Cola en mercado en Cuba Foto © Granma

Prohíben entrar a tiendas de canastilla en CUC a las embarazadas y madres con niños

Embarazadas y madres cubanas han denunciado en redes sociales la disposición gubernamental que les prohíbe entrar a comprar a tiendas de canastilla, presuntamente para protegerlas del coronavirus

En un post de Facebook la periodista oficialista Rouslin Navia afirmó que en las tiendas TRD de La Habana "se está impidiendo la compra de canastilla justo a quienes la necesitan" por órdenes de "arriba"; una medida que en medio de la escasez que padecen los cubanos solo beneficia a los revendedores de toallitas húmedas y pañales desechables

"Y entonces, ¿quiénes pueden acceder sin problemas ni limitaciones a estos productos? Los consabidos revendedores...", afirmó. 

Sobre esta "orientación 'de arriba' que nadie puede especificar de dónde vino, ni qué resolución la ampara", la periodista matancera comentó que "la sensibilidad no puede desaparecer en momentos críticos como estos que se viven en Cuba hoy".

Post de Rouslin Navia en Facebook. Foto: Captura de pantalla

Asimismo, consideró "un error gigantesco que se nos esté 'cuidando' de la manera equivocada. La considerada 'población vulnerable' lo que necesita son más facilidades para acceder a estos productos, no más trabas y obstáculos", expresó en su post.

Comentó, además, que "La Habana está en fase 1 aún, y si se puede llevar a un niño al zoológico, o se permite salir a cuestiones básicas como la compra de artículos de primera necesidad, por qué se les impide la entrada a estas personas en las TRD, si están haciendo uso de su derecho y cumpliendo las medidas de distanciamiento social y usando los medios de protección (mascarilla)?". 

Rouslin Navia, quien está embarazada de 36 semanas, explicó que "hay una realidad que no se puede ignorar: la embarazada tiene más posibilidades de comprar lo que necesita que su esposo. Y la razón es clara: la embarazada o la mujer con su bebé no hacen cola, y pueden acceder al producto antes de que los revendedores lo acaparen".

"Sus esposos en cambio deben hacer la cola y quedarse con las manos vacías en el momento de comprar porque el producto se agotó", lamentó en su publicación.

Explicó que estas son las razones por la que decenas de embarazadas, a pesar de ser población vulnerable ante el COVID-19, están "tratando de hacer sus compras sin mediaciones de nadie".

"Es la forma más segura de garantizar el acceso a pañales, toallitas húmedas, etc. Y también porque muchas no tienen quién les haga el favor de pasarse 6 horas en una cola: madres solteras, o con esposos que trabajan", consideró. 

En su publicación también añadió capturas de pantalla de otros post donde varias mujeres confirman que también les negaron el acceso a las secciones de canastillas de las tiendas por estar embarazadas o llevar niños. 

Denuncia insertada en Post de Rouslin Navia / Foto: Captura de pantalla

Una de las foristas contó que en Matanzas un funcionario discutió con una embarazada que estaba haciendo la cola en la tienda La Sirenita y todo terminó en parto pretérmino por el disgusto y la alteración que causó el hombre a la mujer. 

Otra usuaria de la red social sugirió que "sería una buena opción que hicieran un módulo en TuEnvío con culeros, toallitas, jabones, gel de baño y otros artículos de primera necesidad para embarazadas y niños pequeños", mientras otra mujer, Mayelín Horta, dijo que los disgustos por este motivo le provocaron hace años una cesárea de emergencia. 

"Ellos todos son unos desmadrados, seguro no les hace falta nada de lo que tú expones. Y te cansarás de exponer y verás que es por gusto. La madre que los Parió a todos¡¡¡¡", afirmó indignada. 

Hace dos semanas el régimen cubano publicó la lista de productos que seguirían disponibles en las tiendas en CUC del país, tras la apertura de los polémicos establecimientos de venta en USD. 

Entre los productos de aseo ofertados en CUC se encuentran las almohadillas sanitarias, los culeros desechables y las toallitas húmedas, artículos muy demandados por las mujeres de la isla, en especial las embarazadas o madres con niños pequeños. 

Sin embargo, estas deben conseguir tales ofertas a través de revendedores que comercializan a un precio cuatro veces mayor las mercancías obtenidas. 

Un paquete de toallitas húmedas de 2.60 CUC luego es revendido por los acaparadores a 10 CUC.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985