Foto © Carlos Armando Cabrera Gutierrez/Facebook

Periodista cubano confiesa que no recibió una plaza en el noticiero por ser afeminado

El periodista cubano Carlos Armando Cabrera Gutiérrez confesó que tuvo miedo a "salir del clóset" por perder su trabajo en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), luego de que se desatara una polémica tras las declaraciones homofóbicas de la directora de la institución.

"Hoy, escuchando a Yusimy González, me regresé al 2013 y literalmente se me retorcieron las tripas. Reviví mi historia, que es también la de muchos como yo y la de otros que, aún silenciados, continúan allí oprimidos, sin hacerse valer por su calidad humana y profesional. Muchos que llegan al ataúd y nunca “salieron del closet” por temor a perder sus posiciones en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT)", declaró el periodista, quien radica hoy en Miami.

"El audio que ha encendido el debate en las redes, en el que la directora de Comunicación del ICRT parece regañar a un grupo de directores de programas en la radio cubana por permitir a locutores, periodistas y colaboradores con voces 'platinadas', a su juicio 'suaves, amaneradas y afeminadas', confirma la homofobia institucionalizada de la que fui víctima", dijo.

Según relató Gutiérrez, la entonces directora del Sistema Informativo, Bárbara Betancourt, no le ofreció una plaza de reportero de la sección de Culturales del Noticiero "porque yo era afeminado".

"Se hicieron varias reuniones y Carlos Armando Cabrera Gutiérrez no resultaba tener los requisitos adecuados para que Clotilde Serrano lo aceptara en la redacción", agregó.

"El audio que ha encendido el debate en las redes, en el que la directora de Comunicación del ICRT parece regañar a un grupo de directores de programas en la radio cubana por permitir a locutores, periodistas y colaboradores con voces 'platinadas', a su juicio 'suaves, amaneradas y afeminadas', confirma la homofobia institucionalizada de la que fui víctima", sostuvo.

También agregó que en lo que cientos de usuarios exigen su renuncia del cargo que ocupa, el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) ha enviado a uno de sus activistas, el periodista Francisco Rodríguez Cruz, a pedirle cuentas a Yusimy, pero la ejecutiva no ofrece disculpas y se hunde más en su callejón sin salida argumentado que el audio en cuestión fue manipulado.

"Clotilde Serrano, Bárbara Betancourt y Yusimy González, entre muchos otros, son solo la expresión de algo mayor: la política de exclusión de la Revolución Cubana dictada por Fidel Castro", denunció el periodista.

Según dijo Gutiérrez en su relato, estas trabas y prejuicios para ejercer su profesión explican por qué se fue de Cuba: "Siempre quise esperar el momento oportuno para contar mi historia sobre el por qué emigrar era la solución inminente y alejarme de Cuba sería el comienzo de mis pretensiones", declaró.

Esta semana comenzó a circular en redes sociales un audio filtrado en el que Yusimy González Herrera, directora de Comunicación y Contenido del Instituto de Radio y Televisión Cubano, declaró sy completo rechazo a lo que llama “voces platinadas” en los locutores masculinos de la radio.

“Las voces platinadas son voces blandas, voces suaves, voces amaneradas. Y no es solamente de locutores. Son periodistas y son colaboradores. Hay colaboradores… ¡Señor mío!”, dijo la directiva.

A raíz de los muchos comentarios y la polémica desatada al respecto, Yusimy dijo que el audio filtrado donde se escuchan sus comentarios homófobos fue manipulado.

"Lamento que se haya lastimado a las personas con un audio manipulado. Quien debe sentir culpa es la persona que manipuló ese audio y que lo utilizó para lastimar a otras personas y hacerlas sentir excluidas, para humillarlas hasta cierto punto", dijo en una entrevista al periodista oficialista Francisco Rodríguez.

No obstante, muchos cubanos se han unido a exigir a Yusimy González Herrera que dimita de su cargo.

“Exigimos la inmediata renuncia de esta funcionaria de un medio público cubano, y las disculpas del ICRT ante semejante afrenta a los profesionales LGBTIQ que laboran en ese medio. La homofobia en Cuba sí es institucional, y ello es anticonstitucional, ilegal, y simplemente una vergüenza”, dijo un cubano en redes sociales.

En medi ode esta situación el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), dirigido por Mariela Castro, dijo que Yusimy "utiliza expresiones que pudieran ser calificadas como discriminatorias en un análisis sobre el trabajo de locutores, periodistas y colaboradores de la radio cubana", y se limitó a decir que dialogarían con la funcionaria.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985