Avión en el Aeropuerto José Martí de La Habana Foto © CiberCuba

Estados Unidos suspende todos los vuelos charters al interior de Cuba y limita los destinados a La Habana

Estados Unidos suspendió hasta nuevo aviso los vuelos charters al interior de Cuba y limitó los destinados a La Habana, en una medida que refuerza duramente el cerco comercial tendido por la administración de Donald Trump al régimen de la isla.

Según anunció este viernes el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado, "el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT) suspendió hasta nuevo aviso todos los vuelos públicos fletados entre Estados Unidos y los destinos cubanos, con excepción del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana".

En la declaración, Pompeo explicó que la medida afectará a nueve aeropuertos cubanos y los operadores de vuelos chárter públicos tendrán un período de liquidación de 60 días para cancelar todos los vuelos. La regulación entrará en vigor el próximo 10 de marzo.

El Departamento de Transporte emitirá una próxima orden sobre los procedimientos para la aplicación del límite de vuelos chárter públicos permitidos al Aeropuerto Internacional José Martí, agregó el comunicado.

No se precisó el alcance de la limitación de los vuelos fletados a La Habana, pero una fuente vinculada al DOT dijo a CiberCuba que la decisión intenta equilibrar la cantidad de vuelos regulares de las aerolíneas estadounidenses y las ofertas de las compañías charteadoras".

"Esta acción restringirá aún más la capacidad del régimen cubano de obtener ingresos, que usa para financiar su represión contra el pueblo cubano y su apoyo desmesurado al dictador Nicolás Maduro en Venezuela", manifestó Pompeo. "Al suspender los vuelos chárter públicos a estos nueve aeropuertos cubanos, Estados Unidos impide aún más que el régimen cubano obtenga acceso a divisas de los viajeros estadounidenses".

La posibilidad de suspensión de vuelos fletados fue adelantada por CiberCuba a finales de octubre, indicando que la administración estadounidense estudiaba imponer nuevas restricciones para los vuelos charters a la isla como parte de un paquete de medidas de seguimiento a la eliminación de los vuelos directos a nueve aeropuertos, decretada previamente.

El pasado 25 de octubre, Washington había anunciado la prohibición de vuelos regulares de aerolíneas estadounidenses al interior de Cuba, con el propósito de reforzar el embargo y cercar económicamente al régimen cubano en represalia por su apoyo incondicional al régimen de Maduro. La medida entro en vigor el pasado 10 de diciembre.

La intención de extender prohibiciones o limitaciones a los vuelos charters estuvo sobre la mesa de la administración Trump desde un primer momento, con independencia de los reclamos de los representantes de las aerolíneas estadounidenses afectadas por la eliminación de vuelos directos a las provincias cubanas, según confirmaron fuentes gubermamentales.

Con la decisión de este viernes, la administración Trump asesta un duro golpe a la industria de vuelos a Cuba e impone considerables obstáculos al flujo de visitas familiares desde Estados Unidos a la isla. La reducción del número de viajes va inevitablemente a elevar el precio de los pasajes como resultado de la disminución de ofertas de vuelos y la competencia entre las aerolíneas. 

En la actualidad una decena de compañías poseen licencias del Departamento de Estado y autorización del gobierno cubano para realizar vuelos fletados a La Habana y otros destinos de la isla. El negocio de los charters ocupaba alrededor del 30 porciento de las operaciones comerciales hacia Cuba hasta el pasado año, con una frecuencia de 69 vuelos semanales. Pero luego de producirse la restricción de los vuelos regulares a provincias, las compañías charteadoras reanimaron sus servicios e incrementaron sus ofertas en un 25 porciento.

Muchas de las agencias charters ofrecen gratis las primeras 44 libras y cobran entre un dólar o dos por libra en exceso. Los pasajeros que utilizan este servicio viajan suelen viajar con un gran volumen de equipaje.

Los vuelos charters fueron autorizados por la administración de Jimmy Carter en 1977, cuando la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) introdujo una enmienda que autorizaba a los proveedores de servicios a asistir en vuelos internacionales. Bajo esta categoría, las agencias autorizadas por Cuba comenzaron a “fletar” aviones a Estados Unidos y otros países que se encargaron de los primeros vuelos comunitarios.

A raíz del derribo de las avionetas de la organización Hermanos al Rescate, en 1996, el presidente Bill Clinton suspendió todos los vuelos hacia y desde Cuba. Dos años más tarde, el 1ro de septiembre de 1998, OFAC aprobó reinstaurar los vuelos charters hasta La Habana y un año después Washington autorizó los primeros viajes a aeropuertos del interior del país, comenzando por la provincia de Holguín.

La restricción emitida este viernes pudiera además provocar una reducción en el volumen de visitas desde Estados Unidos, con impacto en los ingresos del régimen cubano. El pasado año, a pesar de las regulaciones impuestas a los vuelos, los cruceros y las aeronaves y embarcaciones privadas, alcanzó la cifra récord de 552, 816 visitantes cubanos y cubanoamericanos, que constituyen el segundo mayor grupo emisor de turismo hacia la isla.

Declaración del Departamento de Estado sobre la restricción de vuelos chárter a Cuba

Michael R. Pompeo, Secretario de Estado

Hoy, respondiendo a mi petición, el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT) suspendió hasta nuevo aviso todos los vuelos públicos fletados entre Estados Unidos y los destinos cubanos, con excepción del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.  Nueve aeropuertos cubanos que actualmente reciben vuelos chárter de Estados Unidos se verán afectados.  Los operadores de los vuelos chárter públicos tendrán un período de 60 días para descontinuar todos los vuelos afectados.  Además, también siguiendo mi solicitud, el Departamento de Transporte impondrá un límite apropiado al número de vuelos chárter públicos permitidos al Aeropuerto Internacional José Martí.  El Departamento de Transporte emitirá una próxima orden proponiendo los procedimientos para la aplicación del límite.

La acción de hoy evitará que el régimen cubano se beneficie de la ampliación del servicio de chárter a raíz de la acción del 25 de octubre de 2019, que suspendió el servicio aéreo comercial regular a los aeropuertos de Cuba, excepto el de La Habana.  La acción de hoy restringirá aún más la capacidad del régimen cubano de obtener ingresos, que utiliza para financiar su continua represión del pueblo cubano y su apoyo desmedido al dictador Nicolás Maduro en Venezuela.  Al suspender los vuelos chárter públicos a estos nueve aeropuertos cubanos, Estados Unidos impide aún más el acceso del régimen cubano  a las divisas de los viajeros estadounidenses.

Para más información sobre esta acción, puede consultarse el aviso publicado en el sistema de administración de expedientes federales en www.regulations.gov.

Para más información, puede contactarse el Departamento de Prensa de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en WHA_Press@state.gov.

Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985