Balseros cubano-venezolanos interceptados por Colombia Foto © Twitter Armada de Colombia

Otro éxito de la alianza castro-chavista: Ya produce balseros

La alianza castro-chavista ha conseguido implantar un récord Guinnes con la producción de los primeros siete balseros bilaterales, detenidos en el Caribe colombiano rumbo a Panamá, a bordo de una frágil embarcación.

Los medios de comunicación del mundo apenas se han hecho eco de este nuevo triunfo del socialismo del siglo XXI, que se inauguró expropiando las colindancias con la casa caraqueña de Simón Bolívar, luego cambió salud y educación por lealtad incondicional al caudillo Hugo, protegido por los Dioses de la sabana hasta un día; y ha acabado sin gasolina y sin comida.

Venezuela es el país del mundo con mayores reservas de combustibles fósiles declaradas y el tardocastrismo fue hábil ordeñando la faja petrolera del Orinoco, pero obviando que el sistema populista de OFICODA y misiones con nombres engañosos, solo conduce a la pobreza, el desarraigo y la emigración.

A muchos, la cifra de siete balseros cubano-venezolanos les parece escasa, pero es el mismo número de fusiles que Fidel y Raúl Castro Ruz lograron juntar en el reencuentro de Cinco Palmas, tras el naufragio de Las Coloradas y el desastre de Alegría de Pío; y acabaron ganando la guerra e implantando la Empresa Consolidada de Balseros (ECB), con picos de producción en Camarioca (1963), Mariel (1980) y Maleconazo (1994).

La ECB ha sido una de las pocas empresas comunistas rentable porque sustituye importaciones y convierte al balsero exportado en emisor de remesas hacia las cajas fuertes de Fidel y Chávez, los revolucionarios que más han hecho por la carpintería de ribera y la flotabilidad universal en los últimos 50 años.

Una vez que el movimiento de racionalizadores e innovadores, en cooperación con los sindicatos de marina y pesca y tropas guardafronteras perfeccionen el mecanismo de suelta de balsas, los afortunados cubanos y venezolanos que sean elegidos como miembros de las primeras tripulaciones tendrán el honor de asistir como invitados a la inauguración de un complejo industrial para producir una, dos, tres muchas tarjetas de plástico respaldadas en dólares.

Los mediocres y envidiosos se pasan el día criticando a las revoluciones cubana y venezolana por su dependencia del dólar norteamericano, vil metal que conmueve a revolucionarios del orbe, pero su rabia demuestra la ignorancia de la estrategia de los invictos comandantes Chávez y Castro, que se reduce a arrebatar al enemigo, sea real o inventado, el fruto de su esfuerzo, incluida su moneda.

La marina colombiana, que rescató y detuvo a los siete apóstoles de la nueva misión bolivariana-martiana, guarda discreto silencio sobre los detalles de la operación, aunque fuentes próximas a la comandancia de Urabá comentaron, extrañados, que los balseros viajaban con estampas de María Lionza y de la Caridad del Cobre y fotos de Fidel y Hugo, los más insignes grumetes de derrota.

El himno elegido por la alianza castro-chavista para la "Misión Mar adentro" es la tonada "Tiburón", de Willie Colón y Rubén Blades, que no cobrarán Derechos de autor por el cruel bloqueo imperialista y las sanciones de Donald Trump:

Ruge la mar embravecida
Rompe la ola desde el horizonte
Brilla el verde azul del gran caribe
Con la majestad que el sol inspira
El peje guerrero va pasando
Recorriendo el reino que domina
Pobre del que caiga prisionero

Hoy no habrá perdón para su vida
Es el tiburón que va buscando
Es el tiburón que nunca duerme
Es el tiburón que va acechando
Es el tiburón de mala suerte...

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985