Sitio de pruebas de coronavirus en Miami-Dade. Foto © Twitter / Carlos Giménez

Estados Unidos ya sobrepasa las 80 mil muertes por coronavirus

Estados Unidos alcanzó este lunes los 80.087 fallecidos por coronavirus, permaneciendo, por abultado margen, como el país con más muertes en el mundo debido a la pandemia.

Aunque varios estados toman medidas para relajar las órdenes de confinamiento, EE.UU. ha promediado 2.000 fallecidos por día, siendo el epicentro del brote desde abril, pese a todas las disposiciones para frenar los contagios. El presidente Donald Trump aseguró en Twitter que los números se ven "mucho mejor" y bajando en casi todas partes. "¡Se están haciendo grandes progresos!", enfatizó.

Sin embargo, ya el número de personas que ha perdido la vida a partir de la crisis sanitaria es mayor que el de las muertes por la gripe estacional de 1967 y supera los decesos en Estados Unidos durante los primeros 11 años de la epidemia de SIDA, de 1981 a 1992, recuerda un despacho de la agencia Reuters.  

Con 26.682 fallecidos, el estado de Nueva York continúa mostrando las cifras más elevadas en todo el país. Un acumulado de 216.169 personas ha logrado vencer a la enfermedad en la nación norteamericana, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Por lo pronto, el número de casos ha descendido en Nueva York y Nueva Jersey. Ambos territorios son responsables de casi la mitad de las muertes de estadounidenses por COVID-19, por lo cual, sostienen normas de cierre más estrictas que el resto de los estados.

Otro territorio que muestra una tendencia a la baja es Florida, que en las últimas 48 horas reportó apenas 20 muertes. Para establecer comparaciones, se observa que, en la mañana del domingo, se registraron 6 decesos y este lunes, 14; mientras que el viernes de la semana pasada hubo 69 muertos y el martes, 72.

Florida acumula 1.735 fallecidos y este lunes se reportaron 386 nuevos contagios, una cifra también inferior a la informada la víspera, cuando hubo 595 positivos, para una suma de 40.982 casos confirmados, según los datos de Departamento de Salud del estado.

Miami-Dade y Broward permanecen como los condados más afectados de Florida, al acumular más de 20.000 casos de COVID-19 y casi 750 muertes. Miami-Dade tuvo 14.167 casos y 490 muertes relacionadas con el brote; Broward ha reconocido 5.882 casos y 258 muertes.

Entre las ciudades, Miami aporta la mayoría de los casos con 8.873, seguido de Hialeah con 1.693, Hollywood con 1.365, y Fort Lauderdale con 1.364.

El número de casos en Estados Unidos representa más de una cuarta parte de los registrados en todo el mundo, que llegan a 4.159.377 personas. A nivel global se acumulan 284.883 muertes. Reino Unido es el segundo país con más decesos por el COVID-19, al informar un acumulado de 32.140, con el cual ya supera las cifras de Italia (30.739).

Recientemente, un experto en salud pública de EE.UU. aseguró que el nuevo coronavirus todavía “tiene un largo camino por recorrer” y que probablemente solo una pequeña parte del país haya sido infectada, “por lo que la mayoría de nosotros todavía somos susceptibles a este virus”.

Tales criterios se oponen, en alguna medida, a los presentados por el presidente estadounidense Donald Trump, quien la semana pasada opinaba que el padecimiento desaparecería aun sin la irrupción en escena de una vacuna.

El especialista plantea que, a medida que las empresas se reabran y los estadounidenses comiencen a reanudar sus actividades normales “con una mayor interacción social, nuevamente veremos una mayor transmisión y un número creciente de casos”.

“No, este virus no va a desaparecer. Con suerte, con el tiempo, aprenderemos a vivir con él y podremos reducir el riesgo de transmisión. Pero seguirá siendo un problema de fondo en el país y en todo el mundo hasta que tengamos una vacuna”, recalcó.

Otro estudio referido antes sugería que el nuevo coronavirus podía haber mutado desde su aparición a finales de 2019 en la ciudad de Wuhan, China, volviéndose ahora más contagioso.

Investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos describieron que la nueva cepa dominante que se extiende hoy por Estados Unidos parece ser aún más propensa a multiplicarse entre la población.

Como resultado de la pandemia, el país se ha visto sumido en una crisis que ha provocado el desempleo de más de 30 millones de habitantes, una cifra de dimensiones históricas.

Por su parte, la administración estadounidense dirigida por el presidente Donald Trump, ha estado señalando con severas críticas a China, culpándola por los cientos de miles de muertes a causa de la enfermedad y exigiéndole al gobierno asiático compartir mayor información sobre el brote.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.