Alcides Mustelier Guerrero Foto © Cubanet

Profesor cubano duerme en las calles porque unos ladrones le robaron su casa

El profesor de ajedrez cubano Alcides Mustelier Guerrero se encuentra en la calle viviendo desde hace algunos años luego de que unos ladrones le desbarataran su casa de madera de Songo la Maya, en Santiago de Cuba, para llevarse las tablas, los horcones y el techo.

“Yo me pasé una temporada en casa de mi mamá y cuando volví para mi casa pues ya no tenía. Se lo habían llevado todo, hasta los horcones, me dejaron el terreno vacío”, relató Guerrero al medio Cubanet.

“Fui dos veces a la policía, me dijeron que sí, que ellos comenzarían las investigaciones, pero todo quedó en eso”, agregó.

El graduado de Pedagogía en Ajedrez ha solicitado trabajo a las autoridades cubanas, pero se lo han negado porque no tiene su Certificación de Notas.

Aunque Guerrero cuenta con la licencia para ejercer el oficio de zapatero, en este momento no está trabajando, según dice, porque le falta presupuesto para comprar materiales.

“Yo tengo patente de cuentapropista, pero no puedo trabajar en eso tampoco porque necesito una buena inversión. Sin hacer otra cosa como voy a conseguir el dinero”, dice.

Desde que se encuentra en esta situación, Guerrero duerme a las afueras del cine de su localidad; se baña en un pozo cercano y come de lo que le brindan algunas personas o cuando les hace algún tipo de trabajo.

“He sido objeto de burlas. Las personas crueles me humillan. Me siento como una basura y yo no estoy loco. Soy un hombre joven desesperado por mejorar su vida, pero nadie me ayuda”, dice.

“Yo no soy un vago o un inadaptado social. Yo soy un profesional y he trabajado muy duro, ha cambio de nada. Dónde está la ‘Revolución’, estoy esperando a que aparezca”, sostiene.

Por su parte, Yordanis Labrada Téllez, quien conoce a Guerrero desde hace algunos años, confirmó los hechos: “Supe que había dejado de trabajar en Educación y que le habían robado su casa, pero no lo volví a ver hasta que comenzó a dormir en el cine. Muchas veces yo lo he llevado a mi casa y le he brindado comida”.

Lamentablemente, Guerrero no es la única persona que ha dicho sentirse abandonada por la Revolución cubana y sus dirigentes. 

Está el caso de José Armando Martínez Nieves, de 77 años, quien vive en pésimas condiciones de vivienda en Santiago de Cuba luego de que el gobierno de la Isla le confiscara en dos ocasiones sus propiedades, a pesar de haber participado por nueve meses en la Lucha contra Bandidos en la Sierra del Escambray, apoyando a la Revolución de Fidel Castro.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985