El bebé Nick Foto © Facebook / Patty Torres

Bebé de 10 meses con muerte cerebral en hospital de Texas será trasladado a su hogar

El bebé Nick será trasladado a su hogar desde el Texas Children's Hospital de Houston, tras varios días de habérsele declarado muerte cerebral, una condición que sus padres se han negado a aceptar.

La familia ha librado una dura pelea con la administración del centro para mantener el pequeño conectado a un respirador artificial, a pesar de que los médicos indicaron que no se podía hacer más para salvarlo.

En adelante, Nick seguirá conectado al aparato desde su hogar y contará con monitoreo permanente, mientras sus padres esperan que ocurra un milagro.

El traslado lo decidió la medicatura forense del condado de Harris, en Texas, después de que sus padres accionaran legalmente para que no fuera desconectado del respirador, según explica un reporte de Univision.

“Yo creo que lo más humano para la familia es permitirles que se lleven al niño”, dijo el doctor Joseph Varón al citado medio, quien orienta a los padres en cuanto a la estadía de Nick en casa. Según declaró el médico, su única intención es mitigar el sufrimiento de la familia, pero las circunstancias del caso son únicas.

“Es un caso que tiene problemas éticos, legales, económicos, que pueden romper una familia. Entiendo los estatutos legales y también entiendo que la definición de muerte cerebral incluye que la persona está muerta completamente”, explicó.

Nick llegó al hospital el pasado 24 de septiembre, después de que sus padres lo hallaran inconsciente en la tina de baño donde, según manifestaron, cayó por accidente. Los médicos opinaron que la falta de oxígeno le provocó una lesión que resultaría en muerte cerebral.

No obstante, sus padres se niegan a desconectarlo, asegurando que el niño morirá solo cuando su corazón deje de latir. Ellos se mantienen atados a la idea de que el pequeño, de un momento a otro, deje de depender de los aparatos, aunque los especialistas afirmen lo contrario.

La fecha para que el pequeño fuera desconectado había sido cambiada tres veces por un tribunal de apelaciones del condado de Harris.

“El código de salud de Texas dice que, si una persona ya es considerada muerta, el hospital no tiene obligación de mantenerla conectada a un ventilador y la pueden desconectar. En este caso la familia ha explorado otros hospitales para que acepten el cuerpo del niño y ningún hospital lo ha hecho”, explicó con anterioridad la abogada Silvia Mintz.

“Cuando tú tienes una evaluación de muerte cerebral en la cual estás seguro que el paciente tiene una muerte cerebral basado en los estudios que se les pueden hacer, en ese momento la persona está muerta y no hay vuelta atrás, desafortunadamente”, dijo el doctor Varón.

Ana Patricia Torres, madre del bebé, pidió ayuda desesperadamente en varias ocasiones para conseguir llevar a casa a su bebé. “Su corazón late por sí solo, la sangre corre por sus venas”, expresó en Facebook a comienzos de octubre.  

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985