Carlos Malo de Molina Foto © Cortesía del entrevistado

Cuba estorba en Venezuela, pero los chavistas temen a sus asesores castristas

Carlos Malo de Molina es quizá el español mejor informado sobre Venezuela, donde asesora a la oposición democrática con una Hoja de Ruta que diseñó, a finales de 2018, tras hablar con todas las partes en conflicto.

Analista político, escritor, periodista y empresario. En España fue la cabeza de SIGMA DOS, una de las empresas punteras en encuestas electorales y estudios cualitativos de escenarios políticos, circunstancia que posibilitó asesorara a José María Aznar.

Años después se mudó a Panamá para asesorar al entonces presidente Martín Torrijos. Allí ha creado una empresa inmobiliaria de relieve internacional: Green Valley, pero los políticos se lo disputan, y ahora combina la gestión de negocios con la asesoría al presidente de República Dominicana, Danilo Medina, y a la oposición venezolana.

Ha tenido la habilidad de tender puentes con todos los sectores del chavismo, con los que conversa regularmente sobre la suerte de Venezuela y con antiguos personeros de la política venezolana. 

Por si fuera poco, ha publicado nueve libros, incluida una novela erótica.

CiberCuba pactó una entrevista con Malo de Molina, quien solo puso un requisito, que habláramos a salto de avión entre Ciudad de Panamá, Santo Domingo, Madrid, Estados Unidos y Caracas. Ambas partes cumplimos.

Previo al nombramiento de Juan Guaidó como Presidente encargado, elaboraste una Hoja de ruta para Venezuela. ¿En qué consiste y cómo ha funcionado en un escenario tan convulso?

A finales de 2018, antes del nombramiento de Juan Guaidó como Presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, elaboré -en consenso con varios y significativos miembros de la oposición- un conjunto de propuestas que considero básicas para recuperar la senda democrática.

1.- Salida previa e inmediata del poder de Venezuela de los actuales dirigentes chavistas.

2.- Cierre de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente y recuperación de todos los poderes de la Asamblea Nacional.

3.- Formación de un gobierno de transición mixto, integrado por miembros de la oposición y del chavismo; pero con mayoría y presidencia opositora y con un funcionamiento corporativo.

4.- Amnistía condicional. Exilio de los 40 principales dirigentes chavistas bajo control internacional.

5.- Reforma constitucional exprés.

6.- Doble vuelta electoral para elegir presidente de la república, sin opción de reelección al finalizar su mandato.

7.- Convocatoria electoral en un plazo de 9 a 12 meses.

8.- Subordinación del ejército a la democracia, las libertades y la Constitución reformada.

Estoy convencido de que casi todo el contenido de mi propuesta ha sido aceptado por una gran parte del conjunto de las fuerzas políticas y grupos nacionales e internacionales involucrados en la salida del problema venezolano.

Incluso, aunque parezca llamativo, en mis conversaciones directas e indirectas con los sectores del poder chavista estos aceptan mis planteamientos.

Ellos saben que son responsables de la situación creada, reconocen que no tienen salida. Y que esta Hoja de ruta es buena y aceptable para ellos, sin entrar a valorar que, en estos momentos, con la actual estructura de poder, gobernar Venezuela es más que nada un problema continuo que solo aporta sufrimiento a la población y a sus gestores.

Además de sentir incertidumbre sobre su futuro y miedo por ellos y sus familias.

Quizás seas el español mejor informado de lo que ocurre en Venezuela, ¿cómo evalúas el papel desempeñado por España?

España no ha sabido, no ha querido ayudar, ni participar en una búsqueda de transición hacia la democracia en Venezuela, e incluso en muchas ocasiones, intenta dar suaves apoyos al régimen chavista cuando estos están en situaciones más difíciles e insostenibles.

Es cierto que al ser parte de la Unión Europea ha reconocido a Guaidó como presidente encargado, a la vez que el presidente Sánchez se negó a recibirlo y Rodríguez Zapatero fue urgentemente a ver a Maduro y a Delcy Rodríguez -sin duda en connivencia con el gobierno español- para disminuir el éxito que estaba teniendo la gira de Juan Guaidó por Europa y América.

El expresidente Rodríguez Zapatero ha actuado durante años en el intento de negociaciones entre gobierno y oposición, pero siempre más en favor y línea del gobierno que de la oposición.

Cuando los hechos avalan la idea de que debería ser al contrario, porque el gobierno chavista es el responsable de las penurias y sufrimiento del pueblo venezolano, y la oposición y el pueblo son, sobre todo, claramente las víctimas.

¿Podría intuirse entonces que la rocambolesca escala de la vicepresidenta chavista, Delcy Rodríguez, en Madrid formó parte de esa estrategia errónea?

La visita ilegal de la vicepresidenta Delcy Rodríguez a España es un total despropósito.

Aún no se entiende qué hacía, por qué llegó a Madrid y qué quería. Cualquiera de las explicaciones son igualmente absurdas y, aún más, la reunión o reuniones mantenidas por la vicepresidenta venezolana con el ministro español de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

Declaraciones contradictorias rectificadas cada cierto tiempo, lo único que refleja es un cierto entendimiento y de sensibilidad entre el gobierno personalista de Sánchez y del régimen chavista, en un momento especialmente crítico.

Como parte del conflicto, se ha visualizado un triángulo formado por Washington versus Caracas-La Habana; ¿cómo lo ves?

El sufrimiento del pueblo venezolano es actualmente un problema permanente para la mayor parte del mundo. El planeta sufre con Venezuela y sus ciudadanos, saturados ya de todos los sufrimientos posibles.

EE.UU. y su presidente Trump han tomado un importante y positivo protagonismo en beneficio de la transición democrática de Venezuela.

Estoy completamente de acuerdo con la presión que están ejerciendo para conseguir el éxito de la liberación de Venezuela, en la misma medida que creo que todos aquellos que buscan limitar o eliminar esa presión, los que salen en defensa del régimen chavista están haciendo gran daño al pueblo venezolano, perpetuando el sufrimiento y dañando a la democracia en Venezuela, en América Latina y en el mundo.

De hecho, si casi un 90% de los venezolanos piensan de esa manera por algo será, incluso llegan más lejos ya que les gustaría y apoyarían la entrada de un ejército externo para imponer la transición democrática.

Cuba, que es la dictadura más antigua de la región, apoya sin fisuras al chavismo e intenta coaccionar a sus dirigentes para que sigan como están, sin evolucionar hacia la transición democrática. Recuerda que el gobierno de Cuba ha sacado pingües bendiciones económicos de Venezuela, desde la alianza entre Fidel Castro y Hugo Chávez.

En alguna medida los cubanos tienen secuestrados y coaccionados a gran parte de los dirigentes chavistas.

¿Podrías contar cómo ejerce el castrismo su dominio sobre Venezuela?

El castrismo está metido de lleno en las estructuras de poder venezolano y, de momento, están actuando de forma coactiva y controladora para que todo siga igual.

Se han beneficiado económicamente durante muchos años de esa relación, pero debían ser conscientes de que el chollo se les está acabando por triple motivo: Venezuela está arruinada, su futuro es totalmente incierto y ya los dirigentes chavistas no los quieren y solo les tienen miedo.

De hecho, la intervención cubana en Venezuela también ha condicionado y retrasado una solución democrática para Cuba, donde una evolución política y económica, a corto y medio plazos, se está viendo fuertemente afectada.

Visto así, el papel de Cuba en una solución para Venezuela y en el camino trazado por tu Hoja de Ruta sería casi nulo...

Así es, Cuba es más bien un estorbo.

Aunque si se soluciona Venezuela o, si Venezuela deja ser un problema, pienso que la solución de Cuba es más fácil porque se allana el camino a la transición democrática en la isla.

Hablemos ahora de actores: Diosdado Cabello, Nicolás Maduro y Juan Guaidó.

Diosdado Cabello es, pero sobre todo era, el duro del chavismo. Ahora, tengo la sensación -a pesar de su terrible ejecutoria- que se lo está pensando mejor. Quizá todavía está a tiempo de subirse en el carro del acuerdo de salida. Y por más cruel y criminal que haya sido (y lo ha sido), podría entrar en el acuerdo final.

Diosdado Cabello / CiberCuba

Nicolás Maduro pienso que está a favor de una salida pactada. Pero hay gente cercana fuera y dentro del chavismo,  que lo presionan en sentido contrario.

En ese grupo están los cubanos, los rusos, algo los chinos y algunos pocos corruptos y vendidos de la oposición. Y luego están algunos extranjeros torpes como Rodríguez Zapatero, y una parte de los dirigentes del Partido Demócrata de EE UU que, de forma egoísta, no quieren un éxito internacional de Trump y les importa más su futuro político que el sufrimiento del pueblo venezolano.

Y también presionan a Maduro para que no pacte, los personeros del narcotráfico venezolano, regional y mundial.

¿Cuáles y cómo son los nexos entre el narcotráfico y el chavismo?

El narcotráfico y el chavismo están intrínsecamente unidos. Gran parte de los dirigentes chavistas están implicados en el negocio internacional de la droga.

Con el tema del narco, nos dejamos fuera de tu evaluación a Guaidó.

Juan Guaidó / CiberCuba

Juan Guaidó ha hecho un buen papel, su última gira internacional ha sido impecable, le ha faltado entender que es un presidente encargado y que habrá después un presidente de transición que pudiera ser el o no, y luego hay elecciones y que el presidente de la transición no debiera ser candidato a las primeras elecciones democráticas.

Tu Hoja de Ruta contempla acciones concretas, cómo ves en ese trayecto a los partidos políticos tradicionales de Venezuela, como  AD y COPEI.

Venezuela necesita una transición para muchas cuestiones, temas de urgencia económica, organización y adecuación del estado, reestructuración de sus instituciones, incluidos el ejército, la justicia, el Consejo Nacional Electoral, servicios de seguridad y policía; reforma de leyes y de constitución. Convocatoria electoral y tempo para que se reestructuren los partidos políticos.

AD y COPEI no lo tienen fácil pero tienen su oportunidad.

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985