Las principales naciones petroleras consiguen un pacto para recortar la producción e impulsar los precios

El acuerdo, impulsado por el presidente norteamericano Donald Trump, reducirá la producción mundial en 9,7 millones de barriles por día, un 10 porciento menos que la actual.

Tanques de petróleo en Arabia Saudí Foto © Twitter

Este artículo es de hace 1 año

Las  naciones productoras de petróleo acordaron este domingo el mayor recorte de producción jamás negociado, en un esfuerzo coordinado sin precedentes por parte de Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos para estabilizar los precios del petróleo e incidir poritivamente en los mercados financieros mundiales.

Arabia Saudí y Rusia suelen fijar habitualmente los objetivos de producción global. Pero el presidente norteamericano Donald Trump, que debe hacer frente a una campaña de reelección, una economía en picada y las compañías petroleras estadounidenses que luchan con la caída de los precios, decidió involucrarse después de que los dos países entraran en una guerra de precios hace un mes.

En febrero del año pasado, Trump afirmó que los precios del crudo estaban “subiendo demasiado” e instó a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a “relajarse”. Luego de estas declaraciones, el valor del barril disminuyó en más de un 2 por ciento.

No está claro si los recortes serán suficientes para impulsar los precios. Antes de la crisis del coronavirus, 100 millones de barriles de petróleo por día alimentaban el comercio mundial, pero la demanda se ha reducido en un 35 por ciento. Si bien son significativos, los recortes acordados el domingo aún están muy por debajo de lo que se necesita para alinear la producción de petróleo con la demanda.

El plan de la OPEP, Rusia y otros productores aliados en un grupo conocido como OPEC Plus, implicará una reducción de 9.7 millones de barriles por día en mayo y junio, cerca del 10 por ciento de la producción mundial.

El acuerdo debería brindar cierto alivio a las economías en dificultades en Medio Oriente y África y a las compañías petroleras mundiales, incluidas las empresas estadounidenses que emplean directa e indirectamente a 10 millones de trabajadores. Los analistas esperan que los precios del petróleo, que se dispararon por encima de los $100 por barril hace solo seis años, se mantengan por debajo de los $40 en el futuro previsible. Este domingo por la noche, el precio de referencia del petróleo estadounidense estaba en poco más de $23 por barril.

El acuerdo alcanzado el domingo fue el resultado de más de una semana de conversaciones telefónicas que involucraron a Trump, el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, y el presidente Vladimir V. Putin de Rusia. Trump elogió el acuerdo y dijo en Twitter que "salvará cientos de miles de empleos energéticos en los Estados Unidos".

Las negociaciones encontraron un obstáculo cuando México se negó a aceptar un acuerdo creado por Rusia y Arabia Saudí, diciendo que reduciría solo 100,000 barriles por día y no los 400,000 propuesto. Arabia Saudita se resistió a la posición de México, preocupada de otros países siguieran su ejemplo.

Trump apoyó al presidente Andrés Manuel López Obrador, prometió vagamente que compensaría la diferencia y ayudó a convencer a los sauditas y rusos de que no abandonaran el acuerdo tentativo.

Las grandes naciones petroleras que no son miembros de la OPEP Plus, como Canadá, Brasil y Noruega, junto con Estados Unidos, también han estado reduciendo la producción. El Departamento de Energía asegura que la producción de petróleo estadounidense caerá en al menos dos millones de barriles por día para fines de año. Otros analistas dicen que el recorte final podría ser de tres millones de barriles por día de los 13.3 millones de barriles por día producidos a principios de año.

La crisis del petróleo comenzó hace un mes cuando Rusia se negó a aceptar los recortes promovidos por Arabia Saudita y otros productores de la OPEP. En respuesta, Arabia Saudita dijo que aumentaría la producción en tres millones de barriles por día e inundaría el mercado. Los precios del petróleo y los mercados bursátiles mundiales cayeron bruscamente.

El coronavirus planteó un desafío nuevo y mayor en este mercado en pugna.

Al parecer, el reciente acuerdo ha evitado una caída libre de los precios del petróleo hasta un solo dígito, algo que no se había visto en dos décadas. El reciente cabildeo público del presidente Trump sobre Rusia y Arabia Saudita para reducir la producción ha ayudado a aumentar los precios por barril, lo que ha permitido a muchas compañías estadounidenses limitar sus pérdidas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba