Hoteles Memories Jibacoa y Cuatro Palmas Foto © memoriesresorts.com / Captura

Juez federal desestima demanda contra Booking y Expedia bajo la Ley Helms-Burton

Un juez federal de Florida rechazó una demanda presentada bajo el Título III de la Ley Helms-Burton contra las empresas de reserva de alojamiento a través de internet Booking y Expedia.

En un dictamen emitido el pasado viernes, el juez Robert N. Scola desestimó de forma definitiva la demanda planteada por los cubanoamericanos Mario Del Valle, Enrique Falla y Angelo Pou contra ambas plataformas de reservas de hoteles y viajes por traficar con propiedades confiscadas por el régimen de Fidel Castro después de 1959.

Scola fue tajante y aceptó la solicitud de Booking, Expedia y las subsidiarias Hotels.com y Orbitz, y declaró la reclamación de los demandantes sin derecho a presentarse de nuevo.

De acuerdo con el documento, de ocho páginas, la decisión se sustenta en que los reclamantes han tenido "múltiples oportunidades" de demostrar que tienen derecho sobre las propiedades confiscadas y no lo hicieron.

"Si el acusado sostiene su carga de impugnar las alegaciones del demandante mediante declaraciones juradas u otra evidencia competente, el demandante debe sustanciar las alegaciones jurisdiccionales en la queja por declaraciones juradas, testimonios u otra evidencia propia", explica la decisión judicial.

Sin embargo, en este caso los demandantes tampoco han pedido permiso para reformular su demanda ni han dado muestras de querer hacerlo, explicó el juez, que ordenó cerrar el caso.

Del Valle, Falla y Pou argumentaban ser herederos de tres propiedades frente al mar situadas en el balneario cubano de Varadero y en Santa Cruz del Norte, las cuales fueron demolidas y en su lugar se construyeron los hoteles Cuatro Palmas y Memories Jibacoa, respectivamente.

Scola concluyó que la Ley Helms-Burton no permite reclamos basados en propiedades obtenidas a través de herencia después del 12 de marzo de 1996, fecha en que la legislación fue aprobada por el entonces presidente Bill Clinton.

Uno de los requisitos para acogerse al título III de la Ley Helms Burton, que entró en vigor en mayo de 2019, es poseer los derechos sobre la propiedad confiscada cuando se aprobó la legislación. Ninguna de las propiedades reclamadas se encontraba tampoco entre las 5,913 compañías certificadas por la Comisión de Liquidación de Reclamaciones Extranjeras del Departamento de Justicia en 1974.

"La Ley Helms-Burton es para "proteger a los ciudadanos de Estados Unidos contra la confiscación y el tráfico ilícito de bienes confiscados por el régimen de Castro", señala el dictamen del juez. 

El pasado 12 de marzo el mismo juez había desestimado una demanda contra Amazon por la venta en su plataforma de carbón vegetal elaborado en una finca que también fue presuntamente incautada por el gobierno cubano. 

El gigante del comercio electrónico había pedido al juez rechazar la demanda planteada por Daniel A. González, nieto del ya fallecido Miguel González Rodríguez, al que le quitaron después de 1959 una finca de 810 hectáreas donde ahora se produce el carbón vegetal de marabú y el cual se comercializaba a través de Amazon, aunque ya el producto no está a la venta.

Desde que entró en vigor el Título III de la legislación se han presentado 25 demandas contra 51 empresas, algunas de ellas incluidas en varias acciones judiciales.

A finales de febrero, la empresa francesa Pernod Ricard y la cadena hotelera española Iberostar también fueron acusadas bajo el amparo de la Helms-Burton de operar con bienes nacionalizados por el castrismo. Otras compañías que han tenido que presentarse ante un juez por la misma causa son Visa, BBVA, Mastercard, Barceló, Meliá, Expedia, Accor, Royal Caribbean, NH Hoteles, Trivago y MSC. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985