Cola para perritos, café y detergente, en La Habana Vieja. Foto © CiberCuba

Más de 100 personas hacen cola para comprar perritos, café y detergente en La Habana Vieja

Las colas siguen invadiendo la Isla de Cuba. Sin cumplir la distancia mínima de seguridad que aconsejan las autoridades sanitarias debido a la pandemia del coronavirus, más de un centenar de personas se concentraron este viernes en la tienda en CUC ubicada en Habana y Teniente Rey, de La Habana Vieja, para comprar perritos, café y detergente, según informó una lectora de CiberCuba, que optó por no pedir el último porque estaba convencida de que no alcanzarían los productos hasta ella.

"Prefiero comprarlo a sobreprecio. Esa matazón se monta cada vez que sacan productos de primera necesidad en esa tienda. El café de la bodega lo dan mensual, pero no alcanza. Estas colas son de siempre, pero desde que empezó la pandemia es peor. Esa estaba muy extendida y cogía una cuadra entera" dijo a este diario.

Quien sí se atrevió a hacer la cola fue un vecino del Cerro, Consejo Latino, que se puso en contacto con CiberCuba para denunciar su inconformidad con la medida que obliga a los consumidores habaneros a comprar únicamente en el municipio donde residen, so pretexto de reducir la movilidad para frenar la propagación del coronavirus.

Cola para el pollo este sábado en el Cerro. Foto: CiberCuba

"En la mañana de hoy mi familia y yo hicimos una cola inmensa para comprar pollo y resulta ser que la mitad de las personas no alcanzamos. Estoy indignado hasta más no poder. La Habana está en cuarentena obligatoria y los que vivimos en el Cerro (Consejo Latino), tenemos que comprar en la tienda del estadio (Latinoamericano) de la calle 20 de Mayo y no podemos comprar en otro lugar. ¿Cómo es posible que no traigan suficiente pollo para todo el mundo? Hoy nos quedamos sin comer porque no puedo comprar en otro lugar. Esto es un infierno", señaló por WhatsApp a este periódico.

Colas para el pollo este sábado, en el Cerro. Foto: CiberCuba

"Ya es hora de que el mundo se entere de la impunidad y las injusticias que hay en este país. Abajo la dictadura. Viva la libertad", escribió desde La Habana.

El economista cubano Oscar Fernández ya ha advertido de que la obligación de comprar en el mismo municipio no minimiza los contagios de coronavirus y agrega tensiones, sobre todo, a los habaneros que no viven en la dirección que recoge su carnet de identidad.

También en Santiago de Cuba

Pero las colas no son un fenómeno exclusivo de La Habana. Desde Santiago de Cuba, otro lector de este portal de noticias envía imágenes de las colas en la tienda MLC Agua y Jabón, de la capital santiaguera. "Las personas duermen aquí. En la cola había una señora con cinco tarjetas para comprar. Hay que hacer la cola porque es donde único venden champú. Ahora aquí en Santiago los hombres compran los lunes, miércoles y viernes y las mujeres, martes y jueves. En esta tienda lo quitaron, pero sigue en algunos lugares. Yo no me meto en esa cola, prefiero hacer otros arreglos", señaló por WhatsApp.

Mientras en las tiendas hay colas, en los hoteles de Santiago es difícil encontrar algo para desayunar. Este mismo lector dijo a este periódico que estaba en el Hotel Las Américas y aunque está abierto, los camareros no tienen nada que hacer.

Hotel Las Américas, de Santiago de Cuba, donde este viernes no había nada que desayunar. Foto: CiberCuba

"Ya he ido a dos lugares del Estado para intentar desayunar y nada. Y eso que este hotel es para extranjeros, pero no hay turismo", recalcó.

¿Otro Período Especial?

Pese a que la prensa oficialista minimiza el impacto del desabastecimiento, la situación económica de Cuba es sumamente difícil y se nota ya en las calles del país. A la escasez crónica que padece la Isla se suman ahora las restricciones y consecuencias de la crisis global del coronavirus. 

Las autoridades cubanas, que mantienen las fronteras aéreas cerradas desde el 24 de marzo, enfrentan la caída del turismo extranjero, una de las principales industrias del país, que previsiblemente cerrará el año en números rojos, pese a que los vuelos de turistas a los cayos se han reanudado este viernes.

Este descenso de la llegada de visitantes extranjeros empezó a notarse ya a finales de 2019 (antes de la COVID-19) con un recorte del 6% en el arribo de turistas debido a los efectos de las limitaciones de Washington a los cruceros, viajes en barco de recreo y aviones privados de ciudadanos estadounidenses a Cuba.

En abril pasado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronosticó que la economía cubana caería un 3,7 por ciento en 2020, debido a los efectos globales de la pandemia del coronavirus. Poco, comparado con el hundimiento de hasta un 12,1 por ciento del PIB de la zona euro en el mes de junio, según el FMI.

A esto hay que sumar que la Isla está considerada como uno de los tres países con menos libertad económica del mundo, sólo superada por Venezuela y Corea del Norte.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985