuerdo a un exprofesor, que, utilizando las redes, inició una fuerte crítica a las decisiones de los dirigentes de nuestro país, sin percibir que, con su conducta irresponsable en la formación integral de sus alumnos, los confundía y le mostraba un camino erróneo de ataque desagradable en los medios, sin tener todos los argumentos, sin siquiera buscarlos. Considerando, además, que, en un profesor universitario, estará siempre la aclaración, la búsqueda del mejor camino, de la conciliación, del intercambio, de las múltiples soluciones y variantes (...). Ser profesor universitario lleva el requisito del estudio constante, superación continua, actualización diaria de la problemática del país y de su especialidad, intercambio frecuente, respeto a las decisiones, defensa de nuestras raíces, nuestra historia, nuestra cultura, nuestros principios”.

R/ Sólo aquel que está lejos de la profesión de enseñar coacciona la misma cuando menos al sistema político de una nación, cuando más al servilismo de una dictadura desde los tiempos del Sr. Fidel Alejandro Castro Ruz.

De José Julián aprendimos sobre su perspectiva de la familia, de las ciencias y, en particular, de la agricultura, de la poesía, de los héroes y libertadores, de los sentimientos humanos, pero siempre bajo los preceptos de la libertad. Lo que nos hace Homo sapiens, sabía usted Sra. Martha del Carmen. José Julián decía “La libertad, para ser viable, tiene que ser sincera y plena; si la república no abre los brazos a todos y adelanta con todos, muere la república”. ¡El desgobierno cubano, al que usted representa, ha matado a la República de Cuba!

Desde el significado de profesor en su propia génesis de palabra, obviamente que un maestro subyugado a lo política de un país no lo es. Es un simple siervo. La profesora Omara Isabel podría hacer uso de sus ardides como excelente profesora y confundir a unos pocos. Aún sin el más mínimo poder, porque el sistema castrocomunista con el cual usted se siente identificada le está robando literalmente la vida, someter intelectualmente a otros. ¿Pero cree realmente usted, Sra. Martha del Carmen, cree que la profesora Omara tiene tantos poderes como para confundir a muchas personas y por tanto tiempo? ¿Por ca. dos décadas de enseñanza?

4) “¿Se podría ser un profesor que no defienda a ultranza cada paso que se da en la Revolución? “Los procedimientos erróneos, las malas acciones de cuadros, de funcionarios, de dirigentes hay que combatirlas ¡Sí! ¡Siempre serán combatidas!, pero no podemos confundirlas con irrespeto ni con posiciones contrarias a nuestros principios revolucionarios (...).  A decir de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz: 'En la escuela es el maestro, es el profesor quien concreta los lineamientos trazados por el Partido en la medida en que sepa dar cumplimiento a los planes de estudio, programas, indicaciones metodológicas y documentos normativos. El Educador debe ser, además, un activista de la política revolucionaria de nuestro Partido, un defensor de nuestra ideología, de nuestra moral, de nuestras convicciones políticas. Debe ser, por tanto, un ejemplo de revolucionario, comenzando por el requisito de ser un buen profesor, un trabajador disciplinado, un profesional con espíritu de superación, un luchador incansable contra todo lo mal hecho y un abanderado de la exigencia' (Castro, F. 1981). El que no se sienta activista de la política revolucionaria de nuestro Partido, un defensor de nuestra ideología, de nuestra moral, de nuestras convicciones políticas, debe renunciar a ser profesor universitario. Ser profesor universitario es a cada instante la definición de nuestro presidente “pensar como país”. Ser profesor universitario es defender el concepto de Revolución de nuestro Comandante”.

R/ Sra. Sra. Martha del Carmen, ni usted ni el sistema estatal de gobierno de un país son quienes para juzgar la condición política de un profesor. Usted deja otra vez más abierta, la avenida hacia la represión de ciudadanos cubanos por ideales políticos propios y que en Cuba está instaurada una dictadura sin espacios para la democracia.

José Julián decía: “La ideología que es socialista tiene dos grandes peligros: uno proviene de lecturas confusas e incompletas de textos extranjeros y el otro viene de la arrogancia y de la rabia escondida de aquellos que, para subir al mundo, pretenden ser patéticos defensores de los indefensos a fin de tener hombros sobre los cuales apoyarse”.

Pero no se preocupe, usted ha jugado el papel idóneo para mostrar al mundo y a una izquierda universitaria en el grueso de los países democráticos del mundo, que el socialismo de Cuba y su autor intelectual y en armas el Sr. Fidel Alejandro Castro Ruz son un paradigma de lo que un pueblo nunca debe permitir y es, que le roben su libertad y derecho a expresarse, reunirse, viajar e, incluso, oponerse de forma pacífica a un sistema político si fuera el caso, sin temores a ser reprimidos de las maneras más violentas y usando la voz del pueblo en algo que nadie mínimamente podría deslindar, cuando los poderes legislativos, judiciales, estatales y los medios pertenecen a una única ideología: el terror, miedo en un eufemismo. Lo que el desgobierno cubano llama Partido Comunista de Cuba.

Usted ha jugado el papel idóneo para mostrar al mundo y a una izquierda universitaria en el grueso de los países democráticos del mundo, que el socialismo de Cuba y su autor intelectual y en armas el Sr. Fidel Alejandro Castro Ruz son un paradigma de lo que un pueblo nunca debe permitir

José Julián decía: “Cuando un pueblo emigra, sus gobernantes sobran”. Y es esa la verdadera causa del envejecimiento de la población cubana. En términos demográficos funcionarios públicos como usted, voceros de la dictadura castrocomunista, han querido pasar por tontos al pueblo cubano del archipiélago haciéndole creer que la población envejece por la baja natalidad. Y es que es así todo en ese desgobierno, cobardes hasta para aceptar que una república no sólo se desvanece con el desmoronamiento literal de los cimientos de su arquitectura, sino con el éxodo de sus hijos hacia cualquier parte del mundo que les dé una brecha para escapar al hambre, a la miseria compartida por un tanto en lo que la nueva oligarquía comunista se ha repartido las ganancias en cuentas privadas a nombre de sus hijos o seudónimos en Suiza, España, Italia y hasta en los EE.UU. Esos también han emigrado o tienen estatus preferencial para poder viajar como turistas y lavar el dinero robado a TODO el pueblo cubano en sus cuentas, sus negocios, sus bienes inmobiliarios.

5) “¿Será que la crítica ácida que se realiza a cada instante es considerada autonomía universitaria? “Se es profesor universitario para enseñar la crítica oportuna, constructiva, aportadora, de apoyo y de construir juntos una mejor sociedad”.

R/ ¿De cuál crítica ácida usted habla? No será de la profesora Omara, quien aguantó callada mientras médicos y enfermeros al servicio del desgobierno cubano la desahuciaban de un carcinoma ductal infiltrante bilateral HER2+ en el 2005, sin dejar a sus estudiantes varados o comprometiendo el tiempo de clases a otros profesores.

No será de la profesora Omara, que se le manchaba la blusa de sangraza durante la impartición de sus clases en el ISA, porque los apósitos que yo le ponía no daban para retener sus líquidos corporales tanto tiempo de exposición frente al alumnado.

No será de la profesora Omara, que después de una inmunoterapia salía de corre corre para el ISDi a impartir una clase, sin que sus estudiantes supieran nada de su derrotero por la supervivencia.

No será de la profesora Omara, que se iba a ingenios azucareros, estaciones de ferrocarriles, fábricas, y museo de Bellas Artes para enseñarles el sentido de los signos de la sociedad, y en particular del diseño, a sus estudiantes en la práctica, cuando apenas tenía energías para levantarse de la cama y mi madre le preparaba cuanta comida pudiera reunir en la semana para que se pudiera mantener de pie.

No será de la profesora Omara, que compartía su conocimiento de forma desinteresada con sus compañeras docentes del ISDi, brindando asesorías en la impartición de asignaturas como la semiótica a cambio de comprometer el descanso para preservar su salud.

José Julián decía: “El ocuparse de algo que es inútil cuando uno puede hacer algo útil, el prestar atención a lo que es simple cuando uno tiene la disposición para intentar hacer lo que es difícil, es despojar de una manera absurda al talento de su propia dignidad”.

Sra. Martha del Carmen, usted no sabe evidentemente de quién está despotricando en nombre de una ideología fascista.

Sepa usted Sra. Martha del Carmen que como decía José Julián: “La educación es libertad. La cultura permite que el talento brille y no necesariamente es completamente nuestra, ni podemos ponerla a nuestra disposición únicamente”.

Ni usted, ni la ideología de sometimiento del desgobierno que usted representa y defiende son materia prima de educación, intelecto y mucho menos de libertad. Se quedarán solos, cuando menos en un cementerio con huesos y sin espíritus humanos, porque estos también habrían de escapar sin los frenos de “la maldita circunstancia del agua por todas partes”.

Ni usted, ni la ideología de sometimiento del desgobierno que usted representa y defiende son materia prima de educación, intelecto y mucho menos de libertad

José Julián decía: “Como los huesos para el cuerpo humano, el eje para completar un circuito, el ala para el pájaro y el aire para el ala, la libertad es la esencia de la vida. Lo que sea que se haga sin ese elemento, termina al final de cuentas por ser considerablemente imperfecto.

Sra. Martha del Carmen, “Si no luchas al menos ten la decencia de respetar a quienes sí lo hacen”, también de José Julián.

6) “¿Será que la manera de abordar la crítica haciendo llamado a los derechos humanos es el camino desde nuestra academia?”

R/ Sra. Martha del Carmen, ¿qué otra manera tendría la profesora Omara para defenderse? ¿Sabía usted que los derechos humanos somos todos los humanos? ¡Qué nos pertenecen como el pelo al mamífero o la escama al pez, al réptil o a las patas de las aves! ¿Sabía usted que la Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento adoptado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), organización de sistemas en los que también el desgobierno de Cuba se ha basado para traficar con profesionales, particularmente médicos, como mano de obra de una esclavitud moderna a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dentro del sistema Organización Mundial de la Salud (OMS-ONU)?

De lo anteriormente expuesto es evidente que usted no sabe el significado de “derechos humanos” y lo maneja sólo como una institución. Su ignorancia en este tema, más que básico inherente a la condición humana, me deja en entredicho si su persona es consciente de pertenecer a un Homo sapiens, y no a un H. erectus o cualquier criatura de este planeta inconsciente absolutamente de poseer derechos a vivir y en el caso de las que puedan, a expresarse ya sea por cantos, aullidos o ritos.

Ya que su intelecto, Sra. Martha del Carmen, circunscribe erróneamente los “derechos humanos” a una institución “contrarrevolucionaria”, le aclaro que como todo el mundo podrá saber lo primero que escribió la profesora Omara cuando le comunicaron su cesantía de funciones como tal fue “me despidieron” en Facebook.

Como decía José Julián: “La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía”.

¿Por qué la profesora debía de callarse ante el bárbaro abuso de poder del director del ISDi Sergio Luis Peña Martínez? Por desgracia para él existe un audio que sostendría su postura, más que de victimario, de un gran manipulador y cobarde a dejar sobre las espaldas de la Jefa de Departamento de Teoría y Ciencias Básicas Deborah Maura López, todos los infundios rebatidos por la profesora Omara delante de los miembros de la reunión. Por demás, otro abuso que violaba el tiempo de vacaciones de un profesor universitario. Ambos funcionarios públicos declarados como represores de cuello blanco por abusar de sus cargos como funcionarios públicos, mintiendo flagrantemente para hacer valer su mala intención de cesar a la profesora Omara con argumentos insólidos, por demás, prefabricados de manera burda.

La profesora Omara es libre de ir a cuanta instancia estime pertinente para defender su derecho dentro y fuera de Cuba, como cualquier otro ciudadano del mundo. ¿Qué pretende usted Sra. Martha del Carmen, que vaya al periódico Granma, quizá a la CTC, la FMC, la Fiscalía, incluso, a la misma oficina fundada por la Sra. Celia Sánchez Manduley de Atención a la Ciudadanía dentro del Consejo de Estado?

Sra. Martha del Carmen, debe saber también usted que a todas esas instituciones hemos ido, ya fuera ella cuando nuestro padre exTte Coronel del MININT fue sentenciado a una condena de veinte años que cumplió sin derechos a los beneficios legales, o juntos desde que funcionarios como usted bajo las órdenes de la policía política cubana me expulsaron del Centro de Investigaciones Marinas y me prohibieron la entrada a la Facultad de Biología, ambos de la Universidad de La Habana sin autonomía universitaria, o para denunciar las negligencias médicas y violaciones a los derechos de un paciente oncológico que el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y sus instituciones han provocado sobre la profesora Omara.

¿Sabe cuáles han sido las respuestas? Complicidad con el sistema dictatorial, porque en Cuba todos los caminos conducen a la familia Castro y sistema de terror para mantenerse en el poder.

José Julián decía: “Pueblo que se somete, perece” y es eso lo que está ocurriendo con el pueblo cubano. Justo en el ocaso.

Sra. Martha del Carmen, usted termina su panfleto laudatorio al sistema político cubano confundida con el concepto de patria con su frase “¡Ser profesor universitario es un orgullo y es la defensa diaria de la Patria!”

Yo con la frase de José Julián: “El que sabe más, vale más, saber es tener. Un hombre ignorante está en el camino de ser bestia, y un hombre instruido  en la ciencia y la conciencia, ya está en camino de ser Dios, no hay que dudar de un pueblo de Dioses y un pueblo de Bestias"

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram



Comentarios

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.