Cubana denuncia maltrato a su hijo en Escuela Nacional de Ballet

Su hijo de doce años presuntamente es víctima tanto de maltratos verbales como físicos en el insigne centro Fernando Alonso, donde además ha habido impunidad para las malas prácticas.


Este artículo es de hace 2 años

Yarelis Idelfonso es una madre cubana que ha explicado, a traves de Facebook, no tener confianza en la Escuela Nacional de Ballet "Fernando Alonso", en la que su hijo de 12 años persigue su sueño de convertirse en bailarín, y ha explicado algunos incidentes que respaldan su criterio.

Idelfonso confesó sentirse preocupada debido a la irresponsabilidad con que actúa la dirección de la escuela donde, en su opinión, en la enseñanza secundaria, “priman los malos métodos pedagógicos, la marginalidad de algunos maestros, la indecencia, la falta de educación y la prepotencia e inmunidad, por no recibir la sanción que merecen ante las quejas de los padres”.

La dirección de ese centro, según Idelfonso “es mala, de complacencia hacia sus trabajadores, permisiva ante lo mal hecho (…) una total desprotección para los niños”.

Idelfonso cuenta que, desde los 10 años, su hijo sufre maltratos de algunos maestros, lo cual cada vez se torna más grave. La mujer denuncia que la auxiliar pedagógica en reiteradas ocasiones maltrató verbal y físicamente a su hijo.

Mencionó también las malas prácticas de una profesora de ballet, quien abandonó la escuela, no por causa de que el centro la expulsara, sino porque estaba alegando problemas personales y pidió la baja.

Había otra maestra que, según Idelfonso, expulsaba de la clase al niño cuando se equivocaba, no lo rectificaba, lo maltrataba verbalmente y un día junto a una colega que daba clases para 8vo y 9no grados, le espetaron que su padre era un artista famoso, que su padrastro era un abogado de respeto y que él, en cambio, nunca iba a ser nadie, “que siempre sería una m.....”

Diariamente le recalcaban a su hijo que todo lo hacía mal, avergonzándolo delante de sus compañeros de clase al punto de que prefería no hablar. Cuando se quejaron a la dirección, una de las profesoras dejó de dirigirle la palabra al menor, lo ignoraba por completo. “(…) Incluso tropezaba con él y no se disculpaba, un día casi lo tira al piso”, cuenta Idelfonso, quien decidió convocar a algunos representantes y hablar con la directora del centro, aunque esta no hizo caso y se puso del lado de los docentes.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba