Condones Foto © Santiago García Abreu

Hombres cubanos optan por la vasectomía y reciclan condones ante su escasez en la isla

En medio de una prolongada y preocupante escasez de condones a escala nacional y el silencio cómplice de las máximas autoridades sanitarias del país, la prensa oficial cubana alertó sobre la necesidad de incorporar los preservativos a las prácticas sexuales desde las más jóvenes generaciones.

En la sección Sexo Sentido, del pasado 28 de enero, no solo se sondeaba a un grupo de jóvenes y se indagaba acerca de los métodos de protección en sus prácticas eróticas, sino que además se reprendía a quienes se justificaban con la carencia de condones para no incorporarlos en sus relaciones sexuales.

“Si te escudas en que es difícil adquirirlo por desabastecimiento del mercado y no te preocupas por gestionarlo, como otros productos escasos, también puede incidir para mal en tu desempeño erótico”, publicó el autotitulado “diario de la juventud cubana”.

El texto, poco pertinente e inapropiado en los momentos actuales, no se cuestiona ni por asomo las causas del marcado desabastecimiento que desde hace meses padecen las farmacias de la isla, y ha recibido comentarios realmente insólitos en la propia página web del periódico.

Un lector que firma como Fito escribió: “Llevo 20 años con mi esposa, y usando condón, dos niñas, la primera, planificada, la segunda, el condón se rompió por mala manipulación mía, hoy, estoy desesperado porque no encuentro en ningún lado, estoy pensando en hacerme una vasectomía, pero no sé cuál es el procedimiento para llegar a un salón de operaciones. ¿Me ayudan?”.

Otro usuario identificado como Ángel dijo estar plenamente de acuerdo y aseguró haber valorado también ese tipo de intervención quirúrgica ante la carencia de condones en Cuba.

“Estoy de acuerdo contigo, parece que el preservativo tomó un pasaje a lo desconocido porque no aparece en ningún lugar y esto es algo traumático. Estoy pensando también en una vasectomía por el tema de los hijos, pero esto no descarta enfermedades de transmisión sexual”, comentó.

Acto seguido otros lectores se manifestaron preocupados ante la escasez de preservativos que se vive desde hace unos cinco meses en provincias como Villa Clara, Las Tunas y Granma. Según aseguraron algunos, no ha faltado quien reutilice los profilácticos en sus relaciones sexuales.

“Se busca a un compañero llamado condón, está desaparecido hace un tiempo, ya no se ve ni por los centros espirituales, por favor, si lo encuentran avisen por cualquier medio. Por causa de su pérdida se ha aprendido hasta a reciclarlo”, comentó una lectora.

El periódico solo reconoció de soslayo que los preservativos escasean ocasionalmente en las farmacias, cuando en realidad se afronta un desabastecimiento sostenido desde hace varios meses y de proporciones nacionales.

“En cuanto a las marcas ya registradas en Cuba, Vigor y Momentos, todos coincidieron en mencionar la primera como su preferida porque el producto es más fuerte y está mejor lubricado, pero no pueden escoger porque ambas marcas escasean en farmacias y otros puntos alternativos, como cafeterías y bares, preocupación que también llega a esta Redacción desde otras provincias”, publicó JR, pero en ningún momento se cuestionó el impacto negativo que podría derivarse de la irresponsabilidad en que ha incurrido el Ministerio de Salud Pública de la isla.

Que escaseen los condones no solo podría generar un aumento en el número de embarazos indeseados, o que muchos asuman el aborto como un método anticonceptivo, a pesar de los riesgos que entraña para la mujer y las discrepancias éticas que genera ese tema en la sociedad. Con el actual desabastecimiento de preservativos no solo se está privando a los cubanos de decidir en qué momento procrear, sino que se deja en manos del azar o la abstinencia la salud de millones de personas.

“Necesitamos información sobre el porqué desde antes del mes de diciembre de 2019 en las farmacias de Granma no hay existencia de preservativos. Esta situación pone en riesgo la salud de los jóvenes y no tan jóvenes, en mi caso tengo un hijo adolescente, al cual le hablo constantemente del tema, pero me quedo desarmado cuando me pregunta qué hacer en esta situación, porque cuando las hormonas se suben las neuronas no piensan”, comentó Alex en la web de Juventud Rebelde.

Según estimados anteriores del sistema nacional de Salud Pública, en la isla se comercializan más de 6 millones de condones al año, sin embargo, poco se sabe respecto a las ventas de 2019, pues ninguna autoridad ministerial se ha referido al preocupante desabastecimiento que se viene denunciando desde hace meses.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985