Falleció en el Hospital Manuel Ascunce de Camagüey Foto © Facebook/Maykel López Sotomayor

Opositor denuncia muerte de su madre en Cuba por falta de cama en cuidados intensivos

El opositor y expreso político cubano, Maikel López Sotomayor, ha denunciado que su madre falleció el 11 de julio en el Hospital Manuel Ascunce, de Camagüey, tras no poder acceder a cuidados intensivos por falta de camas.

Según el testimonio de López Sotomayor, su madre -Gudelia Sotomayor Cardoso, de 69 años- “fue mal atendida por la medicina cubana”, a pesar de que “este gobierno se llena la bocaza de decir que 'Cuba es una potencia médica'”.

López Sotomayor ha precisado cómo fueron las horas previas a la muerte de su madre. Indica que la llevó al hospital en la madrugada del pasado jueves, entre las 3 y 3:30 am, y que se vio obligada a “permanecer en una silla de rueda por más de 10 horas desde su llegada”, hasta que fue ingresada “en una sala de observación a las 2 pm del jueves".

Al pasar algunas horas su estado empeoró, dejó de orinar y empezó a inflamársele el vientre, a tener fiebre de 41 grados y comenzó a convulsionar y delirar.

Fue entonces cuando uno de los médicos se le acercó y le dijo que su mamá estaba “en un estado crítico de salud”. Al preguntarle el opositor por qué no la ponían en cuidados intensivos, el médico le dijo “que el problema es que no había cama en la sala de cuidados intensivos”. Su estado siguió empeorando hasta que finalmente falleció.

“Solo quiero hacerle saber al mundo con esta anécdota cómo este gobierno se encarga de engañar al mundo diciéndoles que este país es una potencia médica”, afirma López Sotomayor, quien pide que la ONU exija explicaciones al gobierno por tantas muertes como la de su madre. “No más mentiras al mundo”, concluyó.

Activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Maikel López Sotomayor denunció en el mes de abril el allanamiento de su vivienda por parte de autoridades cubanas, por segunda vez en menos de un mes. 

Actualmente, el activista de la UNPACU se encuentra bajo libertad condicional tras haber sido condenado en 2016 a 5 años de cárcel por un supuesto delito de atentado, desacato y resistencia. Él asegura que los cargos y todo el caso fueron fabricados por el régimen debido a su posición política, una práctica común del régimen cubano.

Miembro entonces del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo y del Movimiento Pro-democrático Pedro Luis Boitel, fue condenado junto a Yoelvis Pérez Hernández por una fuerte discusión con una funcionaria del Poder Popular Municipal en un mercado mayorista, donde ambos trabajaban como vendedores cuentapropistas de productos agrícolas. Durante la discusión gritaron frases como "¡Abajo Fidel! y ¡Libertad!".

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985