Aeropuerto Madrid-Barajas Foto © Facebook / Aeropuerto Madrid-Barajas

Viajeros de Estados Unidos no podrán entrar a países de la Unión Europea cuando abran las fronteras

La Unión Europea excluyó a los estadounidenses de la relación de visitantes que el bloque planea recibir a partir del 1 de julio, cuando sus fronteras reabran tras varios meses de restricciones por la pandemia del coronavirus.

También quedaron fuera del criterio de selección países como Cuba, Brasil, Rusia, India y México. La exclusión se debe al elevado índice de contagios en cada una de estas naciones, al tiempo que los territorios europeos se esfuerzan por preservar la reducción de infecciones que han logrado hasta el momento.

El acuerdo es abrir las fronteras a un reducido grupo de 15 países para los ciudadanos y residentes en ellos. Los aprobados hasta el momento son Argelia, Australia, Canadá, Corea del Sur, Japón, Georgia, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Tailandia, Túnez y Uruguay.

A la lista podría añadirse China si el Gobierno de Pekín, en correspondencia, autoriza la entrada de ciudadanos europeos, dado que la reciprocidad es una de las condiciones exigidas por Bruselas para la apertura, indica un reporte de El País.

Después de varias semanas de negociación, el pacto ha atravesado por discrepancias y regateos. Deberá ser ahora aprobado por los 27 estados miembros, por mayoría cualificada, mediante un procedimiento escrito.

En caso de ser ratificado, los ciudadanos y residentes de todos esos países podrán, en teoría, ingresar al territorio de la UE tan pronto como el texto se haga oficial y sea aplicado por los socios.

Sin embargo, el acuerdo no garantiza la entrada a los países seleccionados, pues los socios de la UE podrán mantener el veto a algunos de ellos si consideran poco fiable su situación epidemiológica. Por otro lado, la recomendación no aplica en Irlanda y Dinamarca, que mantienen un estatus especial en materia de fronteras.

Bruselas temía que en el espacio Schengen cada socio hiciese su propio listado de países autorizados, obligando a reintroducir controles fronterizos internos para frenar la circulación de las personas llegadas desde terceros países considerados de riesgo. Pero el acuerdo común sobre los países seguros reduce este peligro considerablemente.

A pesar de los criterios que se tuvieron en cuenta, el bloque igualmente excluyó de su elección a los regímenes de Cuba y Venezuela, los cuales, según sus respectivas autoridades, cumplen con los parámetros exigidos por la UE.

La lista ha generado tensiones entre los socios europeos, que han expresado desacuerdos sobre qué visitantes recibir atendiendo a sus intereses particulares. Antes de que la pandemia azotara al mundo, los ciudadanos de 105 países podían entrar con visado en la zona Schengen. Y los de otros 67 países incluso podían ingresar sin visado.

Estados Unidos, Rusia, Brasil, México o India, representan importantes fuentes de un mercado turístico europeo que, en 2018, según datos de Eurostat, registró la entrada de 168 millones de personas de fuera de la UE y un total de 512 millones de pernoctaciones hoteleras, recuerda El País.

De momento, la UE prevé una revisión del listado cada 15 días, para añadir nuevos países seguros, aunque también contempla la posibilidad de restringir aún más la lista si en alguno de los seleccionados inicialmente o añadidos después se produjera un deterioro de la situación epidemiológica, como, de hecho, ha sucedido en las últimas fechas.

Días atrás, The New York Times había recibido información de que los estadounidenses no aparecían reflejados en las listas de países que tendrían acceso a la zona una vez que esta reabriera sus fronteras. Al comienzo de la crisis sanitaria en Europa, Estados Unidos había dispuesto que en marzo no ingresaran a sus fronteras quienes procedieran del viejo continente.

Ahora, esta posible decisión del bloque sustentaría las críticas a la administración de Donald Trump por el manejo de la epidemia, un aspecto negativo que también señalaría a los gobiernos de Vladimir Putin y Jair Bolsonaro.

Para elaborar el juicio de admisibilidad, la UE se basó en una combinación de criterios epidemiológicos, como el número promedio de nuevas infecciones en los últimos 14 días, por cada 100 000 personas.

Los datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins señalan que EE.UU. acumula 2 millones 564 mil 163 casos confirmados de coronavirus y 125 928 fallecidos desde el comienzo del brote originado en la ciudad china de Wuhan. Con esas cifras, la nación norteamericana figura, por amplia diferencia, como la más golpeada en el mundo por la pandemia.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985