Laboratorio móvil de pruebas rápidas para coronavirus en Florida Foto © Twitter/Ron DeSantis

Experto en salud de EE.UU. afirma que el coronavirus todavía "tiene un largo camino por recorrer"

Un experto en salud pública de Estados Unidos aseguró que el nuevo coronavirus todavía “tiene un largo camino por recorrer” y que probablemente solo una pequeña parte del país haya sido infectada, “por lo que la mayoría de nosotros todavía somos susceptibles a este virus”.

Estos criterios se oponen, en alguna medida, a los presentados por el presidente estadounidense Donald Trump, quien la semana pasada opinaba que el padecimiento desaparecería sin la llegada de una vacuna.

El Dr. Tom Inglesby, director del Centro para la Seguridad de la Salud de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, dijo que la nación norteamericana no cuenta con suficientes pruebas o rastreo de los contactos de las personas que sí dan positivo.

En otro momento, se refirió al Sars-Cov-2 como un “virus realmente desagradable”, según un despacho de la agencia de noticias AP replicado en medios estadounidenses.

Para el experto, el peligro es que, a medida que las empresas se reabran y los estadounidenses comiencen a reanudar sus actividades normales “con una mayor interacción social, nuevamente veremos una mayor transmisión y un número creciente de casos”.

En respuesta a las declaraciones de Trump sobre la extinción del coronavirus sin necesidad de aplicar fármacos, Inglesby comentó:

“No, este virus no va a desaparecer. Con suerte, con el tiempo, aprenderemos a vivir con él y podremos reducir el riesgo de transmisión. Pero seguirá siendo un problema de fondo en el país y en todo el mundo hasta que tengamos una vacuna”.

Recientemente, un estudio sugirió que el coronavirus podía haber mutado desde su aparición a finales de 2019 en la ciudad de Wuhan, China, volviéndose ahora más contagioso.

Investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos describieron que la nueva cepa dominante que se extiende hoy por Estados Unidos parece ser aún más propensa a multiplicarse entre la población.

Los datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins revelan que EE.UU. acumula este domingo 1.321.223 de casos confirmados de coronavirus, mientras que el número de fallecidos por el brote se acerca a los 80.000.

Un total de 8.709.630 personas ha sido sometido a pruebas para diagnosticar la enfermedad en el país. Las cifras más abultadas se presentan desde el estado de Nueva York, que reporta 26.535 muertes y 57.180 recuperados.

El número de casos en Estados Unidos representa más de una cuarta parte de los registrados en todo el mundo, que llegan a 4.088.393 personas. A nivel global se reconocen 281.893 muertes. En estos momentos, Reino Unido es el segundo país con más decesos por el COVID-19, al informar un acumulado de 31.930, con el cual ya supera las cifras de Italia (30.560).

En EE.UU., 212.534 pacientes se han recuperado de la enfermedad. El país se ha visto sumido en una crisis que ha provocado el desempleo de más de 30 millones de habitantes, una cifra de dimensiones históricas.

Varios grupos conservadores han estado presionando a Washington para acelerar la reapertura de la economía y el levantamiento de restricciones aun en medio de la pandemia.

Por su parte, la administración estadounidense ha estado señalando con severas críticas a China, culpándola por los cientos de miles de muertes debido al coronavirus y exigiéndole al gobierno asiático compartir mayor información sobre el brote.

“Lo sabían. China podría haber evitado la muerte de cientos de miles de personas en todo el mundo. China podría haberle ahorrado al mundo la caída en trastornos económicos”, dijo el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

“China aún se niega a compartir la información que necesitamos para mantener a la gente segura”, agregó.

Días antes, Pompeo había afirmado que contaba con “una cantidad significativa de evidencia” de que el virus surgió del Instituto de Virología de Wuhan, después de haber dicho el jueves previo que no se sabía si provenía del laboratorio u otro sitio.

Los críticos de la administración Trump creen que Washington trata de desviar la atención de lo que ven como una respuesta lenta del gobierno a la pandemia.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985